Caja de las Ágatas

Caja de las Ágatas
Oviedo - Catedral, Camara Santa 03.jpg
Creación 910
Ubicación Cámara Santa de la Catedral de Oviedo
Estilo Prerrománico
Material Madera de ciprés
Dimensiones 16,5 x 42,4 x 27,1 cm
Peso 7.420 gramos
[ editar datos en Wikidata]

Caja de las Ágatas. Arqueta destinada a guardar reliquias que se encuentra en la Cámara Santa de la Catedral de San Salvador de Oviedo.

La Caja de las Ágatas fue donada a la Catedral de San Salvador de Oviedo, en el año 910, por el infante Fruela de Asturias, hijo de Alfonso III el Magno, y por su primera esposa, Nunilo Jimena.

Está considerada, junto con la Cruz de la Victoria, la Cruz de los Ángeles y la Arqueta de San Genadio, una de las cuatro obras cumbres de la orfebrería prerrománica asturiana.

Historia

La Caja de las Ágatas fue realizada a principios del siglo X. Fue donada a la Catedral de San Salvador de Oviedo, en el año 910, por el infante Fruela de Asturias, hijo de Alfonso III el Magno, y por su primera esposa, Nunilo Jimena. Cuando la caja fue donada Alfonso III el Magno y su esposa, la reina Jimena de Asturias, que habían donado a la Catedral de Oviedo la Cruz de la Victoria, aún vivían.

En 1934, durante la Revolución de Asturias, la Cámara Santa de Oviedo fue dinamitada por los revolucionarios, y las reliquias y objetos allí conservados, incluidas la Cruz de los Ángeles, el Arca Santa y la Caja de las Ágatas, sufrieron graves desperfectos y hubieron de ser restauradas en 1942. No obstante, la restauración de 1942 ha sido considerada por diversos historiadores como una violación de los principios arqueológicos, artísticos e históricos, pues en algunos casos los daños fueron reparados sin tomar precauciones que permitieran posteriormente diferenciar los elementos originales de los añadidos.[1]

En 1977 se cometió un robo en la Catedral de Oviedo. La Caja de las Ágatas fue sustraída y posteriormente recuperada, aunque la placa colocada en el remate de su tapa no fue localizada hasta el año 1989. No obstante, y debido a los graves desperfectos que sufrió, hubo de ser restaurada por la Comisión para la restauración de las Joyas Históricas de la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo, presidida por el presidente del cabildo catedralicio ovetense, y creada para reparar los daños causados por el robo de 1977. La comisión entregó la Cruz de los Ángeles y la Caja de las Ágatas a la catedral, después de haber sido restauradas, el día 14 de septiembre de 1985, y ambos objetos volvieron entonces a la Cámara Santa de Oviedo.[2]

Other Languages