Caja Costarricense de Seguro Social

CCSS
Caja Costarricense del Seguro Social
Caja Costarricense del Seguro Social.png

Edificio Caja Costarricense del Seguro Social.jpg
Sede central.
Información general
AcrónimoC.C.S.S
TipoInstitución del Estado
Fundación1 de noviembre de 1941
PaísFlag of Costa Rica.svg Costa Rica
SedeBlason de San José (Costa Rica).svg San José
Organización
DirecciónFernando Llorca Castro (Presidente Ejecutivo)
Empleados53 494
Sitio web

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), también conocida como la Caja o el Seguro, es la institución pública encargada de la seguridad social en la República de Costa Rica. Su sede central está ubicada en la ciudad de San José, entre las avenidas segunda, cuarta, las calles quinta y séptima. Como un ente semiautónomo fue creado el 1 de noviembre de 1941 mediante la Ley Nº 17 durante la administración del Dr. Rafael Angel Calderón Guardia, pero sufriría una importante reforma el 22 de octubre de 1943, al constituirse en una institución autónoma, destinada a la atención de la población obrera y mediante un sistema tripartito de financiamiento. Su formación y funcionamiento están salvaguardados en los artículos 73 y 177 de la constitución política de la Nación.[1]

En la actualidad, con un vasto calibre de casi 30 hospitales —algunos de los más destacados en Iberoamérica— y más de 1000 Ebais, la Caja Costarricense del Seguro Social es considerada una de las mejores y más prestigiosas instituciones de salud y seguridad social del planeta entero, cuyo sistema universal de funcionamiento señalado como una destacada eficacia ha llevado al país a posicionarse en muchos de los niveles de salud más optimistas del hemisferio.[6]

Función

La Caja Costarricense del Seguro Social coordina y ejecuta programas tanto de prevención (vacunación, información sanitaria, etc.) como de curación (cirugías, radioterapia, farmacia, exámenes clínicos, etc.), abarcando a un gran sector de la población costarricense, así como a partir de los años 1990 atiende a la considerable población inmigrante que habita en el país.

Entre sus competencias se encuentra además la de satisfacer las necesidades conforme van apareciendo; comenzar a prevenir los riesgos y ayudar a que cualquier individuo o familia que haya sufrido una incapacidad o situación desventajosa se pueda rehabilitar y adaptar de la mejor manera posible a esta situación.

Por otro lado, la asistencia médica es la prestación más necesitada por la población asegurada, especialmente los servicios de hospitalización que registran un total de 343.078 egresos para 2013, con una ocupación del 86% y la realización exitosa de 178.642 cirugías. Asimismo, los servicios de maternidad registran para el mismo periodo un total de 66.191 partos y 66.223 nacimientos.[2]

Finalmente, la atención externa apunta una realización de 13 millones de consultas y 5.5 millones de atenciones de urgencia durante el mismo año, con un despacho gratuito de 77 millones de medicamentos —una de las tasas por persona más altas del planeta—, 62 millones de exámenes clínicos, 118.000 mamografías y 301 ultrasonidos.[2]

Actualmente, esta institución administra dos grandes seguros: salud y pensiones. También provee un régimen no contributivo (RNC) de jubilación.

Seguro de salud

Llamado también Seguro de Enfermedad y Maternidad (SEM), inicia en 1942 y tiene como objetivo otorgar atención médica, económica y social a los trabajadores asegurados y sus familiares.

Entre los principales servicios brindados por la CCSS y que dependen de este seguro se encuentran: la asistencia médica general, especializada y quirúrgica, los subsidios en dinero y los servicios de farmacia, laboratorio, odontología y prestaciones sociales.

Tiene derecho a él por el seguro familiar: la esposa o compañera de los asegurados y los hijos solteros menores de 18 años, así como los estudiantes de enseñanza media o técnica menores de 22 años y los menores de 25 años cuando cursen estudios de enseñanza superior.

También puede obtenerlo la madre del asegurado si depende económicamente de él; el padre si es mayor de 65 años o menor de esa edad en situación de invalidez; los menores de edad entregados en custodia definitiva por el patrono o Juzgado Tutelar de Menores y el esposo inválido o estudiante menor de 22 años que dependa económicamente de la esposa.

Seguro de pensiones

Llamado también de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), el objetivo fundamental de este seguro obligatorio establecido en 1947, consiste en garantizarle al asegurado y a sus familiares una protección básica como pensión.

En la actualidad se otorga el beneficio por invalidez a los asegurados menores de 65 años que hayan aportado el número de cuotas según la edad y que por alteración o debilitamiento de su estado físico o mental hayan perdido dos terceras partes o más de su capacidad de desempeño de su profesión, su actividad habitual u otra compatible con ésta y que por tal motivo no puedan obtener una remuneración suficiente para su subsistencia y la de su familia. En el caso de la pensión por vejez, tienen derecho a retirarse con ellas las mujeres aseguradas que alcancen los 59 años y 11 meses que cuenten con 466 cuotas; y los hombres asegurados de 61 años y 11 meses que hayan aportado 462 cuotas.

Régimen no contributivo

Centro para radioterapias del Hospital México.

El Seguro administra además el Régimen No Contributivo (RNC) para pensiones, el cual tiene como fin ayudar económicamente a aquellas personas cuyo ingreso mensual es inferior o igual a la línea de pobreza vigente calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) y que no hayan cotizado para ninguno de los seguros anteriores o no hayan cumplido con el número de cuotas reglamentarias.

Los beneficios de este régimen se otorgan a personas adultas mayores, personas inválidas, viudas desamparadas, menores huérfanos e indigentes, que por razones bien fundamentadas se les imposibilita incorporarse a un trabajo remunerado y su condición económica no les permita satisfacer las necesidades básicas de subsistencia.

Este régimen, creado en diciembre de 1974, constituye uno de los principales programas que financia el Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (FODESAF), mediante un aporte de al menos 10.35% de lo recaudado por concepto del impuesto sobre la renta y el 5% de recargo sobre planillas de los patronos públicos y privados, con algunas excepciones.

Actualmente se encuentran a cargo de este sistema el Programa de Pensiones Ordinarias y el Programa de Pensiones por Parálisis Cerebral Profunda y otros padecimientos (Ley 8769).

Other Languages