Café de Paris

Una « entrecôte Café de Paris», tal como se sirve en el restaurante Le Relais de Venise de París, que en Francia fue el primero de los «restaurantes de la entrecôte». A pesar de su nombre, la salsa Café de Paris no nació en París, sino en Ginebra, Suiza.

La salsa Café de Paris o mantequilla[2] ) pretende todavía hoy en día ser el único poseedor del secreto de la receta original de la misma. Esta salsa, por lo tanto, al contrario de lo que cabría pensar, no es de origen francés, sino suizo, y lleva el nombre del restaurante con el que alcanzó su popularidad. Aun así, tres restaurantes de Francia (dos en París y uno en Tolosa), pertenecientes a dos hijas y un hijo del francés Paul Gineste de Saurs, pretenden poseer también el secreto de la receta y sirven su propia versión de la entrecôte Café de Paris. Tanto el establecimiento original suizo como los tres establecimientos franceses se han convertido ya hoy en día en cadenas de restaurantes, con brasseries de tipo francés abiertas en numerosas ciudades del mundo.

Historia

El establecimiento original Café de Paris en la calle rue du Mont-Blanc de Ginebra, Suiza, donde la salsa Café de Paris y su receta de entrecôte fueron popularizadas.
Dos entrecôtes enteras, con diferentes términos de cocción, sobre un fondo de salsa Café de Paris.

La salsa comienza su historia en el año 1930 cuando Monsieur Boubier y su esposa, propietarios del restaurante Le Coq d'Or ('El Gallo de Oro', situado en Ginebra, Suiza) pusieron a punto una salsa compuesta de especias, hierbas y otros ingredientes mezclados en una base de mantequilla.[5] a raíz del éxito obtenido, Arthur-François Dumont tomó la decisión de modificar el concepto de su restaurante, haciendo que a partir de entonces el único plato propuesto en el Café de Paris fuese la porción de una entrecôte, pero fileteada en secciones y bañada en la famosa salsa.

El francés Paul Gineste de Saurs creó una receta propia, en imitación de la que había sido lanzada en Suiza. De este modo, en 1959, y con la intención adicional de tener en París un establecimiento en el que poder vender los vinos de su propiedad[11]

Los restaurantes originales, el de la rue Mont-Blanc en Ginebra y el del Bulevar Pereire en París, siguen abiertos, aunque rebautizados respectivamente como Café de Paris - Chez Boubier (en Ginebra) y Le Relais de Venise – L'Entrecôte (en París).

Other Languages