Café Comercial

Fachada del Café Comercial en abril de 2017.

El Café Comercial es un establecimiento de Madrid situado en el número 7 de la glorieta de Bilbao esquina a la calle de Fuencarral, fundado el 21 de marzo de 1887, durante la Restauración borbónica en España.[4]

Historia

Abierto como café en 1887, ocupó el local de un edificio de nueva construcción, propiedad de la condesa de la Romera.[3]

En 1906 el local había cambiado de propietario, si bien el nuevo dueño, Narciso Pérez de Muniain, mantuvo los conciertos de música en directo y por gramófono, y la costumbre de alquilar el salón para banquetes. Solo tres años después, en 1909, el café pasó a manos de Arturo Contreras Sepúlveda, responsable de que el establecimiento perdiera el “gran” que tuvo casi desde su fundación.[3]​ Su popularidad y casticismo inspiró la estrofa de un chotis compuesto por Marcial Guareño:

Quiere usted tomar

un café rico,
acuda al Comercial

que es exquisito.

Durante la guerra civil española fue uno de los establecimientos gestionado por los propios trabajadores.[5]​ Entre los años 1951 y 1952 se renovó por completo, incluyendo moderna maquinaria industrial además de la decoración (que llegaría a conservarse hasta el inicio del siglo XXI.

Su historial presume de haber sido el primer café de Madrid en servir platos combinados (algo realmente improbable), y en la segunda mitad del siglo XX fueron famosos el chocolate con churros y los picatostes (tipismo gastronómico común a la mayoría de los cafés de Madrid). Al parecer fue también uno de los primeros cafés en emplear camareras.[5]

Cierre y reforma

Café Comercial el 29 de julio de 2015, dos días después de su cierre temporal.

El Café Comercial cerró temporalmente el 27 de julio de 2015.[9]

En 1999 fue colocada una placa del Ayuntamiento de Madrid sobre la fachada, encima de la puerta giratoria y entre los balcones del salón del primer piso, ponderando su significado histórico en la vida de la Villa.[4]

Other Languages
français: Café Comercial