Cable HTS

Cables eléctricos para el acelerador de partículas de la CERN: arriba, cables conductores normales para el LEP; abajo, cables superconductores para el LHC. Se observa la drástica reducción de sección necesaria.

Los cables de superconductor de alta temperatura, o cables de HTS de las siglas inglesas de High-temperature Superconductor, o más abreviado cables HTS, son cables para el transporte de la electricidad que se enfrían con nitrógeno líquido para conseguir la propiedad de la superconductividad, lo que les permite tener un precio asequible para proyectos industriales o de obras públicas y no únicamente en proyectos de investigación.

Historia de la superconductividad

La superconductividad es la propiedad física de conducir la electricidad con resistencia nula o próxima a esta y sin pérdidas de energía, y fue conseguida y detectada en 1911 por el físico holandés Heike Kamerlingh Onnes que la descubrió enfriando lo suficiente al mercurio, 4,2  K (-269  °C). Algunas fuentes indican que el hallazgo tuvo lugar cuando Onnes pidió a un alumno que midiera la resistencia eléctrica del mercurio. El alumno regresó con la noticia de que la resistencia del metal desaparecía misteriosamente cuando la temperatura de la muestra alcanzaba los 4,2 K. Onnes le solicitó que volviera al laboratorio a encontrar el "error" que había cometido. Tras repetir varias veces la experiencia llegaron a la conclusión de que habían realizado un descubrimiento histórico. Onnes recibió el Nobel de física en 1913 por él

En años posteriores se encontraron muchos más materiales que poseían esta propiedad cuando se les enfriaba por debajo de un cierto punto crítico, la llamada temperatura crítica. La desaparición de la resistencia eléctrica no es la única propiedad asombrosa de los superconductores si no también su comportamiento frente a un campo magnético.

Other Languages