Cabezo de Alcalá

Cabezo de Alcalá es un conjunto arqueológico localizado en las cercanías de Azaila, en la comunidad de Aragón ( España). El conjunto comprende una acrópolis, varias edificaciones colindantes y una necrópolis celta.

Actualmente, está considerado como BIC (Bien de Interés Cultural) (fue declarado Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931[1] ).

Historia

Vista de la acrópolis, con restos de torres al fondo

La acrópolis fue inicialmente poblada por celtas de la cultura de los campos de urnas hacia el siglo IX a. C. Ocuparon la cima amesetada de un cabezo en las cercanías del río Aguasvivas, que les proporcionaba una fácil defensa y una relativa cercanía al agua. La estratégica posición permitía controlar el valle de dicho río. También se ha conservado la necrópolis, un campo de urnas. La ciudad celta fue destruida durante las guerras púnicas, hacia el siglo III a. C., y sus restos se encuentran bajo el nivel que se puede visitar.

Fue reconstruida por indígenas íberos, probablemente sedetanos. La ciudad se extendía más allá de la acrópolis conservada, con un barrio comercial (conservado) y casas de agricultores y clases más desfavorecidas extramuros. Estos barrios y casas no están excavadas y en parte han sido destruidas por actividades agrícolas y económicas modernas. En total se calcula una población aproximada de unos 3000 habitantes. La población se fue romanizando paulatinamente, aunque manteniendo su carácter nativo.

La destrucción de esta segunda población fue a raíz de las Guerras Civiles Romanas o Guerras Sertorianas. En el año 75 ó 76 a. C. las tropas de Pompeyo pusieron sitio a la ciudad, partidaria de Sertorio. Para poder entrar en el recinto amurallado, construyeron una rampa ( agger) con los materiales de las casas de los barrios externos y argamasa ( caementicium). La rampa les permitió atravesar el foso y las murallas, con lo que consiguieron entrar destruyendo todo a su paso. La ciudad no volvió a reconstruirse.

No se conoce el nombre antiguo de la ciudad aunque algunos de los investigadores han propuesto que se trata de Sedeisken, la capital de los sedetanos, y otros sitúan aquí la ceca de Belikiom. Últimamente se tiende a negar esta posibilidad debido a que la existencia de la ciudad de Sedeisken se conoce por inscripciones monetales y en Cabezo de Alcalá no se acuñó moneda. Aparte de marcas de alfarero en las magníficas cerámicas halladas, no se han encontrado otros textos de importancia.

Other Languages