Códice Colombino-Becker

Códice Colombino-Becker
Mesoamerican ballgame (Codex Colombino folio 2).png
Detalle del folio 2 del códice Colombino mostrando un partido de juego de pelota mesoamericano
Otros nombres Códice Alfonso Caso
Autor Desconocido
Fecha ca. Siglo xii
Idioma Mixteco ( pictográfico)
Procedencia Tututepec, Oaxaca, México
Ubicación Códice Colombino: Biblioteca Nacional de Antropología e Historia ( Ciudad de México, México)
Códice Becker I: Museo de Etnología ( Viena, Austria)
[1]
[ editar datos en Wikidata]

El códice Colombino-Becker es el nombre que reciben en conjunto el códice Colombino y el códice Becker I, dos manuscritos prehispánicos pertenecientes a la cultura mixteca que originalmente formaban parte de un mismo documento.

El códice Colombino-Becker fue elaborado en Tututepec, en el actual estado mexicano de Oaxaca, durante el siglo XII. Es un documento de carácter mitohistórico que ilustra partes de la vida de los gobernantes mixtecas Ocho Venado y Cuatro Viento. El códice se encuentra elaborado sobre una tira de piel de venado curtida, doblada a manera de biombo para formar láminas individuales. Las ilustraciones del códice son de carácter pictográfico, estilizadas e iluminadas con pigmentos de base vegetal.

El códice fue dividido durante los primeros años de la conquista. Sus dos partes permanecieron el área oaxaqueña de la Mixteca hasta el siglo XIX, en parte por su estrecha relación con la familia Villagómez, un linaje de caciques indígenas de esta área. El códice Becker I salió de México en manos del coleccionista alemán Philipp Becker, después de cuya muerte se donó al Museo de Etnología de Viena, Austria. El códice Colombino permanece en México bajo resguardo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia en la ciudad de México, y es el único códice prehispánico que permanece en el territorio de este país.

El códice mixteco "Colombino-Becker" se localiza en Tututepec en el estado de Oaxaca, México

Nombre

El códice Colombino-Becker proviene de la región costera de la Mixteca, sin embargo su nombre en mixteco, si es que lo tenía, se desconoce. Los nombres actuales de los dos fragmentos que componen al códice hacen referencia a las personas o instituciones que en algún momento los poseyeron. El códice Colombino recibe su nombre de la Junta Colombina, que lo adquirió en 1891. El códice Becker I lleva en su nombre el apellido del coleccionista alemán Philipp Joseph Becker, quien lo adquirió a mediados del siglo XIX. Becker fue también dueño de otro corto manuscrito prehispánico, conocido ahora como códice Becker II.

El arqueólogo e indigenista Alfonso Caso demostró que el códice Colombino y el códice Becker I eran fragmentos de un mismo documento. El ensamblaje hecho por Caso fue publicado por Miguel León Portilla en 1996, en esta publicación ambos fragmentos recibieron el nombre códice Alfonso Caso.[2]

Other Languages