Círculo Español de Amigos de Europa

Círculo Español de Amigos de Europa
Acrónimo CEDADE[1]
Fundación 1966
Desaparición 1993[3]
Sede central Barcelona[4]
[ editar datos en Wikidata]

El Círculo Español de Amigos de Europa (CEDADE) fue un grupo neonazi[6] Estuvo relacionado con el creador del Partido Rexista belga y General de las Waffen SS Léon Degrelle, la Jeune Europe de Jean Thiriart y los excombatientes de la División Azul afines al ideario nazi.

Historia

Los estatutos del círculo fueron aprobados en septiembre de 1966 configurándose como entidad bajo la presidencia de Ángel Ricote,[8]

En cualquier caso, pronto tuvo en Pedro Aparicio su cabeza visible, pasando paulatinamente de una primera época fascista a decantarse plenamente por el nazismo, adoptando todos sus puntos e ideas, hasta el punto de utilizar camisas pardas al estilo de las SA. En estas condiciones fue el primer grupo neonazi de notable envergadura creado en España desde el golpe de estado de 1936 que rompió con la imaginería de la Falange — muchos medios lo han comparado a este respecto con el PENS, formado poco después y que contaba entre sus dirigentes más destacados con Ernesto Milà.

Según el historiador Xavier Casals, convergió en la nueva organización un grupo heterogéneo formado por «miembros de la guardia de Franco», «exiliados nazifascistas» y jóvenes asociados a «un nazismo "wagneriano"».[4]

Ya en 1969 fue la organización anfitriona del XI Congreso de la Europäische Neue Ordnung, celebrado en Barcelona. Solo un año más tarde, el administrativo Jorge Mota Aras era elegido presidente del CEDADE. Tras 1975 el grupo se expandió prácticamente a toda la Península, creciendo su militancia de forma considerable.

Pedro Varela Geiss, propietario de la barcelonesa Librería Europa, accedió a la presidencia de CEDADE en 1978, se desinteresó de la política interna española y se centró en propagar la importancia de la cuestión étnica y las actividades históricas negacionistas con sus publicaciones distribuidas en todo el mundo. CEDADE se convirtió entonces en un núcleo pretendidamente elitista con base en un nazismo supuestamente renovado, modernizado y mejorado. Como resultado, se convirtió en un referente para el neonazismo global de aspiraciones más serias e intelectuales, pudiendo asentarse fuera de España: Argentina ( Buenos Aires y Posadas), Bolivia ( La Paz), Ecuador ( Quito), Uruguay ( Montevideo), y Francia (Aix-en-Provence) fueron los huéspedes de esta expansión.

También en 1978 CEDADE acusó al dirigente ultraderechista Blas Piñar y a su organización Fuerza Nueva de estar supuestamente al servicio del sionismo,[9] rompiendo relaciones.

CEDADE, a instancias de Pedro Varela, se especializó en el negacionismo del Holocausto, apoyando las tesis que dudan de las cifras oficiales del mismo (manteniendo contactos con Robert Faurisson, introduciendo libros de editoriales como Bright Rainbow y publicando a autores del Institute for Historical Review como Arthur R. Butz). Para facilitar su labor, creó en Alicante el Centro de Estudios Históricos Revisionistas (CEHRE), donde, de 1985 a 1990, se editaba bajo la dirección de Carlos Caballero la revista Revisión, en la que Robert Faurisson y David Irving tuvieron cabida. También por esas fechas se preparó el Centro de Estudios Revisionistas Orientaciones (CERO), dirigido desde Palma de Mallorca por J. Negreira. Ambos grupos se preocuparon especialmente del panfleto 55 cuestiones sobre el Holocausto, procedente del estadounidense Institute for Historical Review y traducido al castellano por CEDADE.

La organización desapareció en octubre del año 1993, por las sucesivas crisis políticas derivadas por el nuevo marco legal y por quedar acéfala sin la dirección de Pedro Varela, retirado efectivamente a su librería. Antes de desaparecer formalmente, CEDADE reunió en mayo de 1992 en Madrid a algunas personalidades nacionalsocialistas y revisionistas en defensa de la libertad de expresión. A la reunión asistieron entre otros muchos el argentino Horacio Punset, los alemanes Manfred Roeder y Thies Christophersen y el austriaco Gerd Honsik, todos ellos perseguidos por delitos de apología del racismo en sus respectivos países.

El líder del Partido por la Libertad, José María Ruiz Puerta "fue el último presidente de CEDADE" y ejerció como abogado del sindicato ultraderechista Manos Limpias, cuyo secretario general es Miguel Bernad Remón, "en la primera causa contra el entonces magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón".[10]

Other Languages