Burns Verkaufen der Kraftwerk

Burns Verkaufen der Kraftwerk
Episodio de Los Simpson
Episodio n.º Temporada 3
Episodio 46
Código de producción 8F09
Guionista(s) Jon Vitti
Director Mark Kirkland
Estrellas invitadas Phil Hartman como Troy McClure
Fecha de emisión 5 de diciembre de 1991 en EE. UU.
Gag de la pizarra "El desfile de Navidad no es inmundo"
Gag del sofá La familia llega al sofá, pero Ayudante de Santa está ahí, les gruñe y no los deja sentarse.[1]
Cronología
Flaming Moe's Burns Verkaufen der Kraftwerk Me casé con Marge
[ editar datos en Wikidata]

Burns Verkaufen der Kraftwerk (Burns vende la central eléctrica en alemán macarrónico), llamado Burns vende la central en España y Burns y los alemanes en Hispanoamérica, es un episodio de la tercera temporada de la serie animada Los Simpson, emitido originalmente el 5 de diciembre de 1991.[1]

Sinopsis

El capítulo comienza mostrando una charla entre el Señor Burns y Smithers. Burns se da cuenta de que es el hombre mayor de la ciudad de Springfield, por lo que se deprime, y decide vender la central nuclear, un dia se encuentra con unos empresarios alemanes, que se ofrecen a comprarle la planta por cien millones de dólares y el acepta con objetivo de perseguir otros intereses más personales y dejar de lado el mundo empresarial.

La nueva gerencia de la planta hace una inspeccion de empleados y terminan despidiendo a Homer Simpson por considerar que es un inspector de seguridad malo e ineficiente, tras darse cuenta de que durante diez años en el puesto no ha propuesto ninguna iniciativa para mejorar la seguridad de la planta, ni planea hacer alguna concreta en el futuro. También toman la decisión al ver el pésimo estado en el que se encontraban las instalaciones, que obviamente es consecuencia de la ineficiencia del propio Homer.

Debido al despido de Homer, la familia Simpson comienza a ahorrar dinero hasta que él vuelva a conseguir empleo. Homer está muy deprimido, por lo que decide ir a la taberna de Moe a tomar unos tragos. Allí se encuentra con el señor Burns, a quien Homer comienza a increpar y a atacar verbalmente por la decisión de vender la planta, que desencadenó su despido. El señor Burns también es maltratado por Bart (el niño lo pisotea) y por los amigos de Homer. A partir de esto, Burns reacciona y se da cuenta de que el dinero no sirve si no puede inspirar terror en el prójimo, por lo que decide recuperar su planta.

Por su parte, los alemanes se dan cuenta de que el deplorable estado en el que se encuentra la planta demandaría unos 100 millones de dólares en reparaciones, por lo que se plantean seriamente venderla. Casualmente aparece un comprador: el señor Burns, quien se da cuenta de la necesidad de los alemanes de deshacerse de la planta rápidamente y les ofrece unos 50 millones de dólares para comprarla: 50% menos de lo que la vendió. Finalmente los alemanes terminan aceptando la oferta,y las instalaciones vuelven a manos de Burns.

Burns le pide a Smithers que restaure su oficina (había sido convertida en una guardería), cancele reparaciones y que vuelva a contratar a Homer Simpson, argumentando que le gusta mantener a sus amigos cerca y a sus enemigos aun mas cerca, porque piensa ganarse la confianza de Homer y que el nunca sabra que la espada de Damocles pende justo sobre su cabeza y que un dia cuando menos Homer lo espere, Burns lo acuchillara . Homer recibe la llamada en su casa y se entera de que le devuelven el trabajo.

Other Languages