Brunegilda

Boda de Brunegilda y Sigeberto I en las Grandes crónicas de Francia

Brunegilda o Brunequilda, a veces llamada Brunilda (en latín: Brunichildis; Toledo, 543- Renève, 613),[1] fue una princesa visigoda hija de Atanagildo y Gosuinda. Por matrimonio llegó a ser reina de Austrasia. Participó en los conflictos y guerras contra Neustria causados por el asesinato de su hermana Galswinta, también conocida como Galsuinda o Galesvinta. Fue regente en Austrasia y Borgoña.

Primeros años

Brunegilda tenía 11 años cuando su padre Atanagildo (510-567) fue elegido rey visigodo de Hispania. Era la menor de las dos hijas del matrimonio real. Fue educada en la corte de Toledo, capital del reino visigodo, que gozaba de cierto prestigio en la época y profesaba la fe cristiana arriana.

Las difíciles relaciones políticas entre francos y visigodos habían mejorado y, alrededor de 565, Sigeberto I, rey de Austrasia, solicitó a Brunegilda en matrimonio. Sigeberto I contaba 30 años y ella 22.

Este matrimonio beneficiaba los intereses de ambos reinos. Al visigodo Atanagildo lo libraba de los problemas con los francos y le permitía concentrar sus luchas contra bizantinos y suevos; y al merovingio Sigeberto I lo reforzaba en los conflictos con sus hermanos. Sigeberto I era uno de los cuatro hijos de Clotario I, cuyo reino había sido dividido a su muerte.

Brunegilda aceptó cambiar su fe arriana por la fe católica[1] y, aportando una buena dote, celebró su matrimonio en la ciudad de Metz, capital del reino de Austrasia, en el año 566.

Escribió el obispo Gregorio de Tours, cronista de la época merovingia: «Era una joven de modales elegantes, de hermosa figura, honesta y decente en sus costumbres, de buen consejo y agradable conversación».

Al año siguiente se celebró el matrimonio de la hermana de Brunegilda, Galswinta, con el hermano de Sigeberto I, Chilperico I rey de Neustria,[1] aportando también ella una generosa dote. Este rey ya estaba casado con Audovera, con quien había tenido cuatro hijos, pero logró anular su matrimonio para esposar a Galswinta. Sin embargo, no abandonó a su amante Fredegunda. El matrimonio fracasó rápidamente debido a la actitud de Chilperico I, quien se negó a abandonar su disipada vida.

Galswinta quiso entonces regresar a la corte visigoda, pero ese mismo año murió su padre Atanagildo, debilitándose así su posición política, lo que resultó en su asesinato, atribuido a Fredegunda. Un tiempo más tarde Chilperico I contrajo matrimonio con Fredegunda.

El asesinato de su hermana provocó en Brunegilda un profundo rencor hacia ambos.[1] Exigió a Chilperico I la devolución de la dote que había aportado Galswinta, pero el rey de Neustria se negó a hacerlo.

Sigeberto I apeló a su otro hermano, Gontrán I de Borgoña, para que mediara en el conflicto. Gontran reunió a un consejo de nobles y se resolvió entregar en compensación a Brunegilda y a sus descendientes las ciudades de Burdeos, Limoges, Cahors, Bearn y Bigorra, que había recibido Galswinta como regalo de bodas. Pero el problema no se resolvió. Chilperico I aceptó de malas ganas la devolución de las ciudades y Brunegilda no olvidó el asesinato de su hermana.

Other Languages
български: Брунхилда
català: Brunequilda
čeština: Brunhilda
Deutsch: Brunichild
hrvatski: Brunhilda
italiano: Brunechilde
Latina: Brunichildis
Lëtzebuergesch: Brunhild
Nederlands: Brunhilde
norsk bokmål: Brunhilda av Austrasia
srpskohrvatski / српскохрватски: Brunhilda od Austrazije
Simple English: Brunhilda of Austrasia
slovenčina: Brunichilda
slovenščina: Brunhilda Avstrazijska
svenska: Brunhilda