Bronce Final atlántico

El Bronce Final atlántico es una fase temporal o conjunto de cronoculturas caracterizada por los depósitos de metales. En la península ibérica se data desde el 1250 a. C. hasta el 850 a. C. y se extiende desde el Algarve y Huelva hasta el golfo de Vizcaya y enlazándose con el Bronce Final atlántico continental. Se divide en tres etapas: Bronce final atlántico I (1250-1100 a. C.), II (1100-940) y III (940-850). Este proceso histórico es paralelo a las culturas de los primeros campos de urnas, de Cogotas I, de las estelas del suroeste y de la colonización fenicia. Su final coincide con los inicios de Tartessos.

Los característicos depósitos de metales aparecen en lugares fuera de contexto, por lo que es difícil estudiar esta cultura. Aparecen en ríos, rías, pasos de montaña y lugares ‘insospechados’. Incluyen espadas de lengua de carpa, fíbulas de codo, regatones y puntas de lanza, adornos y algunos aperos de monta, como bridas y bocados. El más característico es el hallazgo de la ría de Huelva, en la que aparecieron en una draga más de 400 objetos metálicos. Suele tratarse de objetos de lujo, pues el bronce estaba entre los materiales más cotizados. Se han hallado otros yacimientos en los ríos Genil, Guadalquivir, Tajo (depósito de Cabeza de Araya) y en Galicia.

La dificultad para estudiar estas culturas se acentúa por la escasez de poblados claramente identificables con este periodo y la falta de enterramientos. La ausencia estos últimos se ha relacionado con los llamados ‘enterramientos a la vikinga’, o hábito ceremonial de incineración del cadáver con el ajuar en un barco abandonado a la deriva. En la Roça do Casal do Meio se ha hallado un megalito con objetos de bronce similares a los depósitos. De los poblados, se pueden mencionar el de Setefilla, donde se ha encontrado cerámica de retícula bruñida característica del periodo y cerámica coloreada, datadas en el siglo IX a. C.

Other Languages