British Board of Film Classification

El British Board of Film Classification («Consejo Británico de Clasificación de Películas», conocido también por sus siglas BBFC), es la organización responsable de la clasificación y censura de filmes, videos y algunos videojuegos (por ejemplo la saga GTA) dentro del Reino Unido.

Historia

La BBFC fue instaurada en 1912 como la British Board of Film Censors por la industria cinematográfica (quien preferiría regentar su propia censura que tener un gobierno local o nacional que lo hiciera por ellos). Las bases legales sobre las cuales operaba, eran las de la Ley del cinematógrafo de 1909, que requería que los cinemas fueran autorizados por autoridades locales. La Ley fue puesta en práctica de acuerdo a las inquietudes sobre seguridad, consecuentes de varios incendios en escenarios inadecuados, esto determinó que el criterio para conceder o rechazar un permiso, no había que ser restringido por cuestiones de salud y seguridad. Dado que la ley ahora permitía concilios para conferir o negar licencias a los cinemas según el contenido de los filmes, pusieron en evidencia que la Ley 1909 consecuentemente, les habilitaba la introducción de censura. La industria cinematográfica, temió por las consecuencias económicas de una infraestructura censuradora sin regulación, por consiguiente estableció la BBFC a fin de tomar el proceso 'internamente' y establecer su propio sistema de auto-regulación.

Ciertos nexos informales, variando el grado de cercanía, han sido mantenidos entre la BBFC y el gobierno durante el tiempo que dicha organización ha existido. En el período anterior a la Segunda Guerra Mundial, un sistema político de censura, extenso pero extraoficial, fue implementado por la BBFC a través del representante del ministerio del interior. Como el cine se convirtió en un poderoso medio masivo, los gobiernos temían los efectos de su uso abierto para propaganda (como sucedió en la Unión soviética y la Alemania nazi), de esta manera impidieron la exhibición de cualquier expresión de controversia política en filmes británicos. Esta tendencia alcanzó su clímax durante los años 30. Subsiguiente a las protestas de la embajada alemana, después de la exhibición de una película que mostraba la ejecución de Edith Cavell (Dawn, 1928), hubo una intensa presión política por parte del ministerio del interior sobre la BBFC. Se estableció un sistema para escudriñar los guiones, por lo cual los estudios británicos estaban obligados a someter el guion cinematográfico, al análisis de la BBFC antes de que la filmación iniciara. Interesantemente, los filmes importados desde Hollywood no eran tratados estrictamente como películas británicas, por lo cual no les aplicaban alguna restricción.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la censura política de la BBFC pasó a manos de la División de Filmes del Ministerio de Información, siendo esto permanente hasta hoy en día. El aumento del liberalismo de posguerra, garantizó que desde los años 50 en delante, la BBFC se centrara más sobre las muestras de sexo y violencia, que en las expresiones políticas. Aunque hubo algunas excepciones: Yield to the Night, la cual se oponía a la pena capital; Room at the Top, donde se trataba acerca de la división de clases; Victim, que debatía sobre la legislación de la homosexualidad.

En 1984 cambió el nombre que venía usando para: "reflejar el hecho de que la clasificación, jugaba un papel más importante en el trabajo de la organización, más allá de la simple censura". En aquel entonces, fue determinada la responsabilidad de clasificar videos para alquiler o compra. Las versiones de un filme en video y cinema, usualmente recibían la misma certificación, aunque no era raro que en los cines recibieran un certificado más restrictivo que en el mercado del video, siendo esto contradictorio, al existir la posibilidad de que un niño vea un video en su hogar sin las restricciones de entrar a un cinema.

La BBFC es una organización independiente, no gubernamental. Sus acciones son controladas por un concejo de administración, seleccionado por líderes de los sectores manufactureros y de servicios de la industria fílmica. Este concejo elige al Presidente, a quien se le asigna la responsabilidad de la clasificación de los videos y el Director, quien ejecuta la responsabilidad y formula las políticas. La organización, está ubicada en Soho Square, Soho, Londres y es financiada por medio de donaciones como recompensa por la clasificación de filmes y videos.

La BBFC evalúa algunos videojuegos (en lugar de la PEGI). Normalmente están exentos de clasificación, a menos que muestren actividad sexual, órganos genitales o grotescos actos de violencia, en estos casos los editores deben someter al juego a inspección. El primer juego de computadora en obtener un certificado de 15, de la BBFC fue Dracula de 1986. El primer videojuego de computadora en recibir un certificado de 18, fue uno llamado Jack The Ripper en 1987. Resulta interesante destacar que debido al primitivo estado de las gráficas de aquellos tiempos, el horror en ambos juegos cumplían en cuanto a detalles. Por otra parte, el primer en juego en ser rechazado por la BBFC fue Carmageddon en 1997, sin embargo una versión modificada del juego, obtuvo más tarde el certificado de 18.

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Britanski odbor filmske klasifikacije