Braveheart

Braveheart es una película estadounidense histórica-dramática de 1995 dirigida, producida y protagonizada por Mel Gibson. La cinta épica, basada en la vida de William Wallace, un héroe nacional escocés que participó en la Primera Guerra de Independencia de Escocia, fue ganadora de cinco Premios de la Academia, incluyendo el Óscar a la Mejor película. La batalla final de la película fue más real de lo que se piensa, ya que se eligieron como extras a los hombres de dos pueblos rivales. Muchos de ellos tuvieron que recibir asistencia médica después de la batalla.

Argumento

En 1280, el rey Eduardo "El Zanquilargo" invade y conquista Escocia tras la muerte de Alejandro III de Escocia, que no dejó heredero al trono. El joven William Wallace es testigo de la traición del rey inglés, sobrevive a la muerte de su padre y su hermano, y es llevado al extranjero en una peregrinación por toda Europa por su tío paterno Argyle, donde es educado. Años después, El Zanquilargo le otorga a sus nobles tierras y privilegios en Escocia, incluida la prima noctis. Mientras tanto, un adulto Wallace regresa a Escocia y se enamora de su amiga de la infancia Murron MacClannough, y los dos se casan en secreto. Wallace rescata a Murron de ser violada por soldados ingleses, pero mientras lucha contra su segundo intento, Murron es capturada y ejecutada públicamente. En venganza, Wallace lidera a su clan y asesina a la guarnición inglesa en su ciudad natal y enviar a la guarnición invasora de Lanark de regreso a Inglaterra.

El Zanquilargo ordena a su hijo, el príncipe Eduardo, que detenga a Wallace por todos los medios necesarios. Wallace se rebela contra los ingleses y, a medida que su leyenda se propaga, cientos de escoceses de los clanes circundantes se unen a él. Wallace lleva a su ejército a la victoria en la Batalla del Puente de Stirling y luego destruye la ciudad de York, matando al sobrino de El Zanquilargo y enviando su cabeza cortada al rey. Wallace busca la ayuda de Robert the Bruce, el hijo del noble Robert the Elder y aspirante a la corona escocesa. Robert está dominado por su padre, quien desea asegurar el trono para su hijo sometiéndose a los ingleses. Preocupado por la amenaza de la rebelión, El Zanquilargo envía a la esposa de su hijo, Isabel de Francia, para intentar negociar con Wallace como una distracción para el desembarco de otra fuerza de invasión en Escocia.

Después de conocerlo en persona, Isabel se enamora de Wallace. Advertido de la inminente invasión por Isabel, Wallace implora a la nobleza escocesa que tome medidas inmediatas para contrarrestar la amenaza y recuperar el país. Liderando al ejército inglés él mismo, El Zanquilargo se enfrenta a los escoceses en Falkirk, donde los nobles Lochlan y Mornay, después de haber sido sobornados por El Zanquilargo, traicionan a Wallace, causando que los escoceses pierdan la batalla. Cuando Wallace carga contra los El Zanquilargo a caballo, es interceptado por uno de los lanceros del rey, que resulta ser Robert the Bruce, pero lleno de remordimiento, Bruce lleva a Wallace a un lugar seguro antes de que los ingleses puedan capturarlo. Wallace mata a Lochlan y Mornay por su traición y libra una guerra de guerrillas contra los ingleses durante los próximos siete años, con la ayuda de Isabel, con quien finalmente tiene una aventura amorosa. Robert establece una reunión con Wallace en Edimburgo, pero el padre de Robert ha conspirado con otros nobles para capturar y entregar a Wallace a los ingleses. Al enterarse de su traición, Robert rechaza a su padre. Isabel se venga de El Zanquilargo, que ahora padece una enfermedad terminal, diciéndole que su linaje será destruido después de su muerte, ya que ahora está embarazada del hijo de Wallace.

En Londres, Wallace es llevado ante un magistrado inglés, juzgado por alta traición y condenado a ser torturado y decapitado públicamente. Incluso mientras es ahorcado, arrastrado y descuartizado, Wallace se niega a someterse al rey. Mientras los gritos de misericordia provienen de la multitud que mira profundamente conmovida por el valor del escocés, el magistrado le ofrece una última oportunidad, pidiéndole que pronuncie la palabra "misericordia" y que se le concederá una muerte rápida. Wallace grita, "¡Libertad!", Y el juez ordena su muerte. Momentos antes de ser decapitado, Wallace tiene una visión de Murron en la multitud, sonriéndole.

En 1314, Robert, ahora rey de Escocia, lidera un ejército escocés ante una línea ceremonial de tropas inglesas en los campos de Bannockburn, donde debe aceptar formalmente el dominio inglés. Cuando comienza a cabalgar hacia los ingleses, se detiene e invoca la memoria de Wallace, implorando a sus hombres que luchen con él como lo hicieron con Wallace. Robert luego lleva a su ejército a la batalla contra el atónito inglés, ganando la libertad de los escoceses.

Other Languages
aragonés: Braveheart
asturianu: Braveheart
български: Смело сърце
bosanski: Hrabro srce
català: Braveheart
čeština: Statečné srdce
Cymraeg: Braveheart
dansk: Braveheart
Ελληνικά: Braveheart
English: Braveheart
Esperanto: Braveheart
euskara: Braveheart
فارسی: شجاع‌دل
français: Braveheart
Gaeilge: Braveheart
galego: Braveheart
עברית: לב אמיץ
हिन्दी: ब्रेवहार्ट
hrvatski: Hrabro srce
Bahasa Indonesia: Braveheart
ქართული: მამაცი გული
қазақша: Ер жүрек
Latina: Braveheart
lietuvių: Narsioji širdis
latviešu: Drošsirdis
македонски: Храбро срце
Bahasa Melayu: Braveheart
Nederlands: Braveheart (1995)
norsk: Braveheart
português: Braveheart
Scots: Braveheart
srpskohrvatski / српскохрватски: Braveheart
Simple English: Braveheart
slovenčina: Statočné srdce
српски / srpski: Храбро срце
svenska: Braveheart
Türkçe: Cesur Yürek
українська: Хоробре серце
Tiếng Việt: Trái tim dũng cảm
მარგალური: უშქურანჯი გური
中文: 勇敢的心