Brújula

Brújula magnética moderna.

La brújula es un instrumento de orientación que utiliza una aguja imantada para señalar el norte magnético terrestre. Su funcionamiento se basa en el magnetismo terrestre, por lo que señala el sur magnético que corresponde con el norte geográfico y es improductivo en las zonas polares norte y sur debido a la convergencia de las líneas de fuerza del campo magnético terrestre.

Desde mediados del siglo XX, la brújula magnética empezó a ser reemplazada por sistemas de navegación más avanzados y completos, como la brújula giroscópica —que se calibra con haces de láser— y los sistemas de posicionamiento global. Sin embargo, aún es muy popular en actividades que requieren alta movilidad o que impiden, debido a su naturaleza, el acceso a energía eléctrica, de la cual dependen los demás sistemas.

Historia de la brújula

Fue inventada en China aproximadamente en el siglo IX con el fin de determinar las direcciones en mar abierto, e inicialmente consistía en una aguja imantada flotando en una vasija llena de agua. Más adelante fue mejorada para reducir su tamaño y facilitar el uso, cambiándose la vasija de agua por un eje rotatorio, y añadiéndose una «rosa de los vientos» que sirve de guía para calcular direcciones. Actualmente las brújulas han recibido pequeñas mejoras que, si bien no cambian su sistema de funcionamiento, hacen más sencillas las mediciones a realizar. Entre estas mejoras se encuentran sistemas de iluminación para toma de datos en entornos oscuros, y sistemas ópticos para mediciones en las que las referencias son objetos situados en la lejanía.

Historia previa

Antes de la creación de la brújula, la dirección en mar abierto se determinaba con la posición de los cuerpos celestes. Algunas veces la navegación se apoyaba con el uso de sondas. Las dificultades principales que se presentaban con el uso de estos métodos eran las aguas demasiado profundas para el uso de sondas, y que muchas veces el cielo estaba demasiado nublado, o el clima era muy neblinoso. La brújula se usaba principalmente para paliar estos problemas, por lo que culturas que no los padecían adoptaron poco el uso de dicho instrumento. Tal es el caso de los árabes, que generalmente contaban con cielos despejados al navegar el golfo Pérsico y el océano Índico. Por su parte, los marineros del relativamente poco profundo mar Báltico hicieron uso extensivo de las sondas. El astrolabio, antigua invención griega, también ayudaba en la navegación.

Mesoamérica

El descubrimiento de un artefacto olmeca de magnetita que funcionaba de forma similar a una brújula ha generado teorías de que «los olmecas podrían haber descubierto y usado una brújula de magnetita desde antes del año 1000 A.C.».[1]

China

Diagrama de una brújula de la dinastía Ming.

Joseph Needham atribuye la invención de la brújula a China en Science and Civilization in China (Ciencia y Civilización en China),[2]​ pero debido a que existen desacuerdos en la fecha de aparición del artefacto, es apropiado listar literatura antigua que hace referencia a su posible invención, en orden cronológico:

  • La más antigua referencia al magnetismo en la literatura china se encuentra en un libro del siglo IV llamado 鬼谷子: ‘Libro del jefe del valle de los demonios’ (hasta ahora más conocido por su transcripción al inglés como: Book of the Devil Valley Master): «La magnetita hace que el hierro venga, o lo atrae.»[3]
  • La primera mención de la atracción magnética de una aguja se encuentra en un libro chino escrito entre los años 20 y 100 (Louen-heng): «Una magnetita atrae una aguja.»[5]
  • La primera referencia a un dispositivo magnético usado como señalador de direcciones está en un libro de la Dinastía Song con fechas de 1040-44. Allí se encuentra una descripción de un «pez que señala al sur» en un tazón de agua, que se alineaba a sí mismo hacia el sur. En el escrito, el objeto se recomienda como método de orientación en «la oscuridad de la noche». No hay, sin embargo, ninguna mención a su uso en navegación, ni de cómo el pez fue magnetizado.[6]
  • La primera referencia indiscutible a una aguja magnetizada en escritos chinos aparece en 1086.[7]​ El «Ensayo del tesoro de los sueños» escrito por Shen Kuo, de la dinastía Song, contenía una descripción detallada de cómo los geomantes magnetizaron una aguja frotando su punta con magnetita, y colgando la aguja magnética con una fibra de seda con un poco de cera pegada en el centro de la aguja. Shen Kuo señaló que una aguja preparada de este modo algunas veces apuntaba hacia el norte y otras hacia el sur.
  • El primer escrito que hace alusión al uso de una aguja magnetizada en navegación es el libro «Charlas de la mesa de Pingzhou» (por ahora más conocido fuera de China por su transliteración al inglés como Pingzhou Table Talks, de Zhu Yu, con fecha del año 1117: «El navegante conoce la geografía, él observa las estrellas en la noche, observa el sol en el día; cuando está oscuro y nublado, él observa la brújula». Esto, por supuesto, habría recibido una valiosa ayuda del descubrimiento de Shen Kuo del concepto del norte verdadero: la declinación magnética hacia el polo norte magnético.

Muchas de las antiguas brújulas chinas eran utilizadas en el marco conjunto de la magia y de la ciencia y la protociencia, por ejemplo la brújula magnética es un instrumento fundamental en la geomancia y el feng shui; las brújulas chinas tradicionales para el feng shui en lugar de los puntos cardinales (N-E-S-W/Ó) suelen tener por marco los hexagramas binarios del I Ching, es decir tales brújulas chinas están en el centro del diagrama llamado Pa Kua y el punto cardinal que suelen utilizar de referencia es el Sur ya que para la tradición China el Norte era nefasto (por el frío se asociaba a la muerte) y por oposición el Sur era (como el Este) fasto o bienaventurado (de allí consideraban que venía el calor y con ello la vida).

Desarrollos y usos posteriores en China

  • El primer uso de una brújula de navegación de 48 posiciones en el mar está mencionado en un libro titulado «Las aduanas de Camboya», escrito por Zhou Daguan, diplomático de la dinastía Yuan. Allí se describe su viaje en 1296 desde Wenzhou hasta Angkor Thom, donde un marinero tomó una dirección de la aguja de «ding wei», equivalente a 22.5° SO. Luego de arribar en Baria, el marinero tomó un dato de la «Aguja (brújula) de Kun Shen», o 52.5° SO.[8]
  • El mapa de navegación de Zheng He, también conocido como el «Mapa Mao Kun», contiene una gran cantidad de detalladas tomas de aguja de viajes de Zheng He.[9]
  • Un manual de instrucciones titulado Shun Feng Xiang Song (‘Vientos propicios —o justos— para compañía’) en la Biblioteca Bodleiana de contiene gran detalle acerca del uso de la brújula de navegación.

Difusión

Rosa de los vientos de una brújula de navegación.

Existe un gran debate acerca de qué ocurrió con la brújula luego de su aparición en China. Diferentes teorías incluyen:

  • Viaje de la brújula desde China hasta el Medio Oriente a través de la Ruta de la Seda, y luego a Europa.
  • Transferencia directa de la brújula de China a Europa, y luego de Europa al Medio Oriente.
  • Creación independiente de la brújula en Europa, y luego paso de esta al Medio Oriente.

Las dos últimas teorías se basan en evidencias de aparición de la brújula en trabajos europeos antes que en arábigos. La primera mención europea de una aguja magnetizada y su uso entre marineros ocurre en De naturis rerum (Las cosas naturales), de Alexander Neckam, probablemente escrito en París en 1190.[11]

En el mundo árabe, la más temprana referencia al dispositivo se encuentra en El libro tesaurus de los mercaderes (conocido por su transcripción al inglés como The Book of the Merchant's Treasure), escrito en árabe por Baylak al-Kibjki en El Cairo en 1282.[13]

En Europa, la brújula es oficialmente conocida desde el Renacimiento, inicialmente se creyó que obraba por brujería de allí su nombre más común que es un diminutivo de bruja; desde fines de la Edad Media y hasta aproximadamente mediados del siglo XIX se creyó que la aguja imantada apuntaba hacia el Polo Norte y se creía que esto ocurría porque —se suponía— existía en el Polo Norte una gigantesca montaña de hierro o de magnetita en medio de una isla (imaginaria) a la que se llamó Rupes Nigra.

Posible invención independiente en Europa

Existen varios argumentos a favor o en contra de la teoría de que la brújula europea fue un invento independiente.

Argumentos a favor:

  • La brújula de navegación europea apunta al norte, contrario a la brújula china que siempre apunta al sur.
  • La brújula europea siempre ha tenido 16 divisiones básicas, no 24 como la china.[14]
  • La aparente imposibilidad de los árabes de servir como intermediarios entre oriente y occidente debido a la aparición más temprana de la brújula en Europa[13]
  • El hecho de que la brújula europea evolucionó rápidamente de la aguja magnetizada (1190)[15]​ podría indicar que el anterior invento del artefacto de aguja y tazón fue hecho independientemente.

Argumentos en contra:

  • La prioridad temporal de la brújula de navegación china (1117) comparada con la europea (1190).[10]
  • La forma común de las primeras brújulas europeas con una aguja flotando en un tazón de agua.[16]

Utilización en minería

La brújula se utilizó por primera vez como herramienta de orientación bajo tierra en la ciudad minera de Massa, Italia, donde agujas magnetizadas flotantes se usaron como guías para determinar la dirección de los túneles a partir del siglo XIII.[18]

La brújula seca

Aguja rotatoria de una brújula en una copia de la 'Epístola de magnete' de Peter Peregrinus (1269).

La brújula seca fue inventada en Europa alrededor del año 1300. Este artilugio consta de tres elementos: una aguja magnetizada, una caja con cubierta de vidrio y una carta náutica con la rosa de los vientos dibujada en una de sus caras. La carta se adhería en la aguja, que a su vez se encontraba sobre un eje de forma que podía rotar libremente. Como la brújula se ponía en línea con la quilla del barco y la carta giraba siempre que el barco cambiaba de dirección, el aparato indicaba en todo momento el rumbo que llevaba el barco.[22]

Other Languages
Afrikaans: Kompas
العربية: بوصلة
asturianu: Brúxula
azərbaycanca: Kompas
башҡортса: Компас
беларуская: Компас
беларуская (тарашкевіца)‎: Компас
български: Компас
বাংলা: কম্পাস
brezhoneg: Nadoz-vor
bosanski: Kompas
буряад: Луужин
català: Brúixola
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Lò̤-buàng
کوردی: قیبلەنما
čeština: Kompas
Чӑвашла: Компас
Cymraeg: Cwmpawd
dansk: Kompas
Deutsch: Kompass
Ελληνικά: Πυξίδα
English: Compass
Esperanto: Kompaso
eesti: Kompass
euskara: Iparrorratz
فارسی: قطب‌نما
suomi: Kompassi
føroyskt: Kumpass
français: Boussole
Frysk: Kompas
Gaeilge: Compás
贛語: 羅盤
Gàidhlig: Combaist
ગુજરાતી: હોકાયંત્ર
עברית: מצפן
हिन्दी: दिक्सूचक
hrvatski: Kompas
magyar: Iránytű
հայերեն: Կողմնացույց
Bahasa Indonesia: Kompas
Ido: Busolo
íslenska: Áttaviti
italiano: Bussola
日本語: 方位磁針
Patois: Kompas
la .lojban.: makfartci
Basa Jawa: Kompas
ქართული: კომპასი
Kongo: Busula
қазақша: Компас
ಕನ್ನಡ: ದಿಕ್ಸೂಚಿ
한국어: 나침반
Кыргызча: Компас
lietuvių: Kompasas
latviešu: Kompass
македонски: Компас
монгол: Луужин
Bahasa Melayu: Kompas
Mirandés: Bússola
नेपाली: कम्पास
Nederlands: Kompas
norsk nynorsk: Kompass
norsk: Kompass
Nouormand: Compas
occitan: Bossòla
ଓଡ଼ିଆ: କମ୍ପାସ
ਪੰਜਾਬੀ: ਦਿਸ਼ਾ ਸੂਚਕ
Kapampangan: Paraluman
Papiamentu: Compas
پنجابی: قطب نما
پښتو: قطب نما
português: Bússola
Runa Simi: Suyu rikuchiq
română: Busolă
русский: Компас
Scots: Compass
سنڌي: قطب نما
srpskohrvatski / српскохрватски: Kompas
සිංහල: මාලිමාව
Simple English: Compass
slovenčina: Kompas
slovenščina: Kompas
shqip: Busulla
српски / srpski: Компас
svenska: Kompass
Kiswahili: Dira
తెలుగు: దిక్సూచి
тоҷикӣ: Компас
Türkçe: Pusula
татарча/tatarça: Компас
українська: Компас
اردو: قطب نما
oʻzbekcha/ўзбекча: Kompas
Tiếng Việt: La bàn
Winaray: Kompas
ייִדיש: קאמפאס
中文: 指南针
粵語: 羅經