Bráctea

Brácteas en el diente de león.

La bráctea, es el término usado en botánica , introducido por Carlos Linneo, que hace referencia al órgano foliáceo en la proximidad de las flores, diferente a las hojas normales y a las piezas del perianto.

Su función principal no es la fotosíntesis, sino proteger las flores o inflorescencias. Aunque son verdes, hay algunas excepciones en las que durante su proceso de desarrollo adquieren una diversa variedad de colores, muchas veces intensos y llamativos, como en el caso de las hortensias ( Hydrangea), la flor de pascua ( Euphorbia pulcherrima), las bungavillas ( Bougainvillea) o la espata de los Anthurium, de tal manera que a menudo se confunden con las verdaderas flores.

Suelen ser de menor tamaño que las hojas normales y en algunos casos, como ocurre en el tilo, son más grandes que la flor. En otros casos, como en de las compuestas ( Asteraceae), son muy pequeñas, como ocurre por ejemplo en las brácteas del diente de león ( Taraxacum officinale), y -para esta familia- se las denomina a menudo filarios y, equivocadamente, al conjunto de dichos filarios se lo llama calículo. [1]

Referencias

  1. P. Font Quer. Diccionario de botánica. Editorial Labor, Barcelona, 1985, p. 469.
Other Languages
Afrikaans: Skutblaar
العربية: قنابة
català: Bràctea
čeština: Listen
Deutsch: Tragblatt
English: Bract
Esperanto: Brakteo
eesti: Kandeleht
euskara: Braktea
فارسی: برگک
français: Bractée
Gaeilge: Bracht
galego: Bráctea
magyar: Murvalevél
Bahasa Indonesia: Daun pelindung
Ido: Brakteo
italiano: Brattea
日本語:
lumbaart: Bràtea
Nederlands: Schutblad (plant)
norsk bokmål: Høyblad
polski: Podsadka
português: Bráctea
русский: Прицветник
srpskohrvatski / српскохрватски: Brakteja
Simple English: Bract
slovenčina: Listeň
српски / srpski: Приперак
Türkçe: Brahte
中文: 苞片