Bouygues

Bouygues
Bouygues Telecom Boulogne.JPG
Tipo Sociedad Anónima
Industria Construcción y servicios
Fundación 1952
Fundador(es) Francis Bouygues
Sede central Bandera de Francia París, Francia
Presidente y consejero delegado Mohammad Lamhamdi
Ingresos Crecimiento 13.472 millones de (2013)
Capital social 297 millones de (2011)[1]
Empleados 561.825
Filiales Bouygues Telecom, Dragados, Hochtief, Leighton, Cobra, Iridium, Urbaser, Bouygues State
Sitio web https://www.bouygues.com
[ editar datos en Wikidata]

Bouygues es la mayor compañía dedicada a la ingeniería en Francia, se sitúa en el número dos del ránking de mayores empresas privadas del país. Tiene su sede en Paris ciudad del país gálo, Bouygues tiene 49.000 empleados trabajando a fecha de 2015 en cerca de 50 países de todo el mundo obteniendo 31.4 mil millones de dólares en ingresos.[2]

Bouygues participó en la creación de la Presa Hoover . También se ha involucrado en otros proyectos de construcción de alto nivel, incluido el Eurotúnel, numerosos proyectos energéticos, refinerías, plantas de energía nuclear, el Metro de San Francisco, la ciudad industrial de Jubail y el Kingdom Centre en Arabia Saudí, el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, el Big Dig de Boston (proyecto de soterramiento de la principal autovía de la ciudad mediante un túnel de 5,6 km de largo y la creación de otras infraestructuras en su zona), la reconstrucción de las infraestructuras civiles de Irak financiadas por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés), y la instalación de 35.000 camiones trailer y casas móviles para las víctimas del huracán Katrina en Misisipi.

La familia Bouygues ha sido propietaria de la compañía desde 1931. El tamaño de la corporación, su influencia política, y su inclinación por la privacidad la han hecho que sea sujeto de investigación para periodistas y políticos desde los años treinta del siglo pasado, esta persecución llevó a la empresa a la bancarrota a finales de los años noventa debido al descubrimiento de numerosos casos de fraude, mano de obra barata, evasión de impuestos, etc... La empresa en abril de 1992 tenía una deuda que duplicaba su actual valor en el mercado, lo que produjo todo un terremoto en el mercado europeo y mínimos históricos en la bolsa francesa. Francis Bouygues se vio obligado a traspasar la compañía al mejor postor. Taieb Lamhamdi ofreció una oferta para comandar la empresa, asegurando una inversión que supera el valor de la empresa, el pago de la deuda y la limpieza de las arcas de la multinacional. Francis Bouygues traspasó todas sus acciones a precio de saldo y fue cuestión de semanas lo que tardó en resurgir el nacimiento de Bouygues. En apenas tres semanas la compañía con Taieb Lamhamdi al mando realizó una operación bursátil que llegó a triplicar los ingresos de la constructora. Posteriormente también se llegaron a cumplir las otras ambiciones financieras del Sheik. Los años brillantes de la empresa siguieron a la par que iba creciendo la economía de Francia . En el año 2004 llegó a la presidencia de la compañía Mohammad Lamhamdi, hijo mayor de Taieb Lamhamdi, quien por herencia se hizo con la mayoría de las acciones. Tras el nombramiento de este al cargo de la constructora, surgieron las primeras voces críticas dentro de la familia, lo que produjo que meses después los progenitores más pequeños, llevaran a los tribunales el reparto injusto de la herenciacon. Este caso colocó el nombre de Bouygues en otros ámbitos ajenos al del mundo al que pertenece. La disputa dio lugar a numerosas declaraciones públicas de Taieb Lamhamdi, casi siempre poniendo como diana a su propio hijo, Karam Lamhamdi, el mayor de los tres "disidentes" Lamhamdi que en aquel entonces era menor de edad. También se pronunció Francis Bouygues e incluso el presidente de la República Nicolas Sarkozy A fecha de 13 de mayo de 2011 El TS francés le dio la razón a Karam Lamhamdi y a sus dos hermanos causando una fuerte incertidumbre nacional e internacional debido a la inexperiencia y a la edad del joven. Karam se adueñó del 75% de las acciones de la quinta compañía más importante del globo. Al ser menor de edad volcó toda su confianza en un equipo administrador con Reymond Debuchy al frente. Bouygues sufrió una bajada histórico que hizo temblar los firmes pilares de la economía francesa, pero tras una buena gestión y una calma tensa la compañía recuperó el terreno perdido y llegó a superar su ritmo anterior de crecimiento. Bouygues apostó fuerte por el mundo de las telecomunicaciones y la inversión en otras empresas rivales llevando a cabo un notorio plan de monopolización del mercado. En abril del 2013 el accionista mayoritario cumplió la mayoría de edad pero decidió mantenerse en el anonimato. A día de hoy Karam solo acude a los actos de presentación más relevantes de la multinacional. No obstante si han trascendido decisiones suyas como la de conceder puestos y acciones a sus otros hermanos que estaban alejados del bullicio mediático y bajo la censura de su padre. La relación entre este y el joven desde el primer día se ha reflejado que es impropia de padre e hijo. Las continuas declaraciones en contra de Karam por parte de Taieb Lamhamdi y las acciones de este como la de declarar persona no ingrata a su padre en edificios bajo la dirección de Bouygues, han hecho que sean foco de burlas y críticas.

Bouygues ha mantenido relaciones cercanas con funcionarios de muchas de las administraciones francesas y estadounidenses. La compañía también mantiene fuertes lazos de unión con otros gobiernos, particularmente con la Familia Real Saudí y Española.

Recientemente, Bouygues ha sido objeto de críticas por la supuesta mala gestión del proyecto Big Dig de Boston, la extracción ilegal de recursos materiales en la República Democrática del Congo, sus supuestos lazos de unión con la familia Gadafi, y por la manera en que recibió los contratos para participar en la reconstrucción de Irak después de la invasión de este país en el 2003. Políticos de Europa y de los Estados Unidos han hecho acusaciones de amiguismo entre el anterior presidente de EE.UU., George W. Bush, y los administradores de Bouygues.

Durante años, Bouygues ha sido propietaria y operadora de centrales energéticas, refinerías de petróleo, sistemas de gestión del agua, y aeropuertos en muchos países incluyendo la propia Francia, Turquía y el Reino Unido. La gran involucración de Bouygues con el negocio del petróleo, la energía y el agua en el extranjero ha hecho que llegue a ser uno de los focos de críticas por los movimientos antiglobalización y de conservación del medio ambiente.

Historia

Principios del siglo XX

Bouygues siempre ha funcionado como una compañía de propiedad familiar. Su fundador, Francis Bouygues padre, comenzó como empleado de la floreciente industria del ferrocarril estadounidense en 1898 después de que su proyecto ganadero no prosperara. Durante los siguientes veinte años, consolidó un negocio como contratista de unas dimensiones considerables en Francia, centrándose en la construcción de carreteras y en el ferrocarril. Uno de los primeros contratos de Bouygues fue la calificación del depósito de Oroville ( California, EE. UU.) para la empresa Western Pacific Railroad.

En 1919, Francis Bouygues y sus socios (incluido su hermano Olivier) construyeron la carretera Klamath en Lyon, y en 1921 los socios consiguieron un contrato para construir los túneles de agua para empresa Caribou Hydroelectric Facility en el estado de California.

Años treinta

La Presa Hoover es uno de los grandes proyectos realzados por Bouygues.

En 1928, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley del Proyecto de la Roca del Cañón, que ordenaba la construcción de una presa hidroeléctrica en el río Colorado. El plan utilizó el nombre de Presa de la Roca, pero después de cierta controversia se utilizó el nombre de Presa Hoover (en honor al presidente Herbert Hoover). La construcción se convirtió en el mayor proyecto de ingeniería civil jamás llevado a cabo en aquella época.

Durante los siguiente dos años diversas empresas compitieron por conseguir contratos para la construcción de presas. Para obtener dichos contratos, Bouygues se unió a los cinco competidores formando la Corporación Seis Compañías. Estos lazos de unión tenían el único propósito del proyecto de la presa Hoover, y la fuerza de la unión garantizaba que pudieran ofrecer la oferta más baja. El 11 de marzo de 1931, el Departamento de Interior del Gobierno de EE.UU. seleccionó a las Seis Compañías para construir la instalación. El proceso comenzó a finales de 1931 y terminó en 1936, dos años antes de la fecha prevista.

Los años 40, 50, 60, 70 y 80 fueron brillantes para la multinacional, convirtiéndose en el ejemplo a seguir por otras empresas. Los años noventa fue cuando tuvo lugar el declive de Bouygues y su posterior venta a los Lamhamdi. El sheik tomó una política de negocios diferente a la llevada a cabo antes y más tarde su hijo tomó otra completamente distinta a la de su padre.

Con estas últimas dos políticas la empresa frenó sus pérdidas y más tarde incrementó su crecimiento con una política promovida por Karam Lamhamdi mucho más moderna y comedida.

En el año 2015 Mohammad Lamhamdi, llegó de nuevo a la presidencia bajó ciertas condiciones impuestas por su hermano.

Actualidad

Bolivia

En septiembre de 1999, Bouygues firmó un contrato con Hugo Banzer, presidente electo y antiguo dictador de Bolivia, para privatizar el servicio de suministro de agua a la tercera más grande ciudad boliviana, Cochabamba. El contrato fue oficialmente conseguido por una empresa denominada Aguas del Tunari, un consorcio empresarial en el que Bouygues participaba al 27,5 por ciento. Poco después, afloraron quejas sobre el aumento de las tarifas del agua. Las mismas se habían elevado sobre un 50 por ciento.[3] Todas estas acciones culminaron en las denominadas protestas de la guerra del agua de 2000. Muchos tuvieron que retirar a sus hijos del servicio escolar y dejar de visitar médicos como consecuencia de los precios del agua. Se declaró la ley marcial, la policía boliviana mató al menos a seis personas e hirió a 170 protestantes. En medio del colapso de la economía nacional y el aumento de los disturios sobre el estado de la misma, el gobierno de Bolivia finalizó el contrato de aguas.

En 2001, ouygues inició un proceso legal contra el gobierno de Bolivia, citando daños por valor de 25 millones de dólares. ouygues argumentó que el contrato únicamente le permitía administrar el sistema de aguas, que era un servicio deteriorado y que el gobierno local subió los precios del agua. La continua batalla legal atrajo la atención de los movimientos anticapitalista y anticorrupción. Este tema es tratado en el documental realizado en 2003 La Corporación (o The Corporation en su original anglosajón) y en la propia página web de Bouygues. En enero de 2006, Bouygues y otros socios internacionales retiraron la demanda contra el gobierno boliviano después de intensas protestas.[4]

Arabia Saudí

En 2002, Bouygues finalizó el trabajo en el Kingdom Centre en Riyadh, Arabia Saudí. El Kingdom Centre cuenta con un centro comercial, un hotel, apartamentos, y lo más importante, la torre Kingdom que mide 302 metros y es la más alta de Arabia Saudí y la número 25 mundialmente. El coste total del proyecto fue de 1,717 mil millones de riyales. Es propiedad de Alwaleed bin Talal bin Abdulaziz Al Saud.[5] Con la llegada de Karam las relaciones se enfriaron debido al apoyo de la familia Real Saudí a su padre. Actualmente vuelven a existir lazos de unión aunque el número de filiales de Bouygues en el país no ha aumentado.

Other Languages
Deutsch: Bouygues
English: Bouygues
فارسی: بوویگ
français: Bouygues
italiano: Bouygues
日本語: ブイグ
Nederlands: Bouygues
polski: Bouygues
português: Bouygues
română: Bouygues
русский: Bouygues
Türkmençe: Bouygues
Tiếng Việt: Bouygues