Botija (recipiente)

Precedente arqueológico de las cantarillas de agua y botijas en esta vasija chipriota del siglo VII a. C.
Botija "perulera" sevillana del siglo XVII. Museo do Pobo Galego.

Botija es un nombre vernáculo dado a un variado grupo de vasijas de barro, por lo general de tamaño mediano, cuerpo esférico y de cuello estrecho y breve.[1]

En Cuba, botija es la vasija de hojalata en la que el campesino lleva la leche a la ciudad.[3]

Una de sus variedades, la botija perulera, apodada así por imitar la forma de garrafa de la perula trianera, fue uno de los recipientes más usados desde el siglo XVII en el comercio de ultramar entre España y América.[4]

Etimología y usos

Con la misma raíz que el botijo, evoluciona a partir de la voz latina medieval butticula, botella pequeña.

Figurada y familiarmente se dice estar hecho una botija del niño a punto de llorar, expresión similar a 'estar haciendo pucheros',[5] y de las personas gruesas en general. En Colombia y Cuba, como insulto o injuriosamente se usa botija verde.

Other Languages
English: Botija