Bosque mediterráneo

Bosque mediterráneo
Tipos principales de hábitat del WWF
(12. Mediterranean forests, woodlands, and scrub
Haute-corse-paysage-med.jpg
de bosque mediterráneo ( Córcega)
Características
Ecozona (s) Afrotropical, Australasia, Neártico, Neotropical, Paleártico
Clima Mediterráneo
Tipo de vegetación bosque semicaducifolio, matorral esclerófilo y xerófilo
Subtipos Chaparral ( California), matorral chileno, fynbos ( Sudáfrica)
Latitudes 30º- 40º.
Superficie 1.400.000 km²
Localización
Continente (s) Europa, África, Asia, Norteamérica, Sudamérica y Australia
Archipiélago (s) Islas Canarias (ESP) - Islas Baleares (ESP) - Islas Madeira (POR)
Isla (s) Malta, Córcega, Cerdeña y Sicilia
Otros datos
Localización del bosque mediterráneo
Localización del bosque mediterráneo
Ecorregiones en la red Global 200
(118) Fynbos (Sudáfrica)
(119) Bosques y matorrales del sudoeste australiano (Australia)
(120) Bosque del Mallee (sur de Australia)
(121) Chaparral y bosque de California (México, EEUU)
(122) Matorral chileno (Chile)
(123) Bosque y matorral mediterráneo (Albania, Argelia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Islas Canarias (ESP), Croacia, Chipre, Egipto, Eslovenia, España, Francia, Gibraltar (UK), Grecia, Iraq, Israel, Italia, Jordania, Líbano, Libia, Macedonia, Islas Madeira (POR), Malta, Mónaco, Marruecos, Portugal, San Marino, Siria, Túnez, Turquía, Sahara Occidental (Marruecos), Yugoslavia)
Ecorregiones de bosque mediterráneo
[ editar datos en Wikidata]
Encinar denso en el Monte del Pardo ( España).
Alcornocales en la provincia de Cádiz.
Bosque secundario de pino carrasco ( Croacia), especie oportunista que crece allí donde el encinar mediterráneo se ha degradado.
Romero un arbusto característico de los claros del bosque mediterráneo .
Jara blanca un arbusto característico de los claros del bosque mediterráneo.

El bosque y matorral mediterráneo o durisilva, es un bioma de bosques y matorrales que se desarrolla en regiones con clima mediterráneo, caracterizado por inviernos templados, veranos secos, otoños y primaveras con abundantes precipitaciones, además de frecuentes incendios forestales a los cuales la vegetación está adaptada. Está representado por comunidades vegetales similares adaptadas para soportar el verano árido y se encuentran en cinco regiones climáticas mediterráneas del mundo:

En todos los casos están situadas en la fachada occidental de los continentes, hacia los 30º y los 40º (44º en el Mediterráneo). El suelo dominante es el rojo mediterráneo, el pardo, y la terra rossa relicta.

Características

La vegetación típica es esclerófila y xerófila, ya que tiene que soportar la aridez estival. La especie dominante es la encina. El sotobosque es leñoso, espinoso y aromático, con especies como el lentisco, el aladierno, numerosas lianas como la zarzaparrilla y, en los claros, las jaras, el romero y el tomillo. En el cortejo florístico aparecen especies como el pino carrasco y el pino piñonero, la sabina, el madroño, etc. En las zonas más húmedas aparece el quejigo; en suelos silíceos aparece el alcornoque.

En la transición con otras biocenosis pueden aparecer especies frondosas como matorral, junto con las xerófilas, en un bosque mixto. Es muy importante el bosque galería, en el que aparecen especies frondosas como el chopo o el olmo, que encontramos en los márgenes de los ríos, lagos y lagunas.

El fuego juega un papel importante en la dinámica de estos bosques y, por ello, las especies que lo componen han desarrollado numerosos mecanismos para adaptarse a los incendios. Así, por ejemplo, los alcornoques presentan cortezas muy gruesas para protegerse; encinas y robles melojos presentan una gran capacidad rebrotadora; y las jaras forman semillas que germinan más fácilmente cuando se ven sometidas a altas temperaturas.

Los bosques mediterráneos son en su mayor parte perennifolios, aunque también hay especies marcescentes, es decir, que presentan hojas caducas pero que permanecen en el árbol hasta la siguiente primavera, para proteger las yemas de las nuevas hojas. Las hojas de los árboles están cubiertas de cera para reducir la pérdida de humedad en los meses cálidos. En general, estos bosques presentan un número relativamente poco variado de especies en el dosel arbóreo.

El país mediterráneo ha estado poblado desde muy antiguamente, y la intervención humana en la biocenosis ha sido decisiva para formar el paisaje y el medio. El bosque se degrada en garriga, dominada por la coscoja, maquia y estepa mediterránea, dependiendo de la importancia de la degradación. En la península Ibérica existe un tipo de aclarado del bosque mediterráneo conocido como dehesa.

El ecosistema de bosque mediterráneo es muy sensible a la desertificación si se destruye su cubierta vegetal. Las lluvias torrenciales arrastran el suelo con facilidad y se erosiona con gran rapidez.

Other Languages