Bombus

Symbol question.svg
 
Bombus
Abejorro 02.jpg
Taxonomía
Reino:Animalia
Filo:Arthropoda
Clase:Insecta
Orden:Hymenoptera
Suborden:Apocrita
Superfamilia:Apoidea
Familia:Apidae
Subfamilia:Apinae
Tribu:Bombini
Género:Bombus
Latreille, 1802
Abejorro con corbícula llena de polen.

Bombus es un género de himenópteros de la familia Apidae que incluye las especies conocidas por el nombre común de abejorro o moscardón; si bien este último nombre común también alude a otro orden de insectos totalmente diferente, los dípteros (véase por ejemplo moscardón cazador de abejas). También se le conoce como cigarrón, si bien este nombre puede referirse a los abejorros carpinteros (mayormente en Venezuela) o a saltamontes.[1]

Los abejorros son robustos, velludos, de color negro, muchos presentan bandas amarillas, blancas o en algunos casos naranja. El vello que cubre casi todo el cuerpo es sedoso, con setas ramificadas, plumosas.

Las hembras (reinas y obreras) se diferencian de los abejorros carpinteros por la presencia de la corbícula o canasta de polen en las patas posteriores, un órgano especializado para la colección de polen. Los abejorros son abejas relativamente grandes de 20 milímetros o más. Las reinas son más grandes que las obreras y que los zánganos. Se alimentan fundamentalmente de néctar y colectan polen para alimentar a sus crías, como lo hacen sus parientes, las abejas melíferas o abejas domésticas.

Biología

La lengua o probóscide está compuesta de varias piezas bucales que forman un complejo tubo que permite la succión del néctar por capilaridad. En reposo y durante el vuelo pliegan las partes del aparato bucal bajo el mentón.

Tienen glándulas salivares en el tórax y usan la saliva para mezclarla con el polen. También la usan mezclándola con otros ingredientes para la construcción del nido y de los recipientes para almacenar miel y polen.

En el abdomen hay glándulas que producen cera usada para la construcción del nido y para recipientes para almacenar miel, polen y para la cría.

Al igual que otros artrópodos, la sangre o hemolinfa está contenida en un sistema circulatorio abierto. Es decir que los órganos internos están bañados por la hemolinfa. La aorta o “corazón” es un tubo ubicado dorsalmente que pulsa y empuja la hemolinfa, así hay un sistema de circulación.

El vello sedoso atrapa el polen muy eficientemente. Además sirve de capa aisladora que les permite vivir en condiciones más frías que muchas otras abejas.

Sólo las hembras poseen aguijón, al igual que muchos otros himenópteros. Los machos no tienen esa defensa, ni tampoco tienen corbícula ya que no colectan polen. Sin embargo, la tibia de las patas posteriores tiene una apariencia algo similar a la de las hembras.

Ciclo vital

Las únicas que sobreviven el invierno son las hembras fecundadas o reinas. Emergen de su hibernación temprano en la primavera y buscan un lugar apropiado para hacer su nido, generalmente una cueva abandonada de ratón u otro roedor. Construyen cazuelas u ollitas de barro y cera para almacenar el néctar o polen y para poner los huevos.

En la primavera los ovarios de la hembra que ha sido fertilizada en el otoño anterior son activados. Los huevos pasan por el oviducto hasta la vagina. Allí hay un receptáculo, la espermateca donde se encuentra almacenado el esperma que recibió durante el apareamiento. Cuando pasan por la espermateca algunos huevos son fertilizados y otros no. No se sabe aún como se llega a esa decisión, pero en la primavera y verano todos los huevos son fertilizados y sólo en el otoño algunos no lo son. Los huevos no fertilizados producen machos y los fertilizados, hembras. Es el sistema característico de muchos himenópteros, llamado haplodiploidía.

La reina continúa cuidando a las crías hasta que emerge la primera camada de obreras. Después de eso se dedica solamente a poner huevos y las obreras hacen todas las tareas tal como agrandar el nido, construir más receptáculos, alimentar y cuidar a la cría.

Las feromonas de la reina suprimen la acción de las hormonas en las larvas y anulan el crecimiento y maduración de sus ovarios. Así las hembras nacidas en la primavera y verano, mientras la reina es dominante, son obreras no fértiles. Llegada cierta época del año, la reina deja de producir las hormonas, esto provoca que los ovarios de las obreras funcionen y empiecen a poner huevos, pero al no estar fecundados sólo producen machos. La reina intenta destruir estos huevos pero, naturalmente, no logra destruir a todos y los sobrevivientes se aparearán con las nuevas reinas. Sólo al final del verano o principios de otoño se producen hembras fértiles que serán las reinas de la generación siguiente y machos. El apareamiento de éstos tiene lugar en el otoño durante el vuelo nupcial. Después la reina vieja, las obreras y todos los machos mueren y las nuevas reinas buscan un lugar donde pasar el invierno o hibernar. En preparación para la hibernación comen cuanto pueden para aumentar las reservas de grasa en el “cuerpo graso”.

Nidos

Los nidos de los abejorros[3]​ nunca alcanzan el tamaño de los de la abeja melífera. A diferencia de ésta, la reina de los abejorros vive un solo año (en la mayoría de las especies) y comienza la nueva colonia en la primavera. Una colonia suele tener menos de cincuenta obreras en la mayoría de los casos; las más grandes pueden llegar a tener cuatrocientos individuos y aún más en regiones cálidas. Se han documentado colonias tan pequeñas como de veinte individuos y tan grandes como mil setecientos.

Usan agujeros naturales en el suelo o cuevas abandonadas de roedores. Otras especies construyen un nido con trocitos de paja y otros fragmentos vegetales directamente sobre el suelo. A veces construyen un techo de cera sobre el nido para protección contra enemigos y para regulación térmica. También usan cera para la construcción de celdas y de ollas. Algunas especies tropicales tienen nidos que duran más de un año y llegan a ser de gran tamaño.[2]

Dentro del nido hay celdas que contienen los huevos y larvas y también hay pequeñas cazuelas u ollitas donde se almacenan el polen o miel.[4]

Forrajeo

Bombus visitando flores de Aquilegia vulgaris.

Generalmente visitan flores del tipo frecuentado por abejas, melitofílicas. Pueden viajar hasta uno o dos kilómetros del nido en busca de grupos de flores. Suelen visitar repetidamente el mismo grupo de flores todos los días mientras duren el polen y néctar. Alcanzan velocidades de vuelo de 54 km/h.[5]

Cuando llegan a una flor pueden extraer el néctar usando su larga lengua o glosa. Algunos abejorros recurren a perforar la base de la corola de una flor, donde está escondido el néctar; así no benefician a la flor porque no tiene lugar polinización (robo de néctar). Sin embargo, son excelentes polinizadores de muchas otras flores de otros tipos.

Los abejorros y un número de especies de abejas, pero no la abeja melífera, son capaces de polinización por zumbido. Este proceso es usado en aquellas flores cuyas anteras no son dehiscentes y que contienen un poro por el cual sale el polen cuando se hace vibrar a la flor. De esta manera extraen el polen de las plantas de la familia Solanaceae (papa, tomate, tabaco, etc.) y de la familia Ericaceae (azalea, arándanos, etc.)

El cuerpo del abejorro se cubre de polen, en parte por su vellosidad y en parte por su carga electrostática. Cepillan este polen y lo transfieren a las corbículas o canastas de polen de las patas posteriores después de humedecerlo con una mezcla de saliva y néctar.

El abejorro regresa al nido y deposita su carga de polen y néctar en los receptáculos. El néctar generalmente permanece bastante líquido, no concentrado como miel, así que no tiene mayor utilidad para provecho humano.,[7]

Abejorro cuco, Bombus (Psithyrus) insularis.

Biología de abejorros cucos

Los abejorros cucos del subgénero Psithyrus no construyen nidos y no forman colonias. La hembra fertilizada (que no es una reina porque no hay castas) espera en acecho cerca de una colonia de abejorros y la invade. Mata a la reina y subyuga a sus residentes con sus feromonas o por medio de fuerza. Esclaviza a las obreras y las obliga a alimentarla a ella y a sus crías. Está bien adaptada para el ataque, tiene mandíbulas fuertes y veneno poderoso que la ayudan a ejercer su dominio.

Los machos de Psithyrus son mucho más pequeños que las hembras.

Other Languages
aragonés: Bombus
العربية: نحل طنان
asturianu: Bombus
башҡортса: Иңкештәр
žemaitėška: Kamonie
беларуская: Чмялі
български: Земни пчели
català: Bombus
нохчийн: Бумбари
Cebuano: Bombus
Tsetsêhestâhese: Tâhpe'âséhahnoma
corsu: Bufonu
čeština: Čmelák
Чӑвашла: Тĕкĕлтура
dansk: Humlebier
Deutsch: Hummeln
dolnoserbski: Tśmjel
Ελληνικά: Βομβίνος
English: Bumblebee
Esperanto: Burdo
eesti: Kimalane
euskara: Erlastar
suomi: Kimalaiset
føroyskt: Humla
français: Bombus
Nordfriisk: Imkönger
Gaeilge: Bumbóg
galego: Abesouro
Avañe'ẽ: Mamanga
עברית: בומבוס
hrvatski: Bumbari
hornjoserbsce: Čmjeły
magyar: Poszméh
ГӀалгӀай: Бурилгмоза
Ido: Burdono
íslenska: Hunangsflugur
italiano: Bombus
ქართული: ბაზი (გვარი)
한국어: 뒤영벌속
kurdî: Bivbivink
Latina: Bombus
lietuvių: Kamanės
latviešu: Kamenes
олык марий: Ошымшӱлыш
മലയാളം: ബംബിൾബീ
кырык мары: Пыйылмы
မြန်မာဘာသာ: ပိတုန်း
Nāhuatl: Xicohtli
नेपाली: भँवरा
Nederlands: Hommels
norsk nynorsk: Humler
norsk: Humler
Diné bizaad: Tsísʼnátsoh
occitan: Bombus
Livvinkarjala: Vuoksahaine
Deitsch: Hummel
polski: Bombus
português: Mamangaba
română: Bondar
armãneashti: Zângânaru
русский: Шмели
саха тыла: Тойон ыҥырыа
Scots: Bum-bee
srpskohrvatski / српскохрватски: Bumbar
Simple English: Bumblebee
slovenčina: Čmeľ
slovenščina: Čmrlj
српски / srpski: Бумбар
svenska: Humlor
తెలుగు: తుమ్మెద
Türkçe: Bombus
удмурт: Майсы
українська: Джміль
vepsän kel’: Učubras
Tiếng Việt: Ong nghệ
West-Vlams: Hommels
Winaray: Bombus
中文: 熊蜂
Bân-lâm-gú: Kim-koe-phang