Bombardeos estratégicos durante la Segunda Guerra Mundial

Bombardeos estratégicos durante la Segunda Guerra Mundial
Parte de la Segunda Guerra Mundial
The Sandman a B-24 Liberator, piloted by Robert Sternfels.jpg
Un B-24 Sandman bombardea la refinería Astra Romana en Ploiești, Rumania, durante la Operación Tidal Wave, en 1943[1]
Fecha1 de septiembre de 19392 de septiembre de 1945
LugarTodo el Mundo. Destacan Europa y el Pacífico
ResultadoVictoria aliada
Beligerantes
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Alemania nazi
Flag of Japan.svg Imperio Japonés
Flag of Romania.svg Reino de Rumanía
Flag of Hungary.svg Reino de Hungría
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Reino de Italia
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Flag of the United States (1912-1959).svg Estados Unidos
Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética
Flag of France.svg Francia
Flag of Free France (1940-1944).svg Francia libre
Flag of Poland.svg Polonia
Flag of the Republic of China.svg República de China
Flag of the Netherlands.svg Países Bajos
Flag of Australia.svg Australia
Flag of Canada.svg Canadá
Comandantes
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Hermann Göring
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Albert Kesselring
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Hugo Sperrle
Flag of Japan.svg Naruhiko Higashikuni
Flag of Japan.svg Masakazu Kawabe
Flag of the United Kingdom.svg Charles Portal
Flag of the United Kingdom.svg Richard Peirse
Flag of the United Kingdom.svg Arthur Harris
Flag of the United States (1912-1959).svg Hap Arnold
Flag of the United States (1912-1959).svg Carl Spaatz
Flag of the United States (1912-1959).svg Curtis LeMay
Flag of the Soviet Union.svg Sergei Khudyakov
Flag of the Soviet Union.svg Alexander Novikov
Bandera de Canadá Clifford McEwen
Bajas
Entre 305.000 y 600.000 civiles alemanes y graves daños a su industria[6]
Total: 800.000-1.700.000
60.595 bajas civiles británicas[11]
Total: ~1.000.000

Los bombardeos estratégicos durante la Segunda Guerra Mundial incluyeron el bombardeo aéreo de fuerzas militares, ferrocarriles, puertos, ciudades —y cualquier zona civil— y áreas industriales.[12]

En 1939 Alemania invadió Polonia y la Luftwaffe —las Fuerzas Aéreas Alemanas— comenzó a prestar apoyo táctico a la Wehrmacht. Los principales objetivos estratégicos fueron bombardeados incluyendo la capital, Varsovia. El 3 de septiembre de 1939, Francia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte declararon la guerra a Alemania, en ese momento la Royal Air Force —la Real Fuerza Aérea británica— comenzó a atacar a los buques de guerra alemanes a lo largo de las costas alemanas del Mar del Norte.[14]​ y sin restricciones campañas de bombardeos aéreos que se dieron durante la Segunda Guerra Mundial.

Mientras la guerra se expandía por el continente europeo y otras partes del mundo, los bombardeos por parte de las potencias del eje y los aliados se recrudecieron. Tanto ejércitos como instalaciones militares fueron atacados a lo que había que sumar las ciudades y la población civil. El bombardeo masivo de la población civil se consideraba una importante arma psicológica para romper la voluntad del enemigo a combatir. Entre 1940 y 1941, Alemania utilizó esta táctica en su Blitz contra el Reino Unido en la llamada Batalla de Inglaterra.[21]

El efecto del bombardeo estratégico puede variar en sus efectos y resultados dependiendo de su duración e intensidad. Así, tanto la Luftwaffe como la RAF no fueron capaces de dar el golpe de gracia y acabar con la moral del enemigo; sin embargo sus respectivos bombardeos mermaron considerablemente la capacidad industrial y productiva del enemigo.[23]

En Asia y el Pacífico, los japoneses bombardearon Chongqing en numerosas ocasiones hasta finales de 1943. Los bombardeos estratégicos estadounidenses contra el Imperio Japonés comenzaron en octubre de 1944.[25]

Bombardeos en Europa

Situación previa al inicio de la Segunda Guerra Mundial

Franklin Roosevelt, presidente de EE.UU durante la guerra.
Hermann Goering, mariscal del aire y jefe supremo de la Luftwaffe

Antes de la Segunda Guerra Mundial, durante el periodo de entreguerras, los avances en la aviación llegaron a un punto en que un único ataque por parte de un conjunto de aeronaves podía llegar a devastar una ciudad entera.[26]​ En 1932 Stanley Baldwin, primer ministro británico advirtió:

La evolución del bombardeo aéreo siempre deberá estar presente en nuestras mentes.

El 1 de septiembre de 1939, Roosevelt, presidente del neutral Estados Unidos, hizo un llamamiento a los beligerantes para limitar sus ataques aéreos.[31]

Si bien se reconoció que los ataques podrían causar víctimas civiles, el gobierno británico anunció que en ningún caso atacaría deliberadamente a la población civil fuera de las zonas de combate.[34]

Primeros bombardeos en Europa

Campaña de Polonia

Vista aérea durante un bombardeo sobre Varsovia en 1939
Varsovia en ruinas tras los bombardeos.

Después de la invasión de Polonia, la Luftwaffe realizó un bombardeo sistemático de la mayoría de las principales ciudades, hospitales, escuelas, comunicaciones e infraestructuras polacas.[38]

Se hicieron los preparativos para un gran ataque aéreo — Operación Wasserkante— contra Varsovia.[44]​ Varsovia fue atacada por las fuerzas terrestres alemanas el 9 de septiembre, declarándola en estado de sitio el día 13. Los defensores se negaron a rendir la ciudad, siendo fuertemente bombardeada hasta su rendición el día 28 de septiembre.

El bombardeo de la red ferroviaria, cruces estratégicos y áreas militares causaron estragos en los intentos de Polonia de defenderse de la invasión alemana.[46]

El 13 de septiembre, siguiendo las órdenes de la ObdL, la Luftwaffe bombardeó el Barrio Judío de la ciudad de Varsovia. El bombardeo fue justificado argumentando una serie de delitos —no especificados— perpetrados por habitantes de este barrio contra soldados alemanes.[51]

Para conservar en buen estado sus mejores bombarderos, los modernos Heinkel He 111, para su utilización en próximas batallas en el frente occidental, estos fueron sustituidos en el frente polaco por los aviones de transporte Ju 52.[56]

Frente occidental de 1939 a junio de 1940

Sólo 2 días después de la invasión alemana de Polonia, Reino Unido y Francia declararon la guerra a Alemania, dando comienzo la guerra en el oeste y abriéndose el frente occidental. El Reino Unido empezó atacando buques alemanes y bases navales del norte de Alemania el 3 y 4 de septiembre como Cuxhaven y Wilhelmshaven, muriendo en estos ataques un total de 8 hombres de la Kriegsmarine.[59]​ A partir de la llegada del invierno comenzó la denominada guerra falsa o guerra en broma en la que los combatientes se dedicaron a la propaganda de guerra y pequeñas escaramuzas sin mayores consecuencias.[60]

Aviones de reconocimiento de la RAF sobre Dunkerque

El gobierno británico prohibió los ataques a objetivos en tierra y buques de guerra enemigos que se encontraran en puertos con el fin de evitar bajas civiles;[62]​ Después del incidente de Altmark, la Luftwaffe lanzó un ataque contra la marina británica en su base de Scapa Flow el 16 de marzo de 1940, que provocó las primeras bajas civiles británicas.[63]​ Este ataque fue seguido de uno británico contra la base aérea alemana de Hörnum, en la que se bombardeó un hospital, aunque no hubo víctimas.

El 10 de mayo de 1940, Alemania lanzó su Blitzkrieg, invadiendo Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo con objeto de llevar a cabo la conquista de Francia. Para esta operación se movilizaron, entre otros, más de 4000 aviones repartidos en dos flotas aéreas. Al iniciarse la operación, 3 bombarderos alemanes bombardearon por error la ciudad alemana de Friburgo en lugar de su objetivo, la base aérea francesa Dole-Taveux. Los bombardeos alemanes sobre Francia comenzaron en la noche del 9 al 10 de mayo. El 11 de mayo ya habían sido bombardeadas Henin-Lietard, Bruay, Lens, La Fere, Loan, Nancy, Colmar, Pontoise, Lambersart, Lyons, Bouai, Hasebrouck, Doullens y Abbeville con al menos 40 civiles muertos.[64]​ Con el fin de retrasar el ataque alemán sobre el oeste, el 12 de mayo los británicos bombardearon el valle del Ruhr,[67]

Bombardeo de Róterdam
Róterdam tras el bombardeo
Vista de la ciudad totalmente destruida, entre los edificios destruidos se observan una estación de tren y una iglesia

Durante la invasión de los Países Bajos, los alemanes amenazaron al gobierno holandés con bombardear Róterdam con el fin de acelerar la rendición del país. Las negociaciones fracasaron y el ultimatum alemán fue rechazado de tal forma que el día 14 de mayo la Luftwaffe recibió la orden de bombardearla en un esfuerzo por hacer capitular a la ciudad, en aquel momento sitiada.[70]

Participaron 100 aviones en su mayoría Heinkel He 111, de ellos, 57 arrojaron todas las bombas que llevaban; en total se lanzaron sobre Róterdam 97 toneladas de bombas. Se produjo un incendio que arrasó 2,8 km2 devastando 21 iglesias y 4 hospitales. En el ataque fallecieron entre 800 y 1000 civiles, otros 1000 resultaron heridos y 78 000 se quedaron sin hogar.[73]​ La propaganda británica multiplicó las víctimas mortales por 30. Las agencias de noticias exageraron sobremanera los acontecimientos, llegando a informar de que 30 000 personas yacían entre los escombros.[76]

Tras el bombardeo, los alemanes amenazaron con atacar Utrecht, ante tal situación los Países Bajos capitularon.

Respuesta británica

Tras el ataque a Róterdam, los bombarderos de la RAF recibieron autorización para atacar objetivos alemanes al este del Rin. El 15 de mayo de 1940, el Ministerio del aire ordenó al Mariscal Charles Portal atacar objetivos en el Ruhr, sin excluir cualquier objetivo que contribuyera al esfuerzo de guerra alemán. El motivo de estos ataques se encontraba en la necesidad de desviar parte de la fuerza aérea alemana para evitar nuevos bombardeos sobre Francia.[77]Churchill explicó los motivos de su decisión a su homólogo francés en una carta fechada el 16 de mayo:

He estudiado hoy junto al gabinete de guerra y nuestros expertos su solicitud de anoche y estamos de acuerdo en que es mejor colaborar y atraer al enemigo con el fin de hacer causa común.[78]

En la noche del 15 al 16 de mayo, 96 bombarderos británicos atacaron. De ellos, 78 bombarderos tenían por objetivo la destrucción de refinerías y centros de procesamiento y almacenamiento de petróleo.[83]​ En junio continuaron las ataques sobre ciudades como Mannheim, Fráncfort del Meno y Bochum. Al carecer los británicos del equipo necesario para guiarse sobre territorio alemán, la precisión y efectividad de los ataques era muy escasa; por lo general las bombas quedaban diseminadas por un amplio radio.

El 8 de junio, una escuadra francesa bombardeo Berlín como respuesta al bombardeo sobre París pocos días atrás.[77]

La Batalla de Inglaterra y el Blitz

Un soldado británico observa el cielo londinense.
Bomberos londinenses se esfuerzan en apagar incendios provocados por los ataques
Escuadrón de la RAF preparándose para despegar en Bristol
Un Supermarine Spitfire intenta abatir un Dornier Do 17 alemán

El 22 de junio de 1940, Francia se rinde ante Alemania, pero el Reino Unido decide seguir luchando. A mediados de julio, los británicos bombardean los buques de guerra alemanes Scharnhorst y Prinz Eugen atracados en Kiel;[86]​ El comienzo de la batalla de Inglaterra puede fijarse el 10 de julio,[77]

El 1 de agosto, Hitler emite la Directiva Nº17 en la que se establecen las condiciones que sus pilotos deben acatar en la guerra contra el Reino Unido. Se establecen como objetivos principales aeródromos e industrias de armamento y construcción de aviones, así como defensas antiaéreas. Los ataques indiscriminados contra la población civil sólo se debían realizar como medio de represalia.

El 8 de agosto comenzaron los ataques contra las bases aéreas de la RAF en el marco de la operación Día del Águila, cuyo objetivo era multiplicar los ataques contra la aviación británica en suelo británico.[89]​ A pesar de las órdenes recibidas, Londres sufrió su primer bombardeo el 15 de agosto, muriendo 60 personas. Los alemanes pidieron disculpas por este hecho, pues aún no eran tiempos de guerra total y se seguían ciertas normas de cortesía. Ese mismo mes Londres fue bombardeada en 5 ocasiones más —noche del 18 al 19, 22 al 23, 25 al 25, 25 al 26 y 28 al 29—.[94]​ Hitler, en un discurso en Berlín el 4 de septiembre anunció que:

La noche anterior los británicos bombardearon Berlín. Que así sea. Pero en este juego de dos, llegará un momento en el que uno caerá y no va a ser la Alemania nacionalsocialista. Por cada 3000 o 4000 kg de bombas arrojadas por la fuerza aérea británica, nosotros haremos caer 300 000 o 400 000 kg. Cuando ataquen nuestras ciudades, nosotros destruiremos las suyas.[95]

A la Luftwaffe se le ordenó bombardear las principales ciudades británicas, Londres debía ser la más castigada. El 7 de septiembre, 318 bombarderos atacaron de manera casi continua Londres durante todo el día.[99]​ Durante el otoño, los alemanes se centraron en el bombardeo de puntos estratégicos como muelles o fábricas; aunque entre los objetivos se encontraban el bombardeo de ciudades, destacando Londres y el barrio gubernamental de Whitehall, la ofensiva de otoño se centró principalmente en objetivo militares y no en aterrorizar a la población.

Durante el Blitz, el metro servía a la población de refugio antiaéreo
Foto de propaganda alemana en la que se muestra a un Heinkel He 111 sobrevolando Londres

Durante esta intensiva ofensiva aérea que se prolongó hasta el invierno,[100]​ los alemanes mejoraron considerablemente tecnologías como la navegación aérea, que les permitía atacar con suma precisión en sus incursiones nocturnas o en días nublados. Los británicos por su parte se apresuraron en encontrar soluciones a su situación. Fue entonces cuando generalizó el uso del radar, que permitía a los aviones británicos anticiparse a los bombardeos alemanes haciendo que estos perdieran el factor sorpresa. Este nuevo invento, desarrollado en los años 30 por el físico Robert Watson-Watt podía incluso precisar el número de atacantes y en consecuencia permitía elegir la mejor estrategia a la hora de defenderse.[103]​ el Bf 109, contribuyeron a decantar la balanza a favor de Reino Unido, a pesar de la gran superioridad numérica y material de Alemania.

Con el paso del tiempo y a pesar de los graves daños sufridos, las defensas antiaéreas crecieron, aumentando las pérdidas de Alemania, que poco a poco fue perdiendo interés en la conquista de las islas. Sus nuevos objetivos se centraban ahora en la invasión de la Unión Soviética y el resto de países del este. Los británicos rápidamente se recuperaron y el 16 de diciembre de 1940 se bombardeó la ciudad alemana de Mannheim,[105]

Bombardeos británicos sobre Alemania

Estimaciones de la RAF de la destrucción de los núcleos urbanos alemanes con más de 500 000 habitantes
Ciudad Porcentaje
destruido
Berlín 33
Colonia 61
Dortmund 54
Dresde 59
Düsseldorf 64
Essen 50
Fráncfort del Meno 52
Hamburgo 75
Leipzig 20
Múnich 42
Bochum 83
Bremen 60
Chemnitz 41
Dessau 61
Duisburgo 48
Hagen 67
Hannover 60
Kassel 69
Kiel 50
Maguncia 80
Magdeburgo 41
Mannheim 64
Núremberg 51
Stettin 53
Stuttgart 46

La estrategia a seguir por los británicos en las operaciones de bombardeos fue presentada el 23 de septiembre de 1941. En él se aseguraba que el objetivo de los ataques aéreos sería "Atacar con el fin de romper la moral de la población haciendo las ciudades físicamente inhabitables y sumir a la población en una sensación de peligro constante".[106]

Dresde tras el bombardeo de febrero de 1945 vista desde lo alto de la torre del ayuntamiento. Famosa foto de Richard Peter.

Durante los primeros meses de campaña se generó un debate interno en el seno del gobierno británico sobre dotar de los limitados recursos del país a la Royal Air Force o bien a la Royal Navy. Uno de los asesores científicos del gobierno, Frederick Lindemann presentó un influyente artículo apoyando el bombardeo masivo sobre las industrias alemanas. Finalmente en 1942 se decidió el uso del bombardeo masivo, siendo el Comando de Bombardeos uno de las principales armas del esfuerzo de guerra británico hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Una gran proporción de la producción industrial británica fue destinada a la dotación y construcción de una gran flota de bombardeos pesados que redujo considerablemente los recursos para otras áreas.[109]​ El plan fue muy polémico pero fue aceptado debido a que era la única manera de atacar Alemania de una manera directa.

A principios de 1942 los soviéticos exigían a sus aliados occidentales la apertura de un segundo frente para aliviar su situación. El 14 de febrero de 1942 fue emitida la Directiva Nº22 en la que se autorizaban, sin restricciones,[110]​ el bombardeo de las ciudades de Essen, Duisburg, Düsseldorf y Colonia seguidos de Brunswick, Lübeck, Rostock, Bremen, Kiel, Hannover, Fráncfort del Meno, Mannheim, Stuttgart, y Schweinfurt. Para evitar confusiones Charles Portal escribió a Norman Bottomley:

Supongo que está claro el objetivo de los ataques, la población civil enemiga y no las fábricas y astilleros.

El primer ataque de este tipo se realizó en la noche del 28 al 29 de marzo de 1942 cuando 234 aviones bombardearon Lübeck, destruyendo la mayor parte del centro de la ciudad.

Hamburgo tras un bombardeo en 1943
El centro de Wesel tras ser bombardeado, el 97% del centro fue destruido

El primer bombardeo de carácter masivo se efectuó sobre la ciudad medieval de Colonia, una de las mayores zonas industriales del país. En la noche del 30 al 31 de mayo de 1942, 1046 bombarderos arrojaron más de 2000 toneladas de explosivos y bombas incendiarias, provocando centenas de incendios individuales. La devastación fue total, destruyéndose más de 3300 casas y 36 fábricas, entre otros. Las víctimas mortales no superaron las 500 pero el ataque dejó a más de 45.000 sin un lugar donde vivir o trabajar. Los británicos perdieron 40 aeronaves. En los días posteriores también fueron atacadas Essen y Bremen.

Los ejemplos más extremos de los ataques masivos sobre la población fueron causadas por la llamada Operación Gomorra[112]

Colonia en 1945

En los dos primeros años de campaña los efectos de los bombardeos estratégicos británicos estaban muy sobrevalorados a pesar de la prácticamente nula eficacia que habían tenido. Los alemanes eran capaces de sustituir y minimizar los daños causados, en parte gracias a las lecciones aprendidas durante los bombardeos sobre Inglaterra. Estos problemas intentaron ser solventados con una mejora en la precisión y concentración de los ataques en una zona determinada. Estas mejoras fueron acompañadas por una mejor formación de la tripulación, ayudas electrónicas y nuevas tácticas diseñadas por el Mariscal del aire británico, Arthur Harris.[114]​ El ministro de armamento alemán, Albert Speer, llegó a reconocer la eficacia británica y los trastornos que los ataques habían producido en sus planes de expansión de la producción.

En octubre de 1943, Harris instó al gobierno a que diera toda la información posible a la población sobre los ataques sobre Alemania. Los objetivos británicos eran, además de fábricas y objetivos militares, la población civil.[118]

Bombardeos estadounidenses sobre Europa

Un Boeing B-17 volando sobre Francia en 1942
Pila de cadáveres en Dresde tras los ataques aliados de febrero de 1945
Toneladas de bombas lanzadas sobre Alemania
Año RAF USAF
1939          31
1940   13 033
1941   31 504
1942   45 561     1561
1943 157 457   44 165
1944 525 518 389 119
1945 191 540 188 573
Total 964 644 623 418
Comparación del estado de la ciudad de Múnich en 1945 y en 1989

A mediados de 1942 la USAAF —Las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos— desembarcó en el Reino Unido realizando algunas incursiones sobre el Canal de la Mancha con la llegada de la Octava Fuerza Aérea compuesta fundamentalmente por los bombarderos B-17 o "Fortalezas Volantes", llamadas así por su blindaje y las diez a doce ametralladoras que montaba, lo que eliminaba los ángulos muertos. Al contrario que los británicos cuyas bombas eran de pequeño tamaño, la USAAF empleaba bombas incendiarias que se lanzaban a gran altura en incursiones sobre Francia, Alemania y Austria. A comienzos de 1943 Washington y Londres adoptaron una estrategia común en los ataques sobre Alemania, centrándose en "bombardeos de precisión" sobre fábricas, bases navales, astilleros, ferrocarriles, nudos de comunicaciones, canales, aeropuertos, fábricas de acero, refinerías y centrales eléctricas. En la Conferencia de Casablanca se aprobó un plan combinado de operaciones aéreas entre la RAF y la USAF.[122]

En 1944 la USAAF estableció a la XV Fuerza Aérea en Italia con el fin de alcanzar el sur de Alemania y Austria. En los primeros meses de ese mismo año los ataques sobre ciudades, industrias y comunicaciones fueron continuos, marcando un punto de inflexión en la economía alemana.[124]​ En 1945 los ataques combinados se centraron en el ataque a las grandes ciudades y la cuenca del Ruhr, destacando el bombardeo de Dresde, uno de los episodios más polémicos de la Segunda Guerra Mundial.

Efectividad

Durante y después de la guerra los bombardeos estratégicos fueron en muchas ocasiones severamente criticados. Su en ocasiones escasa precisión, efectividad o efectos contraproducentes le hizo ganar un gran número de detractores. Uno de los principales argumentos era el hecho de que durante la guerra y hasta principios de 1945, momento en el que Alemania ya estaba prácticamente derrotada, la producción industrial del país no había hecho sino aumentar. Antes de la guerra y en sus comienzos la industria alemana sólo trabajaba en un único turno de 8 horas diarias, al ampliar estos turnos hasta las 24 horas la producción alemana rápidamente se triplicó.[126]

Bombardeos soviéticos estratégicos

Puesto antiaéreo en Helsinki, Finlandia durante un bombardeo soviético en noviembre de 1942

La primera campaña de bombardeos soviética fue contra los campos petroleros de Rumanía, país aliado de la Alemania nazi, en el verano de 1941, poco después del comienzo de la invasión de la Unión Soviética.[128]

Aviones soviéticos sobrevolando posiciones alemanas durante la batalla de Moscú en diciembre de 1941

En marzo de 1942 las fuerzas de bombardeo estratégico de la Unión Soviética se reorganizaron y formaron la Fuerza Aérea de Largo Alcance. Se atacó Berlín en sucesivas incursiones entre el 26 y el 29 de agosto de ese 1942 y de nuevo en la noche del 9 al 10 de septiembre con 212 aviones.[128]

Vídeo a color del destruido centro de Berlín en julio de 1945

A lo largo de 1943 la URSS trató de dar la impresión de que cooperaba estrechamente con los bombardeos sobre Alemania de Estados Unidos y Reino Unido.[128]

Sistema de defensa aérea de hormigón en Berlín en abril de 1942

La principal tarea del 18º ejército del Aire fue apoyar la ofensiva final del Ejército Rojo sobre Alemania, realizando incursiones sobre Berlín, Breslau, Danzig y Königsberg.[128]

Ataques con V-1 y V-2

Lanzamiento de un V-2 en Peenemünde
Caída de un V-1 sobre Londres en 1944

El periodo de calma en los cielo alemanes llegó a su fin en abril de 1942, cuando un poderoso ataque de la RAF destruyó la ciudad de Lübeck, una hermosa ciudad medieval;[131]​ Los aliados dirigieron parte de sus bombardeos estratégicos al ataque de la instalaciones de estas armas; los ataques más importantes son conocidos como Operación Crossbow. Ya en agosto de 1943 en la Operación Hydra los británicos habían bombardeado como medida de prevención las fábricas de Peenemünde.[132]

Víctimas

Después de la guerra, Estados Unidos decidió revisar los registros que se tenían sobre el impacto de los bombardeos sobre Alemania, llegando a la conclusión de que las estadísticas oficiales alemanas diferían mucho de la realidad. Se estimaron en 305 000 las vidas perdidas como mínimo en los ataques a las ciudades y no menos de 780 000 heridos. Además, alrededor de 7 500 000 de civiles se quedaron sin hogar. Por lo tanto la cifra de muertos en suelo alemán por acción de los bombardeos aliados se estima en 350 000. En el Reino Unido se contabilizaron 60 595 fallecidos por los ataques alemanes. En Francia fallecieron 67 078 franceses por los bombardeos británicos y estadounidenses. El 6 de abril de 1941, los alemanes, durante la invasión de Yugoslavia, bombardearon Belgrado, dejando más de 17 000 muertos.[134]

Other Languages