Bomba de neutrones

La bomba de neutrones, también llamada bomba N, bomba de radiación directa incrementada o bomba de radiación forzada es un arma nuclear derivada de la bomba H que los Estados Unidos comenzaron a desplegar a finales de los años 70. En las bombas H normalmente el 50% de la energía liberada se obtiene por fisión nuclear y el otro 50% por fusión. En la bomba de neutrones se consigue hacer bajar el porcentaje de energía obtenida por fisión a menos del 50%, e incluso se ha llegado a hacerlo a cerca del 5%. De las radiaciones que se producen en el instante de la explosión, la que aquí nos atañe es la de neutrones. Una gran cantidad de estas partículas son emitidas con niveles energéticos muy altos, y por tanto, con gran capacidad de penetración. Recordemos que, concretamente en las reacciones de fusión, se producían neutrones rápidos, los más energéticos. Estos se utilizaban para fisionar el material fisible de un eventual tamper de material fisible (U-235 o U-238).

Historia

La invención de la bomba de neutrones se atribuye a Samuel Cohen que la desarrolló en 1958. Su ensayo se autorizó y llevó a cabo en 1963 en Nevada. Su desarrollo fue aplazado por el presidente Jimmy Carter en 1978 tras protestas en contra de su administración por planes de desplegar ojivas a Europa. El presidente Ronald Reagan reinició la producción en 1981. Varias naciones tienen las capacidades de construir ojivas de neutrones, que son en realidad bombas capaces de ser transportadas en misiles, sin embargo no se conoce con certeza si las han construido.

Other Languages