Bolaños de Calatrava

Bolaños de Calatrava
Municipio de España
Sin título-1 bandera de bolaños.jpg
Bandera
Escudo de Bolaños de Calatrava (Ciudad Real).svg

Castillo de Doña Berenguela de Castilla

Castillo de Doña Berenguela de Castilla
Bolaños de Calatrava ubicada en España
Bolaños de Calatrava
Bolaños de Calatrava
Ubicación de Bolaños de Calatrava en España.
Bolaños de Calatrava ubicada en Provincia de Ciudad Real
Bolaños de Calatrava
Bolaños de Calatrava
Ubicación de Bolaños de Calatrava en la provincia de Ciudad Real.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg  Castilla-La Mancha
•  Provincia Flag Ciudad Real Province.svg  Ciudad Real
•  Comarca Campo de Calatrava
•  Partido judicial Almagro
•  Mancomunidad Campo de Calatrava
Ubicación 38°54′20″N 3°39′59″O / 38.905555555556, 38°54′20″N 3°39′59″O / -3.6663888888889
•  Altitud 646 msnm
(mín.:635, máx.:646)
•  Distancia 27 km a Ciudad Real
Superficie 87,90 km²
Población 12001 hab. (2015)
•  Densidad 138,05 hab./km²
Gentilicio bolañego/a
Código postal 13260
Alcalde (2015) Miguel Ángel Valverde Menchero ( PP)
Sitio web Ayuntamiento de Bolaños de Calatrava
[ editar datos en Wikidata]
Programa de actos del año jubilar Virgen del Monte 2015-2016

Bolaños de Calatrava es un municipio español de la provincia de Ciudad Real, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, situado a 27 km de la capital provincial, Valdepeñas y Manzanares, a 4 km al este de Almagro con lo cual ambos municipios son las localidades vecinas más próximas del Campo de Calatrava. También limita al noroeste con Torralba de Calatrava (a 14 km), con Daimiel (al norte) a 17 km, con Manzanares (al oeste) a 27 km y al sur con Moral de Calatrava a 12 km.

Historia

La documentación más antigua alude al emplazamiento de antiguas culturas en su término. El evidente origen romano de Bolaños queda reflejado en las monedas, ídolos y sepulturas que, según las relaciones topográficas de Felipe II, se hallaron al sur de la población. De la misma época serían las murallas del mediodía y poniente de su castillo-fortaleza.

Durante la dominación musulmana fue utilizado este fuerte y población romana, quedando marcada la huella árabe en las construcciones norte y este del castillo, dentro de las cuales se apreciaban baños y hermosos arabescos en algunas de sus dependencias. Numerosas plantas de casas musulmanas fueron reconocidas al norte de la población por el redactor de las citadas relaciones.

Tras la toma de la ciudad de Calatrava, en 1147, Alfonso VII aprovecha la debilidad de los Almorávides y ocupa en pocos años el Campo de Calatrava. Estas tierras se adjudican para su defensa a la Orden militar del Temple, pero esta, aun siendo fuerte y poderosa, no fue capaz de hacer frente al empuje almohade, por lo que renuncian a su defensa tras la muerte de Alfonso VII. Su hijo, Sancho III, ofreció la ciudad de Calatrava a quien se hiciera cargo de su defensa, y se la pidieron el abad Raimundo de Fitero y Fray Diego Velázquez –frailes cistercienses-, que les fue donada en 1158, momento en que se crea la Orden de Calatrava y año en que accede al trono de Castilla Alfonso VIII.

A partir del asentamiento de los caballeros de la Orden de Calatrava se conquista el territorio del Campo de su mismo nombre, rechazando a los árabes hacia el Sur. Pero el avance almohade se hace inevitable y en 1195 se produce la derrota cristiana en Alarcos y se pierde Calatrava y todo su Campo, por lo que pasaría nuevamente a manos musulmanas. Esta situación duró poco tiempo, ya que en julio de 1212, con la Batalla de Las Navas de Tolosa, los cristianos recuperan definitivamente todo el territorio.

Alfonso VIII, debido a la debilidad de la corona y a lo limitado de sus medios, encomienda la repoblación y organización de los nuevos territorios conquistados a las órdenes militares. A la Orden de Calatrava se le cedió la ciudad donde tenía instituida su casa matriz, Calatrava, además de numerosas plazas de su campo circundante, que repoblaría bajo las directrices dadas por Alfonso VIII. Este rey reservaría otras villas recién conquistadas para la corona, como fue el caso de Bolaños, que tras su ocupación cristiana el monarca la regalaría a su hija Berenguela por el triunfo de Las Navas. Berenguela otorgó la repoblación de la villa a un caballero de su hueste señorial participante en la Batalla y procedente de Galicia, nombrándolo alcaide. Este caballero era del linaje de los Bolaños y Ribadeneyra, el cual daría como nombre a la villa su propio apellido y como escudo de armas el escudo de su familia –Cordero y Bollo-.

Fue cámara o residencia de los Maestres de Calatrava en el siglo XV. La orden celebró importantes Capítulos Generales en la antigua iglesia de Santa María, probablemente Santa María de la Alta Virtud, venida a ruinas, probablemente, por el terremoto de Lisboa, cuya cofradía consta en los últimos siglos medievales. De época también medieval -siglo XIII- dataría el primitivo Santuario de la Virgen del Monte (Bolaños de Calatrava), de sencilla construcción románica, situada en un bellísimo paraje cercano a la villa, en la cual y sin interrupción han venido celebrándose animadas romerías desde la Edad Media.

Durante los siglos medievales Bolaños debió conocer la pacífica convivencia de mudéjares y cristianos que, más tarde, en los siglos XVI y XVII continuaría cuando aquéllos fueron bautizados y pasaron a formar una notable comunidad morisca, dejando cierta influencia en la agricultura, arquitectura y tradiciones de Bolaños.

En el siglo XVI comenzó la construcción de la actual iglesia de San Felipe y Santiago, renacentista, constando también en esa época una ermita de los santos Cosme y Damián, así como un hospital de peregrinos. También existió una Audiencia, cuyo emplazamiento, así como el de los anteriores edificios estarían próximos al castillo. Tanto en la Audiencia como en la denominada Iglesia Vieja, se hallaron pintadas las armas que forman el escudo de Bolaños: un cordero, una espada y un bollo.

En 1544 se confirma la creación de la Encomienda de Bolaños. Un camino real de cierta importancia pasaba por el término de Bolaños, desde la venta de Borondo, al santuario de la Virgen de las Nieves, que servía de comunicación con Portugal y Extremadura.

Tras la crisis demográfica del siglo XVI, Bolaños se recupera en las centurias siguientes, constando, según el Catastro del Marqués de la Ensenada, como en el siglo XVIII, sus habitantes pasaban de los 1.500 y residiendo principalmente en las calles adyacentes al Castillo y plaza de España actual, sobre todo calle Santísimo, Real de Pozo Agrio, actual calle del Cristo, calle Almagro, etc. De los siglos XVII y XVIII quedan unas casas en la calle del Cristo que son un claro exponente de la arquitectura popular manchega. También en esta misma calle, la denominada Casa de Coca muestra un bello escudo en mármol sobre la portada.

A comienzos del siglo actual se construyó, junto a la ermita "románica", la nueva de Nuestra Señora del Monte, de amplia nave. Este santuario mariano constituye, hoy día, una de las señas de identidad del pueblo bolañego. En la actualidad, Bolaños, es un próspero pueblo cuyo rico pasado histórico trasciende este breve resumen histórico, pero queda manifiesto en el bello casco antiguo con el castillo y sus alrededores.

Other Languages