Bocina

Bocinas en una locomotora.

Se denomina bocina a un instrumento compuesto de una pera de goma y una trompeta unidos. Al presionar la pera, el aire sale por la trompeta, creando sonido. Antiguamente se usaba en los automóviles como señal acústica, siendo sustituido a partir de la década de 1920 por un elemento accionado por energía eléctrica. Del mismo modo la bocina es utilizada en vehículos como trenes, barcos, motocicletas o bicicletas, etc, variando de acuerdo a cada vehículo.

Historia

La bocina acústica se inventó en Francia en 1680. Después se introdujo en Alemania y allí se perfeccionó y se aplicó a la música. Esta se adoptó en Francia en 1730 pero no la introdujeron en la orquesta de la ópera hasta en 1757.

En esta época daba muy pocos sonidos, pero en 1759 un alemán llamado Hampl discurrió que era fácil hacerle producir otros, tapando con la mano una parte del pabellón o campana del instrumento. Este descubrimiento abrió la carrera a artistas hábiles que se entregaban al estudio de la trompa. Otro alemán llamado Haltenhoft mejoró este instrumento añadiendo una bomba por medio de la cual se afina exactamente, cuando por el calor del aliento se suben las entonaciones.[1]

Other Languages
العربية: زامور
català: Clàxon
English: Vehicle horn
euskara: Klaxon
فارسی: بوق
italiano: Clacson
日本語: 警笛
한국어: 경적
Nederlands: Claxon
русский: Клаксон
ślůnski: Titek