Boceto al óleo

Crucifixión, uno de los numerosos bocetos al óleo con técnica mixta de Grechetto.
Perro semihundido, óleo mural pasado a tela, una de las pinturas negras de Goya. Realizado para su propia vivienda y respondiendo únicamente a sus propios criterios estéticos, es un caso extremo del aspecto "inacabado" que buscaba el autor.

Boceto al óleo, apunte al óleo o estudio al óleo son denominaciones de las obras pictóricas que, a pesar de estar realizadas con la técnica de la pintura al óleo, están concebidas como bocetos, apuntes, bosquejos, croquis o estudios. Son, por tanto, una obra no terminada, que puede o no ser el modelo (estudio preparatorio o modello -plural modelli-)[2]​ y frabricantes de tapices (cartón para tapiz). A medida que la actividad de los pintores se transformó (pintura de la Edad Moderna, pintura de la Edad Contemporánea), los apuntes al óleo pasaron a ser obras independientes, no concebidas como modelos de otra, sino para responder más al gusto y sensibilidad de los pintores que al de sus clientes, y permitirles expresarse con mayor libertad, al no estar destinados al mercado de arte.

Técnica

Es paradójico que la técnica del óleo tenga la consideración de ser la que más tiempo concede al pintor, pues permite constantes retoques. La técnica habitual para los apuntes o bocetos es el dibujo, y una técnica muy utilizada para la pintura rápida es la acuarela; pero un apunte al óleo, incluso aunque se haga con una paleta limitada en su rango de colores, es mucho más significativo que un dibujo (tanto monocromo como policromo) e incluso que una acuarela, por su capacidad muy superior de obtener mezclas cromáticas y texturas, y sugiere mejor cómo puede resultar la obra proyectada. También indica mejor el flujo y energía de una composición. Incluso para un pintor con buena técnica es difícil realizar directamente un apunte al óleo, siendo muestra de una técnica excepcional la "facilidad" (sólo aparente)[3]​ con que algunos grandes maestros los han resuelto, protagonizando anécdotas famosas de la forma en que se enfrentaban al lienzo con los colores, con tanta rapidez y eficacia como podrían trazar las líneas de un dibujo sobre un papel (Tiziano, Rubens, Velázquez, Luca Giordano -motejado Luca fa presto-, Tiepolo). En su rapidez de ejecución, el apunte al óleo puede servir no sólo para expresar movimiento y efectos de luz y color, sino que su naturaleza gestual puede incluso representar un paralelo mimético de la acción o personalidad del sujeto o tema representado, al que puede acomodarse mejor que una obra "terminada" con criterios preciosistas (es famosa la anécdota protagonizada por Goya al pedirle a Vicente López que dejara de retocar su retrato).

Other Languages
català: Esbós (oli)
English: Oil sketch
Nederlands: Olieschets