Blasco de Alagón

Escudo de armas de Blasco de Alagón según el armorial Gelre (f. 63v).

Blasco de Alagón (antes de 1190- 1239), hijo de Artal de Alagón y su esposa Toda Romeu,[1] fue un noble aragonés que vivió en el siglo xiii, conquistador de Morella, Capitán General del Reino de Valencia. La literatura genealógica le llama el Grande para distinguirle de otros descendientes suyos de igual nombre.

Biografía

Una de las primeras referencias de su persona se encuentra en la boda de Jaime I, celebrada en 1221, ostentando el cargo de mayordomo Mayor de Aragón. Está presente junto al rey cuando se produce la trágica muerte de Pedro de Ahones en 1226, que desencadenó una sublevación nobiliaria de Aragón. Blasco de Alagón se alinea fielmente junto al rey durante la decisiva guerra civil. Tras la victoria, Jaime I decide recompensarlo prometiéndole la posesión de todo pueblo, castillo y fortaleza que conquiste.

En 1227 estalla una guerra civil en el reino musulmán de Valencia, finalmente Zayyan se alza como rey de Valencia y destrona al señor almohade Zayd Abu Zayd, quien vio reducida su influencia a Segorbe. En 1229 se reconoce vasallo de Jaime I, y este a su vez le dejaba en feudo todos los territorios que este conquistase. Entre 1230 y 1232 Blasco de Alagón está con Abu Zayd a su servicio, según algunas fuentes desterrado, pero según otras es mandado por el propio rey para ayudar a su nuevo vasallo.

Durante el verano de 1232 el rey se reúne en Alcañiz con el maestre de la orden del Hospital, Hugo de Folcalquer, consejeros reales y Blasco de Alagón, donde se prepara la conquista de Valencia.

El 26 de octubre de 1232, Blasco conquista la estratégica población de Morella, al norte de Castellón. Pero el rey le reclama la posición, pese a la promesa hecha por su fidelidad. Para forzar al noble aragonés, las tropas reales conquistan la población de Ares, muy próxima a Morella, cortando las líneas de suministro de la ciudad. Desde el punto de vista del rey, Morella era una plaza, tan fuerte que no podía especular dejando una guarnición ajena, prefería poseerla y con una guarnición de las tropas reales. Aunque después se le entrega en feudo. Para compensarle, en 1233 le hace entrega de la villa de Sástago y su señorío. Sus descendientes fueron condes de Sástago.

Un nieto suyo con el mismo nombre (hijo de Artal de Alagón) fue capitán general y lugarteniente de Calabria durante el reinado de Jaime II, así como contrario a la Paz de Anagni (1295), muriendo en 1301 en el transcurso del sitio de Mesina mientras combatía en favor de Federico II de Sicilia.[2]

Other Languages