Blanca II de Navarra

Blanca II de Navarra
Blanca II de Navarra.jpg
Reina de Navarra
( de iure)
23 de septiembre de 1461 - 2 de diciembre de 1464
Predecesor Carlos IV
Sucesor Leonor I [1]
Información personal
Otros títulos Princesa consorte de Asturias (1440-1453)
Nacimiento 9 de junio de 1424
Olite, Navarra
Fallecimiento 2 de diciembre de 1464
(40 años)
Orthez, Francia
Entierro Lescar
Familia
Casa real Casa de Trastámara
Padre Juan II
Madre Blanca I
Consorte Enrique IV de Castilla
(div. 1453)

Royal Arms of Navarre (1425-1479).svg
Escudo de Blanca II de Navarra

[ editar datos en Wikidata]

Blanca de Trastámara y de Evreux ( Olite, 9 de junio de 1424Orthez, 2 de diciembre de 1464), fue infanta de Aragón y de Navarra, infanta de Castilla por matrimonio ( 1440- 1453) y reina titular de Navarra como Blanca II ( 1461- 1464).

Fue el tercer descendiente y segunda hija de la entonces infanta heredera Blanca de Navarra y de su segundo esposo, el infante Juan de Aragón, duque de Peñafiel.

Biografía

Su hermana mayor, Juana, muere el 22 de agosto de 1425, y su abuelo, el rey Carlos III de Navarra, apodado el Noble, unos días más tarde, el 8 de septiembre, lo que convierte a su madre en reina Blanca I de Navarra y a su padre en rey Juan II.

El 22 de noviembre de 1436[2] se firma en Toledo la paz entre Navarra y Castilla tras cumplirse seis años del establecimiento de las Treguas de Majano. Como consecuencia de la misma se acuerda el matrimonio de la infanta Blanca, que tenía 12 años, con Enrique, príncipe heredero de Castilla, que tenía 11 años, recuperando Navarra de este modo las villas y castillos perdidos durante la guerra.

La reina Blanca I acompaña a su hija a Castilla para su matrimonio formal con el príncipe Enrique de Castilla, que tuvo lugar en la ciudad de Valladolid, el 16 de septiembre de 1440,[2]

Mientras en Navarra la guerra civil estalla entre su padre y hermano Carlos, príncipe de Viana, Blanca vive en Castilla un infeliz matrimonio, el cual será finalmente anulado por no consumación[5]

Blanca regresa a Navarra repudiada y sin los bienes acordados en las capitulaciones de su matrimonio por haber sido éste anulado, teniendo su padre Juan II que encargarse de sus necesidades, hecho que no le importaba mucho, pues el rey sentía una completa aversión tanto por ella como por su hermano mayor Carlos de Viana; su hermana menor Leonor, condesa de Foix, tampoco le tenía estima, y Juana Enríquez, su madrastra, cuya única preocupación era colocar a su hijo Fernando en el trono de Navarra, hizo lo posible por perderla.[5]

Antes de morir su hermano el príncipe Carlos de Viana el 23 de septiembre de 1461, redactó su testamento en el cual instituyó a su hermana como heredera, ratificando las claúsulas del testamento de su madre del 17 de febrero de 1439, en el cual se estipulaba que la corona debía pasar al mayor de los hijos vivos de la pareja.[6]

Sin embargo, Blanca se encuentra prisionera de su padre en Olite, quien le propone casarla con Carlos, duque de Berry, el hermano menor de Luis XI de Francia. En realidad, esta propuesta de matrimonio es un engaño proyectado por Juan II, con el fin de sacar de Navarra a Blanca y alejarla de sus partidarios, los beaumonteses, que trataban de liberarla. De todos modos, Blanca rechaza la propuesta de su padre.[7]

El rey Juan II, furioso por la rebeldía de su hija, reacciona airadamente y la entrega a su otra hija Leonor y a su marido, el conde Gastón IV de Foix. En el trayecto del viaje que la conduce a Béarn, señorío de sus peores enemigos, Blanca realiza una protesta escrita por el secuestro ( Roncesvalles, 23 de abril de 1462), en la que afirmó que la llevaban en contra de su voluntad, pedía el perdón divino para su padre y, ante la posibilidad de que la obligasen a testar bajo los intereses de Juan II y los condes de Foix, pedía que cualquier testamento realizado en favor de su hermana Leonor como heredera (o su descendencia) fuese considerado inválido. Unos días después ( 30 de abril), en San Juan Pie de Puerto, y temiendo que los que pretenden sus derechos le quiten la vida, hace testamento designando como heredero a su ex-marido y ahora rey Enrique IV de Castilla [5] (lo que habría supuesto la unión de las coronas de Navarra y Castilla).

Una vez en Béarn, Blanca es encarcelada en la Torre Moncada, en Orthez, donde morirá el 2 de diciembre de 1464 bajo extrañas circunstancias. Algunos historiadores indican que fue asesinada por orden de su hermana, y otros, bajo la mano de su propio padre. Fue sepultada en el panteón de la iglesia catedral de Lescar.[5]

En contra de lo dispuesto legítimamente por Blanca, Juan II siguió como rey en Navarra hasta su muerte (en 1479), y fue sucedido por Leonor.

Other Languages