Blade Runner
English: Blade Runner

Blade Runner (en algunos países El cazador implacable) es una película neo-noir y de ciencia ficción estadounidense dirigida por Ridley Scott, estrenada en 1982. Fue escrita por Hampton Fancher y David Webb Peoples, y el reparto se compone de Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Edward James Olmos, M. Emmet Walsh, Daryl Hannah, William Sanderson, Brion James, Joe Turkel y Joanna Cassidy. Está basada parcialmente en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968). Es la primera película de la franquicia Blade Runner.

La acción transcurre en una versión distópica de la ciudad de Los Ángeles, EE. UU., durante el mes de noviembre de 2019. Describe un futuro en el que, mediante bioingeniería, se fabrican humanos artificiales denominados replicantes, a los que se emplea en trabajos peligrosos y como esclavos en las «colonias del mundo exterior» de la Tierra. Fabricados por Tyrell Corporation para ser «más humanos que los humanos» —especialmente el modelo Nexus-6—, son indistinguibles físicamente de un humano, aunque tienen una mayor agilidad y fuerza física, y carecen teóricamente de la misma respuesta emocional y empática. Los replicantes fueron declarados ilegales en la Tierra tras un sangriento motín ocurrido en una colonia exterior. Un cuerpo especial de la policía, los blade runners, se encarga de identificar, rastrear y matar —o «retirar», en términos de la propia policía— a los replicantes fugitivos que se encuentran en la Tierra. Con un grupo de replicantes suelto en Los Ángeles, Rick Deckard, un «viejo» blade runner, es sacado de su semi-retiro para eliminarlos.

Inicialmente Blade Runner recibió críticas mixtas de parte de la prensa especializada. Unos se mostraron confundidos y decepcionados de que no tuviese el ritmo narrativo que se esperaba de una película de acción, mientras otros apreciaban su ambientación y complejidad temática. La película no obtuvo buenos resultados de taquilla en los cines norteamericanos, pero fue posteriormente revalorizada en el mercado doméstico hasta convertirse en una película de culto, siendo considerada una de las mejores películas de ciencia ficción y una precursora del género ciberpunk. Fue candidata a dos Óscar (mejor dirección artística y mejores efectos visuales), ganó tres Premios BAFTA de ocho nominaciones, y la banda sonora compuesta por Vangelis fue nominada al Globo de Oro.

Blade Runner ha sido elogiada como una de las películas más influyentes de todos los tiempos, tanto por su ambientación detallada y original, considerada un hito visual posmoderno con su descripción realista de un futuro en decadencia, como por adelantarse en plantear temas y preocupaciones fundamentales para el siglo XXI. Su banda sonora, sus efectos especiales y su fotografía han sido igualmente aclamados. Blade Runner también permitió poner a Philip K. Dick en la mira de Hollywood y desde entonces muchas películas se han inspirado en su obra literaria. En 1993 fue seleccionada para su conservación en el Registro Nacional de Cine de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por ser «cultural, histórica o estéticamente significativa». En 2017 fue estrenada su continuación con el título Blade Runner 2049.

Siete versiones de Blade Runner existen como resultado de los controvertidos cambios realizados a petición de varios de los productores co-ejecutivos. Un montaje del director se lanzó en 1992 tras una fuerte acogida a la proyección de un Workprint. Esto, junto a su éxito como cinta de alquiler en los videoclubes, hizo que en 1997 fuese una de las primeras películas en ser estrenadas en formato DVD. En 2007, Warner Bros. lanzó el Final Cut, una versión remasterizada digitalmente por el 25.º aniversario, y el único montaje sobre el cual Scott retuvo el control artístico completo.

Producción

Preproducción

El interés por adaptar la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick apareció poco tiempo después de su publicación en 1968. Ya en 1969, el director Martin Scorsese y el guionista Jay Cocks se sintieron atraídos por el libro, pero nunca llegaron a optar al proyecto.[4]

Ridley Scott solicitó a David Peoples para reescribir el guion de Hampton Fancher.

Basándose en la novela, Hampton Fancher escribió hacia 1977 un borrador del guion bajo el amparo económico inicial de su amigo Brian Kelly. Este contactó al productor Michael Deeley, quien comenzó a mostrarse interesado por la idea del romance entre Deckard y Rachael, una androide que no sabe que lo es.[4]

Antes de unirse Scott, el título provisional de la película en el segundo borrador de Fancher era Android, pasando luego a ser Mechanismo y posteriormente siendo cambiado por Dangerous Days en uno de los últimos borradores de Fancher. El título final proviene de la novela The Bladerunner de Alan E. Nourse, cuyo protagonista contrabandea instrumentos quirúrgicos en el mercado negro, y de Blade Runner (a movie), un tratado de cine para la novela anterior escrito por William S. Burroughs.[8]

Después de haber invertido más de 2,5 millones en la preproducción,[3]

Rodaje

Gran parte de la filmación se llevó a cabo en los estudios de Warner Bros. en Burbank (California).

El rodaje comenzó el 9 de marzo de 1981 y se extendió unos 4 meses.[6]

Los estudios de Warner Bros. en Burbank (California) sirvieron de emplazamiento para la mayor parte de los interiores y algunos exteriores, como la escena de «Lágrimas en la lluvia» o varias secuencias situadas en las calles y el mercadillo animoide del hipotético Los Ángeles de 2019, que fueron filmadas en la New York Street de dichos estudios. Los exteriores y el hall del piso de Sebastian se ubicaron en el Bradbury Building de Los Ángeles. Otras locaciones en la ciudad incluyen el Irvine-Byrne Building —conocido posteriormente como Pan American Lofts— para el interior del Hotel Yukon, la Union Station como comisaría de policía, el 2nd Street Tunnel, y la Ennis House, donde se rodó el exterior de la casa de Deckard y que sirvió de inspiración para recrear los interiores de la misma.[15]

Syd Mead recibió el crédito de «futurista visual» del film, y su arte conceptual fue el punto de partida para su diseño estético.

La escena final en las versiones de estreno de Blade Runner muestra a Rachael y Deckard viajando en un Spinner a plena luz del día por un área boscosa, secuencia rodada a finales de marzo de 1982 en Big Bear Lake (California). Después de que las imágenes grabadas en helicóptero para acompañar a esa escena fueran descartadas debido entre otros motivos a la excesiva presencia de niebla y nieve, se añadieron a la película planos aéreos montañosos filmados en el parque nacional de los Glaciares (Montana) para El resplandor de Stanley Kubrick.[6]

Diseño

Uno de los Spinner, coches voladores de la película diseñados por Mead, en Disney-MGM Studios antes de ser desmontado en 1999.[16]

Blade Runner tuvo como uno de sus referentes a Metrópolis (1927) de Fritz Lang,[21]

«Éramos totalmente inconscientes de lo que podría suponer [...] nos limitábamos a configurar una estética acorde con la historia. Mezclamos muchos estilos —lo clásico, lo moderno, el art decó, etcétera— y el resultado final, afortunadamente, fue muy interesante. Blade Runner es, verdaderamente, un filme único, irrepetible [...] aprendí que para ser un creador debes olvidar las reglas y proceder con ingenuidad. También se reafirmó mi idea de que la fantasía es para la mente lo que el aire para el cuerpo».
Syd Mead, para La Vanguardia (1990)[21]

Lawrence G. Paull (diseñador de producción), David Snyder (director de arte) y Linda DeScenna (decoradora de set), entre otros, encabezaron el departamento artístico e hicieron realidad los bocetos de Scott y Mead.[4]

Lawrence G. Paull, David Snyder y Linda DeScenna fueron nominados al Óscar a la mejor dirección artística, y Paull ganó el BAFTA al mejor diseño de producción. Además, Paull, Douglas Trumbull y Syd Mead, fueron galardonados con el premio al logro especial del Círculo Londinense de Críticos de Cine por sus conceptos visuales. La estética y el diseño de producción del film están considerados entre los más influyentes de la historia del cine.[29]

Efectos especiales

La maqueta del paisaje del «Hades» diseñado por Tom Cranham usó latón fotograbado con siluetas de las refinerías de Torrance y El Segundo (en la imagen) creadas por el equipo de Mark Stetson.[30]

Los efectos especiales de Blade Runner han sido recurrentemente situados entre los mejores de todos los tiempos, al utilizar con el máximo potencial la tecnología disponible entonces —no digital— y por la integración y consonancia con el resto de elementos.[32]

Muchos efectos utilizaron técnicas y miniaturas que se habían desarrollado durante la producción de Close Encounters of the Third Kind, en la que participó el propio Trumbull.[37]

«Los paisajes externos creados por los técnicos de efectos son, a través del uso que [Ridley] Scott hace de ellos, transformados en los paisajes interiores derruidos y deprimidos de las mentes de los personajes. Este enfoque convierte el aparentemente vacío instante visual de Scott en un sofisticado medio para transmitir el carácter sin depender del diálogo o la voz en off. En otras palabras, ya no es una mera técnica sino una parte de un estilo que eleva al conjunto, utilizando técnicas cinematográficas en lugar de las convencionales literarias o dramáticas».
—Steve Biodrowski, editor de Cinefantastique Online, sobre los efectos especiales de Blade Runner[39]

Música

El compositor griego Vangelis estuvo a cargo de la banda sonora de la película.

La banda sonora que el compositor griego Vangelis realizó para el film ha sido descrita como una combinación melódica y oscura que emplea tanto elementos clásicos como sintetizadores futuristas, haciendo uso de géneros como música electrónica, ambient o new age para construir el paisaje sonoro del retrofuturo noir que Scott imaginó en Los Ángeles de 2019.[44]

A pesar de la buena acogida por parte del público y la crítica —sería nominada en 1983 al premio BAFTA y al Globo de Oro como mejor banda sonora— y la promesa de un álbum por parte de Polydor Records al final de los créditos, el lanzamiento de la grabación original se retrasó durante más de una década. Según la productora Katherine Haber, uno de los motivos fue los desencuentros entre Vangelis y Scott.[53]

Doblaje al español

Personaje Actor Voz en castellano (España) Doblaje (México)
Rick Deckard Harrison Ford Jesús Ferrer Jesse Conde
José Lavat
Roy Batty Rutger Hauer Constantino Romero José Luis Castañeda
Salvador Delgado
Eldon Tyrell Joe Turkel Luis Posada Mendoza Esteban Siller
Martín Soto
Rachael Sean Young Rosa Guiñón Maru Guerrero
Laura Ayala
Pris Daryl Hannah Carmen Elías Ángela Villanueva
Romy Mendoza
Bryant M. Emmet Walsh José María Alarcón Jesus Brock
Guillermo Coria
J.F. Sebastian William Sanderson Alberto Trifol Roberto Alexander
Mario Castañeda
Leon Kowalski Brion James Antonio Gómez de Vicente Alejandro Illescas
Zhora Joanna Cassidy María Dolores Gispert Azucena Rodríguez
Rebeca Gómez
Gaff Edward James Olmos Miguel Ángel Valdivieso Humberto Vélez
Other Languages
Afrikaans: Blade Runner
aragonés: Blade Runner
العربية: بليد رانر
asturianu: Blade Runner
български: Блейд Рънър
brezhoneg: Blade Runner
bosanski: Istrebljivač
català: Blade Runner
čeština: Blade Runner
Cymraeg: Blade Runner
Deutsch: Blade Runner
Ελληνικά: Blade Runner
English: Blade Runner
Esperanto: Blade Runner
euskara: Blade Runner
فارسی: بلید رانر
galego: Blade Runner
हिन्दी: ब्लेड रनर
hrvatski: Istrebljivač
հայերեն: Սայրի վազորդ
Bahasa Indonesia: Blade Runner
italiano: Blade Runner
Latina: Blade Runner
Bahasa Melayu: Blade Runner
Nederlands: Blade Runner
português: Blade Runner
srpskohrvatski / српскохрватски: Blade Runner
Simple English: Blade Runner
slovenščina: Iztrebljevalec
српски / srpski: Истребљивач
svenska: Blade Runner
Türkçe: Bıçak Sırtı
Tiếng Việt: Blade Runner
吴语: 银翼杀手
中文: 银翼杀手