Blüthner

Blüthner
Julius Blüthner Pianofortefabrik Logo.svg
Blüthner Klavier.jpg
Industria instrumentos musicales
Fundación 1853
Fundador(es) Julius Blüthner
Sede central Großpösna, Alemania
Sitio web http://www.bluethner.de/
[ editar datos en Wikidata]
El fundador: Julius Blüthner.

Blüthner, formalmente Julius Blüthner Pianofortefabrik GmbH, es una fábrica de pianos fundada por Julius Blüthner en 1853 en Leipzig (Alemania).[1] Sus pianos son considerados de los mejores del mundo.

Historia

En 1853, Leipzig era uno de los centros culturales y comerciales más importantes del mundo, al igual que París, Londres o Viena. El mundialmente famoso Coro de St. Thomas, la Gewandhaus Orchestra, la Opera y Conservatorio fundados por Felix Mendelssohn son afamados aún hoy. Esta rica herencia fue puesta de manifiesto por los habitantes que tenían las mismas aspiraciones culturales que la nobleza del país. Y fue ahí donde Julius Blüthner, en 1853, sentó las bases para su exitosa fábrica de pianos. Cuando realizó el primer corte de madera exclamó: “DIOS BENDIGA MI TRABAJO”.

Desde aquella época en que Julius Blüthner llegaba a la fábrica 2 horas antes que sus empleados y se retiraba 2 horas después que ellos, hasta el momento de haber adquirido la fama de ser el fabricante de los más maravillosos pianos del mundo, sólo pasaron 20 años.

Hacia 1873, la empresa contaba con 800 empleados y la fábrica debió ser remodelada y agrandada por falta de espacio en varias oportunidades. Blüthner siempre estaba a la vanguardia y era generadora de nueva tecnología, así es que obviamente, estaba equipada con la más moderna tecnología de ese momento.

Blüthner fue nombrado proveedor oficial de la corte de la Reina Victoria, el Zar Nicolás II, la Corte Danesa, el Emperador Germano, el Sultán de Turquía y el Rey de Sajonia. Muchas personalidades fijaron su atención en estos pianos, tales como Franz Liszt, Moscheles, Plaidy, Robert Franz, Paul Reinecke. La más alta nobleza también se encontraba entre su cartera de clientes.

Luego de la primera presentación en el Show de Merseburg, Blüthner ganó cientos de primeros premios haciendo que, aún hoy en día, la reconocida excelencia de su caja armónica sea el orgullo de estos pianos. Julius Blüthner comenzó a encauzar su negocio hacia el mercado internacional convencido de la importancia de la exportación, y montó una red de distribución alrededor del mundo.

Los hijos de Julius Blüthner debieron aprender el oficio desde lo más elemental. Esta inteligente decisión está íntimamente relacionada con la exitosa historia de la empresa familiar y sus ideales por aspirar a la mayor excelencia tanto en calidad de sonido como calidad del instrumento. Su rigurosidad se evidenciaba en su insistencia por que al menos uno de sus hijos aprendiera no sólo los métodos desarrollados por Blüthner sino también los desarrollados por los otros fabricantes de pianos.

Other Languages