Biorresonancia

Para algunos, la biorresonancia es una práctica pseudocientífica que sus proponentes suponen un método « alternativo» de diagnóstico y tratamiento de enfermedades.[1] Para otros, como el Prof. Ing. Dietmar Heimes, director de la Paul Schmidt Akademie situada en Lennestadt, Alemania, "la biorresonancia es la ciencia de regular a un ser vivo mediante frecuencias electromagnéticas". El Prof. Ing. Dietmar Heimes está calificado como un científico ingeniero destacado quien en 1994 se graduó con honores de ingeniería mecánica de la RWTH Aachen University, Alemania. Mientras era estudiante desarrolló uno de los primeros sistemas de biorresonancia para uso en medicina para la compañía Rayonex Biomedical GmbH, una empresa muy pequeña en ese momento. En 2013 el Ing. Heimes obtuvo el grado de Profesor de parte de la Russian Academy of Medical and Social Rehabilitation (RAMSR).

Según los proponentes de la biorresonancia, cada enfermedad está asociada a un «desequilibrio biofísico-energético», y el tratamiento consistiría en «restablecer este equilibrio». Como sucede en otras terapias llamadas alternativas, la descripción del funcionamiento de la biorresonancia es poco clara.[1] Quien quiera consultar un libro publicado en Alemania sobre el tema puede buscar el libro del Prof. Ing. Dietmar Heimes titulado Bioresonance According to Paul Schmidt, Introduction, devices, application, publicado en muchos idiomas, proximamente en 2017 estará disponible en español, el cual es una compilación de toda la investigación científica del Ing. Paul Schmidt relacionada con la biorresonancia.

La biorresonancia fue inventada en 1977. Es similar a la radiónica, una pseudoterapia inventada por el médico estadounidense Albert Abrams (1861-1924), quien consiguió hacerse millonario alquilando los resonadores que fabricó. Su base teórica es que la materia viva emite ondas electromagnéticas propias, que en caso de enfermedad están alteradas respecto a un hipotético patrón normal.

Los primeros aparatos de biorresonancia fueron comercializados bajo la marca MORA-Therapie por el alemán Franz Morell y su yerno, el ingeniero Erich Rasche. La palabra MORA es un acrónimo que está formado con la primera sílaba de sus apellidos: MOrell-RAsche. El biorresonador está basado en el e-meter o electropsicómetro que se utiliza en la cienciología, y el mismo Franz Morell está vinculado a esta secta.[2] La máquina, en «modo diagnóstico» registra esas ondas y corrientes, lo que serviría para diagnosticar desde una alergia hasta un desarreglo hormonal. En «modo tratamiento» las señales eléctricas serían «normalizadas» como ondas opuestas por el instrumento y devueltas al organismo, que así se vería curado de su mal. A cada enfermedad le correspondería un «desequilibrio biofísico-energético», y el tratamiento biorresonante consiste en volver al «equilibrio energético del organismo».[ cita requerida]

Los proponentes de la moraterapia afirman que esta puede curar asma, artrosis e incluso cáncer.[11]

  • referencias

Referencias

  1. a b Ernst, E.: «Bioresonance, a study of pseudo-scientific language» (‘un estudio del lenguaje seudocientífico en la biorresonancia’), en Forsch Komplementarmed Klass Naturheilkd, 11 (3): págs. 171-173; junio de 2004.
  2. http://www.bioenergeticmedicine.org/CoRe-System/Main/FAQ.htm «Bioenergetic Medicine FAQ»], preguntas frecuentes sobre medicina bioenergética, en inglés, en el sitio web Bioenergetic Medicine.
  3. «Biorresonancia – Medicina alternativa contra el Eczema». Consultado el 25 de diciembre de 2014. 
  4. Schöni, M. H.: «Efficacy trial of bioresonance in children with atopic dermatitis» (prueba de eficacia de la biorresonancia en niños con dermatitis atópica’), artículo en la revista Arch Allergy Immunol, 112 (3): págs. 238-246; marzo de 1997.
  5. Wandtke F.: «Bioresonanz-Allergietest versus pricktest und RAST» (‘prueba de alergia mediante biorresonancia contra la prueba de prick y el RAST’), artículo en la revista Allergologie, 16, pág. 144; 1993.
  6. Wille A.: «Bioresonance therapy (biophysical information therapy) in stuttering children» (‘terapia de biorresonancia [terapia de información biofísica] en niños tartamudos’), artículo en Forsch Komplementarmed, 6, Suplemento 1, págs. 50-52; febrero de 1999.
  7. Wüthrich B.: «Unproven techniques in allergy diagnosis» (‘técnicas no probadas en el diagnóstico de alergia’), J Invest Clin Immunol, 15, págs. 86-90; 2005.
  8. Hörner M.: «Bioresonanz: Anspruch einer Methode und Ergebnis einer technischen Überprüfung» (‘biorresonancia: reivindicación de un método y los resultados de una revisión técnica’), en Allergologie, 18, pág. 302; 1995.
  9. Kofler H.: «Bioresonanz bei Pollinose. Eine vergleichende Untersuchung zur diagnostischen und therapeutischen Wertigkeit» (‘biorresonancia en polinosis; un estudio comparativo del valor diagnóstico y terapéutico’), en Allergologie, 114, pág. 19; 1996.
  10. Niggemann B.: «Unkonventionelle Verfahren in der Allergologie. Kontroverse oder Alternative?» (‘métodos no convencionales en alergología, ¿controversia o alternativa?’), en Allergologie, 25, pág. 34; 2002.
  11. Schultze-Werninghaus: «Paramedizinische Verfahren: Bioresonanzdiagnostik und -Therapie» (‘procedimientos paramédicos: diagnóstico y terapia por bioresonancia’), en Allergologie Journal, 2, págs. 40-42; 1993.
Other Languages
français: Biorésonance
Nederlands: Bioresonantie
norsk bokmål: Bioresonansterapi
polski: Biorezonans
română: Biorezonanță
русский: Биорезонанс
Türkçe: Biorezonans