Biorresonancia

La Biorresonancia es la ciencia de regular a un ser vivo mediante frecuencias electromagnéticas[2]

Según sus proponentes, cada enfermedad está asociada a un «desequilibrio biofísico-energético», y el tratamiento consistiría en «restablecer este equilibrio».[3] Como muchas terapias alternativas, aborda el concepto de enfermedad desde un punto de vista holístico.[ cita requerida]

La biorresonancia como terapia fue inventada en 1977 y sus aparatos comercializados bajo la marca MORA-Therapie por el alemán Franz Morell y su yerno, el ingeniero Erich Rasche. La palabra MORA es un acrónimo que está formado con la primera sílaba de sus apellidos (MOrell-RAsche). El biorresonador está basado en el e-meter (electropsicómetro) que se utiliza en la cienciología. Franz Morell está vinculado con esta secta.[4] Su método se basa en la radiónica, una terapia inventada por el médico estadounidense Albert Abrams (1861-1924), quien consiguió hacerse millonario con ella.

Destaca también el trabajo del Ing. Paul Schmidt, Ingeniero Alemán, quien a su muerte dejó más de 300 patentes. Como resultado del trabajo del Ing. Paul Schmidt surge la Bio-resonancia de Paul Schmidt. Solo en Alemania se atienden a más de 6,000 pacientes con la tecnología de Paul Schmidt. La tacnología legado de Paul Schmidt ofrece equipos multimodulares con capacidad de detección de perturbaciones energéticas como influencias causales en la etiopatogenia de las enfermedades, relacionadas con, pero no limitadas a, la vitalización, electro-smog, geopatías, equilibrio ácido-base, equilibrio nutricional, patógenos; teniendo como propósito específico estimular la autorregulación, disminuir el dolor y corregir desbalances energéticos para mantener el equilibrio de los sistemas corporales. Es decir, la tecnología ha dada un salto evolutivo en el tiempo y proveeo al médico o teraputa una herramienta diagnóstica y también terapéutica.

Muy importante es tomar en cuenta que la Bio-resonancia de Paul Schmidt, así como cualquier otro tipo de Bio-resonancia es un adyuvante o apoyo al tratamiento médico convencional desde el punto de vista energético; sin ser los efectos de la terapia bioenergética aceptados ni reconocidos por la medicina ortodoxa actual. En definitiva la Bio-resonancia es la medicina del futuro.[5]

La Biorresonancia estipula que todo en la materia viva produciría corrientes eléctricas y emitiría ondas electromagnéticas propias. La máquina, en «modo diagnóstico» registraría esas ondas y corrientes, lo que serviría para diagnosticar desde una alergia hasta un desarreglo hormonal. En «modo tratamiento» las señales eléctricas serían «normalizadas» (como ondas opuestas) por el instrumento y devueltas al organismo, que así se vería curado de su mal. A cada enfermedad le correspondería un «desequilibrio biofísico-energético», y el tratamiento consistiría en volver al «equilibrio energético del organismo».[ cita requerida]

La biorresonancia se apoya en «descubrimientos científicos cuánticos»:[ cita requerida] a cada átomo corresponde un campo eléctrico y electromagnético. En 1930 el físico ruso Georges Lakhovsky (1870-1942) publicó en Francia su teoría de la oscilación celular, en la que afirmó: «La vida es una cuestión de ondas electromagnéticas y se basa en los principios de resonancia de las mismas».[ cita requerida]

Para probar esa teoría, el soviético Aleksander Gurvich (1874-1954) llevó a cabo experimentos con gérmenes: determinados cultivos de bacterias separados por un vidrio de cuarzo que servía de pantalla antiparasitaria lograron transmitirse sus propiedades virulentas, con lo que se concluyó que determinades propiedades celulares se pueden transmitir electromagnéticamente.[ cita requerida]

Veinte años más tarde, el físico alemán Herbert Fröhlich (1905-1991) afirmó: «Las células emiten campos electromagnéticos y me parece que se comunican entre ellas mediante ondas electromagnéticas».[ cita requerida]

Posteriormente, Ilya Prigogine (1917-2003, premio nobel de química) opinó sobre el mismo tema.[ cita requerida]

El físico alemán Fritz-Albert Popp (1938-) opinó que «las células y los órganos se comunican gracias a campos coherentes de ondas electromagnéticas que están vinculadas a la esencia de la vida».[ cita requerida] Popp además sumó que la enorme cantidad de información que precisa un organismo vivo solamente puede ser transmitido mediante oscilaciones electromagnéticas.[ cita requerida]

En la actualidad hay varias empresas dedicadas a la producción de esta tecnología. Los estudios científicos más recientes han sido realizados en Alemania por le empresa Rayonex Biomedical GmbH en alianza con el centro de investigaciónindependiente, el prestigioso Instituto Fraunhofer de Alemania.[9]

Ahora bien, así como la la transmisión de información celular puede ser estimulada para promover la salud y la regeneración celular, también puede ser perturbada de distintas maneras hasta alterar el funcionamiento celular. Por lo tanto, la enfermedad es un estado provocado por oscilaciones celulares incorrectas y mantenidas en el tiempo hasta llegar a tan grado que provocan fenómenos o reacciones patológicas.[ cita requerida]

Basándose en esto, la biorresonancia utiliza la información electromagnética propias del paciente obtenidas por filtros y sistemas de amplificación. De este modo, identifica las vibraciones inarmónicas y las neutraliza según el conocido hecho físico de que una oscilación se neutraliza con otra opuesta de las mismas características.[ cita requerida]

Los proponentes de la bioresonancia afirman que esta puede curar asma, artrosis, fibromialgia e incluso cáncer.[18] Sin embargo, si se hace una busqueda en Pubmed, podrán encontrarse muchos otros artículos científicos que si demuestra su eficiacia, así como los arriba citados, realizaros por el Fraunhofer Institute y Dartsch Scientific GmbH, Alemania.

  • referencias

Referencias

  1. [Prof. Dietmar] Comprueba el valor del |enlaceautor= ( Biorenance according to Paul Schmidt, Introduction, devices, application.. Spurbuchverlag. ISBN  3-88778-301-8. 
  2. Ernst, E.: «Bioresonance, a study of pseudo-scientific language» (‘un estudio del lenguaje seudocientífico en la biorresonancia’), en Forsch Komplementarmed Klass Naturheilkd, 11 (3): págs. 171-173; junio de 2004.
  3. «Bioreseonance». 
  4. http://www.bioenergeticmedicine.org/CoRe-System/Main/FAQ.htm «Bioenergetic Medicine FAQ»], preguntas frecuentes sobre medicina bioenergética, en inglés, en el sitio web Bioenergetic Medicine.
  5. Rummel, Dr. Gerhardt (2003). Biorresonancia: Una terpia con futuro, La Alergia se puede curar!. Lab GmbH & Co. KG, Elztal. ISBN  3-882600-066-7 |isbn= incorrecto ( ayuda). 
  6. [Institute] Comprueba el valor del |enlaceautor= ( «Efficacy Study According to System of devices of Rayonex» (en inglés). Consultado el 17/3/2017. 
  7. [Scientific GmbH] Comprueba el valor del |enlaceautor= ( «Mini Rayonex, In vitro investigations on the activation of cell metabolism in organ-specific cell cultures» (en inglés). Consultado el 17/7/2017. 
  8. «Mini Rayonex». Consultado el 17/7/2017. 
  9. «Wound Healing, without and with the Mini Rayonex». www.rayonexbiomedical.com. Consultado el 17/7/2017. 
  10. «Biorresonancia – Medicina alternativa contra el Eczema». Consultado el 25 de diciembre de 2014. 
  11. Schöni, M. H.: «Efficacy trial of bioresonance in children with atopic dermatitis» (prueba de eficacia de la biorresonancia en niños con dermatitis atópica’), artículo en la revista Arch Allergy Immunol, 112 (3): págs. 238-246; marzo de 1997.
  12. Wandtke F.: «Bioresonanz-Allergietest versus pricktest und RAST» (‘prueba de alergia mediante biorresonancia contra la prueba de prick y el RAST’), artículo en la revista Allergologie, 16, pág. 144; 1993.
  13. Wille A.: «Bioresonance therapy (biophysical information therapy) in stuttering children» (‘terapia de biorresonancia [terapia de información biofísica] en niños tartamudos’), artículo en Forsch Komplementarmed, 6, Suplemento 1, págs. 50-52; febrero de 1999.
  14. Wüthrich B.: «Unproven techniques in allergy diagnosis» (‘técnicas no probadas en el diagnóstico de alergia’), J Invest Clin Immunol, 15, págs. 86-90; 2005.
  15. Hörner M.: «Bioresonanz: Anspruch einer Methode und Ergebnis einer technischen Überprüfung» (‘biorresonancia: reivindicación de un método y los resultados de una revisión técnica’), en Allergologie, 18, pág. 302; 1995.
  16. Kofler H.: «Bioresonanz bei Pollinose. Eine vergleichende Untersuchung zur diagnostischen und therapeutischen Wertigkeit» (‘biorresonancia en polinosis; un estudio comparativo del valor diagnóstico y terapéutico’), en Allergologie, 114, pág. 19; 1996.
  17. Niggemann B.: «Unkonventionelle Verfahren in der Allergologie. Kontroverse oder Alternative?» (‘métodos no convencionales en alergología, ¿controversia o alternativa?’), en Allergologie, 25, pág. 34; 2002.
  18. Schultze-Werninghaus: «Paramedizinische Verfahren: Bioresonanzdiagnostik und -Therapie» (‘procedimientos paramédicos: diagnóstico y terapia por bioresonancia’), en Allergologie Journal, 2, págs. 40-42; 1993.
Other Languages
français: Biorésonance
Nederlands: Bioresonantie
norsk bokmål: Bioresonansterapi
polski: Biorezonans
română: Biorezonanță
русский: Биорезонанс
Türkçe: Biorezonans