Bienservida

Bienservida
Municipio de España
Bienservida.svg

Bienservida (Albacete).JPG
Plaza de la Constitución de Bienservida
Bienservida ubicada en España
Bienservida
Bienservida
Ubicación de Bienservida en España.
Bienservida ubicada en Provincia de Albacete
Bienservida
Bienservida
Ubicación de Bienservida en la provincia de Albacete.
País Flag of Spain.svg  España
•  Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg  Castilla-La Mancha
•  Provincia Bandera provincia Albacete.svg  Albacete
•  Comarca Sierra de Alcaraz
•  Partido judicial Alcaraz
•  Mancomunidad Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel
Ubicación 38°30′56″N 2°36′41″O / 38.5156703, 38°30′56″N 2°36′41″O / -2.6113534
•  Altitud 893 msnm
•  Distancia 110 km a Albacete
Superficie 90,73 km²
Población 664 hab. (2015)
•  Densidad 7,36 hab./km²
Código postal 02360
Pref. telefónico 967
Alcalde (2015) Manuel Sánchez Ruiz Logotipo del PSOE.svg
Sitio web Página oficial del Ayuntamiento
[ editar datos en Wikidata]

Bienservida es un municipio español situado al sureste de la península ibérica, en la provincia de Albacete, dentro de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

Se encuentra a 110 km de la capital provincial. En 2015 contaba con 664 habitantes, según datos del INE.

Junto a las localidades de Villapalacios, Riópar, Villaverde de Guadalimar y Cotillas, forma parte del Señorío de las Cinco Villas, subcomarca histórica dentro de la misma Sierra de Alcaraz.

Historia

Prehistoria

Los orígenes de Bienservida se remontan a la Prehistoria, muestra de ello es la cantidad de restos arqueológicos encontrados en la zona, sobre todo en los alrededores de Cerro Vico y Turruchel. Restos como herramientas de sílex pertenecientes al Paleolítico y hachas llamadas también piedras de rayo del Neolítico que se encuentran actualmente en el Museo Arqueológico de Albacete.

La civilización íbera destacó con gran cantidad de restos arqueológicos encontrados, siendo la pieza más relevante el León de Bienservida. Fechado a finales del siglo VI a. C., está tallado en piedra arenisca, en pie y sobre una base gruesa con las patas juntas carente de cola y con una cabeza redonda con abundante melena. Entre sus patas delanteras cobija una cabeza humana de frente estrecha, nariz ancha, un grueso bigote y una melena tan abundante que se confunde con sus grandes barbas.

Según interpreta T. Chapa siguiendo los estudios de F. Benoit, se considera el león de Bienservida reflejo de la corriente funeraria helénica que llega a las costas occidentales donde el animal es protector del difunto y portador de su alma. Otra explicación también de origen oriental es que el animal es el guardián del sepulcro y vigilante del sueño del difunto.

Antigüedad y Edad Media

Por su situación fronteriza y como en el resto de la península ibérica siguieron pasando las civilizaciones que invadían la misma dejando, cada una, restos de sus culturas. Siendo ejemplo de ello las monedas cartaginesas y romanas que se encontraron por la zona. Además los árabes dejaron una torre de vigía la cual se encuentra actualmente muy deteriorada, y que a veces se nombra como el castillo de Bienservida.

Sin embargo la historia de Bienservida comienza a estar más documentada a partir del año 1213 por referencias ligadas a Alcaraz y su comarca, ya que por este tiempo Bienservida era aldea de Alcaraz.

Entre los años 1400 y 1410 Bienservida es declarada "Villa", sin embargo, no alcanza la total autonomía pues los impuestos todavía los recaudaba Alcaraz.

En 1434 don Rodrigo Manrique, Conde de Paredes, tras importantes victorias contra los moros, consigue Huéscar para la Corona. El 20 de diciembre de 1436, Juan II, como recompensa, hace una concesión real a don Rodrigo:

"Por ende, por la presente vos fago merced por juro de heredat para siempre jamás, de los mis lugares llamados Cenilla, y Matilla y el Pozo, y el Robledillo, y el Balazot, con la justicia y jurisdicción civil y criminal y mero y misto imperio, y penas y caloñas, y ventas, y pechos, y derechos".

Por este tiempo se supone que también Bienservida y Villaverde de Guadalimar pasaron a formar parte del señorío del Conde de Paredes, que más adelante, después de vender parte de sus posesiones, formarían junto a Villapalacios, Riópar y Cotillas el Señorío de las Cinco Villas.[1]

Edad Moderna

Las Cinco Villas pertenecieron a los Condes de Paredes hasta la crisis general del siglo XVIII, donde las propiedades y la economía de éstos eran tan escasas que, con el consentimiento de la Corona, vendieron Las Cinco Villas a el Conde de Navas de Amores.

Edad Contemporánea

El 6 de agosto de 1811, con la ley de desamortización de las Cortes de Cádiz desaparecerán los Señoríos.

A finales del siglo XVIII la comarca de la Sierra del Segura vivió una grave crisis social y económica. El 31 de enero de 1748, a través de una Ordenanza de Montes, fue creada la Provincia Marítima de Segura de la Sierra como parte de los montes de la marina. La madera extraída de esta provincia era traslada hasta Cartagena, la parte correspondiente al Segura, y a Cádiz a través del Guadalquivir, siendo aprovechado su uso principalmente para la construcción de navíos de guerra.

La creación de esta Provincia Marítima hizo que gran parte de los habitantes de la Sierra del Segura vivieran una mala situación económica y social. Muchos vecinos contraían importantes deudas, y algunos tuvieron que optar por el contrabando o el latrocinio para subsistir. La principal causa de esto fue una injusta ley que declaraba la zona como Provincia Marítima.

Esta Provincia Marítima ha sido estudiada fundamentalmente por Emilio de la Cruz Aguilar y por Jesús Cobo de Guzmán y Lechuga aunque otros investigadores se han acercado a ella como es el caso de José Patricio Merino Navarro. La creación de la Provincia Marítima vino a paliar la necesidad de madera por parte de la Armada, sobre todo en un momento en el que los bosques cercanos a los arsenales habían sido intensamente explotados.

Debido a su gran extensión estaba organizada en unas subdelegaciones, un ministerio ubicado en Segura de la Sierra y un tribunal con sede en Orcera. Esta estructura, en la que se incluía el establecimiento de jurisdicción propia, se mantendría hasta su eliminación en 1836 con unos efectos bastantes más perniciosos de lo que puede parecer a primera vista. Como ha apuntado Emilio de la Cruz, "el establecimiento de la jurisdicción produjo un duro choque con la jurisdicción ordinaria" (Cruz, 1981, página 67). No todos los municipios aceptaron de buen grado estas circunstancias dando origen a pleitos y a disposiciones legales con el fin de controlar la situación. Ante esto la respuesta popular fue la de provocar incendios y negarse a acatar estas condiciones a fin de perjudicar a la Marina en todo lo posible, de ahí que en el documento fechado en 1781 se diga: "que por ningún caso se parten ni rumbren a extraños los terrenos que se quemen mal mediante en los montes de la misma provincia".

En la misma línea tenemos una intromisión de la villa de Yeste en las competencias del Ministerio de Marina de Segura de la Sierra al arrogarse la capacidad de emitir licencias de corta y en la jurisdicción de Marina.

Idáñez de Aguilar reprodujo un texto en el que podemos ver la protesta al Rey de los vecinos de Bienservida quejándose de la actitud del Ministerio de Marina respecto a sus bosques. En la carta, fechada el 10 de junio de 1780 en ella denuncian al Rey la dificultad que tienen de alimentar sus ganados al ser un año de sequía y la imposibilidad de practicar el ramoneo en los montes al estar prohibido por las Ordenanzas de Marina siendo el resultado la muerte de ganado y la penuria económica de muchas familias. La rigidez que mostró durante su actuación el Ministerio de Marina, explica el descontento de muchas villas y sus moradores.

Puede servir de ejemplo un documento donde vemos como se ordena desde el Ministerio el embargo del único bien que poseía Antonio García Soria, una burra, debido a una deuda que tenía con el Ministerio. La estructura plurijurisdiccional que se daba en la época, complicaba aún más las cosas, sobre todo en los territorios de Órdenes, donde existía una jurisdicción específica para sus vasallos. Para el caso de la Sierra de Segura, esto entraría en conflicto con el fuero y con las Ordenanzas de 1580 al atribuirse el Ministerio competencias que hasta entonces habían estado en manos de las villas y los lugares. Emilio de la Cruz Aguilar, concluye que este proceso supuso una modificación de la forma de vida tradicional y del aprovechamiento de los recursos del bosque que habían venido disfrutando los serranos hasta ese momento y que venía recogido en las citadas Ordenanzas. Por eso es interesante la idea del autor al relacionar estos cambios con la aparición de los incendios forestales como forma de protesta ante la situación que había establecido la Marina.

Junto a estos documentos que muestran los conflictos surgidos entre el Ministerio de Marina y los habitantes de la Sierra encontramos un documento curioso, sobre cuyo protagonista aparecen varias referencias. Se trata de una carta en la que aparece la fase de pruebas de un nuevo modelo de chalana para el transporte de madera inventada por Timoteo Roch. Este hecho aparece recogido en la obra de Juan de la Cruz Martínez y en el Expediente de Tomás Muñoz (1811) y es recogido a su vez por Emilio de la Cruz, debido a una contradicción entre ambos autores, ya que el primero sostiene que la travesía se realiza por el Guadiana Menor y el segundo, que se realiza a través del Guadalquivir.

En 1850 Pascual Madoz publica el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar de donde empezamos a conocer más detalles de este municipio:

"Dentro de él se encuentran varias fuentes de buenas aguas, una ermita (La Natividad de Ntra. Sra.); la deh de la fiesta con 4 cortijos que llevan su nombre, la de Carboneras con los cortijos del puerto y quemado; la de Saornil con los de San Blas, Sandoval, Romero y Garriga; la de Cuarto Nuevo con el titulado Casa del Río, a cuyas inmediaciones hay unos balos en el sitio de Monota, muy eficaces para curar [...] "

"Tiene 190 casas, la del ayuntamiento, cárcel, una torre de vigía, que se dice fue obra de moros; una fuente con pilar en medio de la plaza; una escuela de instrucción primaria concurrida por 50 alumnos. La deh. De Fuencaliente con un colmenar y otros baños que producen bueno efectos en los dolores y reumas, y sobre todo en las clorosis y opilaciones, y en sitio de vega los cortijos llamados Nuevo, Casa de la Morena, Casa del Vínculo, Casa de Campas, y Casa de Albares..."

De la torre mencionada por Pascual Madoz apenas queda en pie un trozo de pared donde se muestran unos huecos parecidos a troneras para arcabuces o lombardas que utilizasen siglos atrás los moros.[2]

Other Languages
aragonés: Bienservida
العربية: بيينسيرفيدا
català: Bienservida
English: Bienservida
euskara: Bienservida
فارسی: بینسربیدا
français: Bienservida
magyar: Bienservida
interlingua: Bienservida
italiano: Bienservida
Bahasa Melayu: Bienservida
Nederlands: Bienservida
occitan: Bienservida
Kapampangan: Bienservida
polski: Bienservida
português: Bienservida
română: Bienservida
русский: Бьенсервида
українська: Б'єнсервіда
Tiếng Việt: Bienservida
Winaray: Bienservida
Bân-lâm-gú: Bienservida