Bidé

Un bidé europeo.
Un bidé americano (popular en el Cono Sur).
Bidé portátil del año 1910, en Museo del Agua y de la Historia Sanitaria, en Buenos Aires, Argentina.
Bidé (se ve cerrado convertido en butaca) de fines del siglo XIX parte del acervo del Museo Histórico Regional “Emma Nozzi” de Carmen de Patagones. Argentina.
Bidé (se ve abierto) de fines del siglo XIX, parte del acervo del Museo Histórico Regional “Emma Nozzi” de Carmen de Patagones. Argentina.

Un bidé o bidet (del francés «bidet», caballito, en alusión a la postura que se emplea durante su uso) es un recipiente bajo con agua corriente y desagüe, generalmente fabricado de porcelana o loza, parecido al váter pero en realidad ideado para asear los órganos genitales externos y el ano, aunque también es utilizado para lavarse los pies. Es útil también para baños de asiento en personas que padecen hemorroides.

Es accesorio de cuarto de baño muy común en algunos países europeos (especialmente Grecia, Italia, España y Portugal), americanos (especialmente Argentina, Paraguay y Uruguay; allí se encuentran en aproximadamente el 90% de las casas), de Oriente Medio y de algunas partes de Asia (particularmente en Japón). En España, pese a que tradicionalmente ha sido habitual su instalación en hogares, cada vez es más frecuente la ausencia de los mismos en viviendas de nueva construcción y viviendas antiguas reformadas a favor de un aprovechamiento distinto del espacio, ya sea para lograr baños más diáfanos y simplistas o para recortar dimensiones del cuarto de baño ampliando las del resto de estancias. También posiblemente debido a su caída en desuso, o sencillamente desconocimiento de su utilidad. La gente prefiere el papel de baño suave.[1] En Japón, los bidés son tan comunes que están a menudo presentes en instalaciones de lavabos públicos. Pueden ser instalados en hogares y hoteles privados.

Hay varios tipos de bidés, pero los más comunes son: los de chorro horizontal, (Europa) y los de chorro vertical o ducha invertida (Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay); actualmente hay dispositivos que se incorporan al inodoro que cumplen la misma función del bidé.


Etimología

La palabra bidé viene del francés bidet, nombre que le pusieron porque había que sentarse con las piernas abiertas, como cuando se monta a caballo. Algunos afirman que los franceses tomaron la palabra de bidet[2] que es el nombre en francés de un caballo pequeño o caballito para los niños o las damas.

Other Languages
العربية: بيديه
башҡортса: Биде
català: Bidet
čeština: Bidet
Deutsch: Bidet
English: Bidet
Esperanto: Bideo
suomi: Bidee
français: Bidet (meuble)
galego: Bidé
עברית: בידה
magyar: Bidé
Bahasa Indonesia: Bidet
Ido: Bideto
italiano: Bidet
日本語: ビデ
한국어: 비데
Lëtzebuergesch: Bidet
Nederlands: Bidet
norsk nynorsk: Bide
norsk bokmål: Bidet
polski: Bidet
português: Bidê
русский: Биде
slovenčina: Bidet
српски / srpski: Биде
svenska: Bidé
Türkçe: Bide
українська: Біде
中文: 坐浴桶
粵語: 坐浴桶