Biblioteca del Congreso de Estados Unidos

Library of Congress
Biblioteca del Congreso
LOC Main Reading Room Highsmith.jpg
US-LibraryOfCongress-Seal.svg
País Flag of the United States.svg  Estados Unidos
Fundación 1800
Ubicación Washington D. C.
Acervo
Tamaño 36,8 millones de libros catalogados en el sistema de clasificación de la Biblioteca del Congreso: 5.600 incunables (libros impresos antes de 1500), monografías y publicaciones seriadas, música, periódicos encuadernados, folletos, informes técnicos, y otros materiales impresos, y 109.029.796 artículos en las colecciones de obras especiales sin clasificación
Total: 147.093.357 archivos[1]
Acceso y uso
Información adicional
Presupuesto $613.496.414[1]
Director James H. Billington (Bibliotecario del Congreso)
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos (United States Library of Congress en inglés), situada en Washington D. C. y distribuida en tres edificios (el Edificio Thomas Jefferson, el Edificio John Adams, y el Edificio James Madison), es una de las mayores bibliotecas del mundo, con más de 158 millones de documentos.[3] También alberga obras de arte, dibujos arquitectónicos, y valiosos instrumentos como el Stradivarius Betts y el Stradivarius Cassavetti.

La Biblioteca del Congreso fue construida por el Congreso en 1800, y permaneció en el Capitolio de los Estados Unidos durante la mayor parte del siglo XIX. Después de que la mayoría de la colección original había sido destruido durante la guerra anglo-estadounidense de 1812, Thomas Jefferson vendió 6.487 libros, su entera colección personal, a la biblioteca en 1815.[5] Después de un período de disminución durante el siglo XIX, la Biblioteca del Congreso comenzó a crecer rápidamente tanto en tamaño e importancia después de la Guerra Civil Estadounidense, culminando en la construcción de un edificio separado y la transferencia de todas las explotaciones para depósitos de derechos de autor a la Biblioteca. Durante la expansión rápida del siglo XX, la Biblioteca del Congreso asumió una función pública por excelencia, convirtiéndose en una "biblioteca de último recurso" y ampliando su misión para el beneficio de los estudiosos y del pueblo estadounidense.

La Biblioteca del Congreso es, en la práctica, la biblioteca nacional de los Estados Unidos, promoviendo lectura y acogida de la literatura estadounidense a través de diversos proyectos como el American Folklife Center, American Memory, el Center for the Book, y el United States Poet Laureate. Es también el sitio oficial de investigación para el Congreso de los Estados Unidos, con la misión primaria de realizar investigaciones hechas por los miembros del Congreso a través del Congressional Research Service. El jefe de la Biblioteca es el Bibliotecario del Congreso (Librarian of Congress en inglés), actualmente James H. Billington. La Biblioteca está organizada en veintinueve salas de lectura, una de las cuales es la Sala Hispánica de Lectura, creada en 1939 y llamada así en honor a la influyente Sociedad Hispánica de América.

Historia

Orígenes y la contribución de Jefferson (1800-1851)

La Biblioteca del Congreso fue fundada el 24 de abril de 1800, cuando el Presidente John Adams firmó un Acto del Congreso que aprovisionó para el traslado de la capital desde Filadelfia a la nueva ciudad de Washington. En esas leyes se estableció un fondo de $5.000 para la compra de libros necesarios para las funciones del Congreso. La colección, comprada en Londres, consistió en 740 libros y 30 mapas, y se depositó en el nuevo edificio del Capitolio.[6] La colección cubrió una variedad de temas, pero la mayor parte de los materiales eran de naturaleza legal, lo que refleja el papel del Congreso como un fabricante de leyes.

Gran Vestíbulo interior en el Edificio Thomas Jefferson.
Edificio Thomas Jefferson.
Edificio James Madison.
Una copia de la Biblia de Gutenberg en exhibición en la Biblioteca del Congreso.
El Gran Vestíbulo.
El Gran Vestíbulo.

Thomas Jefferson jugó un rol importante en la formación primitiva de la biblioteca, cuando el 26 de enero de 1802, promulgó la primera ley estableciendo la estructura de la biblioteca. En ella se definió el rol del Bibliotecario del Congreso (un puesto nombrado por el Presidente), así como un " Comité Conjunto en la Biblioteca" para regular y supervisar la Biblioteca y permitir que el Presidente y el Vicepresidente pidieran libros prestados.[6]

Un mes después de estos hechos, sin embargo, el propio Jefferson ofreció su biblioteca privada[6]

Debilitamiento (1851-1865)

El período antebellum fue difícil para la Biblioteca. Durante la década de 1850, el bibliotecario Charles Coffin Jewett de la Smithsonian Institution trató de forma agresiva de mover esa organización hacia una conversión en la "Biblioteca Nacional de los Estados Unidos." Sus esfuerzos fueron bloqueados por Joseph Henry, el secretario del Smithsonian, quien abogó por un enfoque en la investigación científica y la publicación y favoreció el desarrollo de la Biblioteca del Congreso en la Biblioteca Nacional. Henry despidió a Jewett en julio de 1854, terminando con los intentos del Smithsonian para una conversión en la Biblioteca Nacional, y en 1866, Henry transfirió los 40.000 volúmenes del Smithsonian a la Biblioteca del Congreso.

El 24 de diciembre de 1851, el mayor incendio en la historia de la Biblioteca destruyó a alrededor de 35.000 libros, aproximadamente dos tercios de su colección de 55.000 libros, incluyendo dos terceras partes de la donación original de Jefferson.[6] La centralización de oficinas para copyrights en la United States Patent and Trademark Office (‘Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos’') en 1859 puso fin a trece años con la Biblioteca como un depositario para todos los libros y folletos protegidos por copyright.

Expansión de Spofford (1865-1897)

La Biblioteca del Congreso se reafirmó durante la segunda mitad del siglo XIX bajo el Bibliotecario Ainsworth Rand Spofford, que dirigió la Biblioteca desde 1865 hasta 1897. Ayudado por una expansión global del gobierno federal y un ambiente político favorable, Spofford consolidó un amplio apoyo bipartidista para la biblioteca, como una biblioteca nacional y un recurso legislativo, iniciando así una recopilación exhaustiva de Americana y literatura estadounidense, dirigió la construcción de un nuevo edificio para albergar a la Biblioteca, y transformó el puesto de Bibliotecario del Congreso en una posición de fortaleza e independencia. Entre 1865 y 1870, el Congreso consignó fondos para la construcción del Edificio Thomas Jefferson, colocó todos los registros de copyright y actividades de depósito bajo el control de la Biblioteca, y restauró el sistema de intercambio internacional de libros a la Biblioteca. La Biblioteca adquirió también las bibliotecas grandes de tanto el Smithsonian y el historiador Peter Force, significativamente fortaleciendo sus colecciones de obras científicas y Americana. En 1876, la Biblioteca del Congreso tuvo 300.000 volúmenes y estaba vinculada con la Biblioteca Pública de Boston como la biblioteca más grande de la nación. Cuando la biblioteca se trasladó desde el edificio del Capitolio para su nueva sede en 1897, tuvo más de 840.000 volúmenes, el 40% de las cuales habían sido adquiridos a través de depósitos de copyright.

Un año antes de que la Biblioteca trasladó a su nueva ubicación, el Comité Conjunto en la Biblioteca celebró una sesión de audiencias para evaluar el estado de la Biblioteca y planificar para su crecimiento futuro y una posible reorganización. Spofford y seis expertos enviados por la American Library Association, incluyendo el Bibliotecario futuro Herbert Putnam y Melvil Dewey de la New York State Library, testificó ante el comité que la Biblioteca debería continuar su expansión para convertirse en una verdadera biblioteca nacional.[6]

Posreorganización (1897-1939)

Erotica, Biblioteca del Congreso

La Biblioteca del Congreso, estimulada por su reorganización en 1897, comenzó a crecer y desarrollarse con mayor rapidez. John Russell Young, el sucesor de Spofford, aunque solo estuvo en el cargo durante dos años, revisó la burocracia de la Biblioteca, utilizó sus conexiones como un ex-diplomático para adquirir más materiales de todo el mundo, y estableció en la Biblioteca los primeros programas de asistencia para ciegos y los discapacitados.[6]

Herbert Putnam aumentó la diversidad en las adquisiciones de la Biblioteca. En 1903 convenció al Presidente Theodore Roosevelt para transferir por orden ejecutiva los documentos de los Padres Fundadores del Departamento de Estado a la Biblioteca del Congreso. Putnam amplió las adquisiciones extranjeras también, con la compra en 1904 de unos cuatro mil volúmenes de la biblioteca de Indica; la compra en 1906 de la colección de ochenta mil volúmenes por de biblioteca del ruso G. V. Yudin; la compra de libretos de ópera en 1908 a partir de la colección Schatz; y a principios de los años 1930, la compra de la Colección Imperial de Rusia, que consta de 2.600 volúmenes de la biblioteca de la Dinastía Romanov con una extensa variedad de temas. Las colecciones de obras hebraicas, chinas y japonesas también fueron adquiridas.[6]

En 1914 Putnam estableció el Legislative Research Service (LRS) como una unidad de administración separada de la Biblioteca. Basada en la filosofía de la Era Progresista sobre la ciencia como un solucionador de problemas, la LRS proporcionaría respuestas informadas a las preguntas de investigación del Congreso sobre casi cualquier tema.[6]

La ampliación de la Biblioteca eventualmente llenó el Edificio Principal de la Biblioteca, a pesar de dejar de lado expansiones en 1910 y 1927, obligando a la Biblioteca para ampliar en una nueva estructura. El Congreso adquirió las tierras cercanas, y en 1928, aprobó la construcción del Edificio Anexo (más tarde, el Edificio John Adams) en 1930. Aunque con un retraso durante los años de la Gran Depresión, se completó en 1938 y se abrió al público en 1939.[6]

Other Languages
Alemannisch: Library of Congress
azərbaycanca: Konqres Kitabxanası
беларуская (тарашкевіца)‎: Бібліятэка Кангрэсу
کوردیی ناوەندی: کتێبخانەی کۆنگەرە
kaszëbsczi: Bibloteka Kongresu
Lëtzebuergesch: Library of Congress
norsk bokmål: Library of Congress
srpskohrvatski / српскохрватски: Kongresna biblioteka
Simple English: Library of Congress
slovenčina: Library of Congress
slovenščina: Kongresna knjižnica
oʻzbekcha/ўзбекча: Kongress kutubxonasi