Biblioteca Nacional de Francia

Biblioteca Nacional de Francia
Logo BnF.svg
País Flag of France.svg  Francia
Tipo pública
Fundación 1792
Ubicación Site Richelieu: 5, rue Vivienne París II, Francia
Coordenadas 48°50′01″N 2°22′33″E / 48°50′01″N 2°22′33″E / 2.37583
Información adicional
Director Bruno Racine
Biblioteca Nacional de Francia Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

La Biblioteca Nacional de Francia ( francés: Bibliothèque nationale de France), también conocida como Biblioteca Nacional de París y cuyo acrónimo es BNF, es una de las bibliotecas más importantes de Francia y todo el mundo. Tiene el estatuto de establecimiento público. Sus actividades son repartidas entre diferentes ubicaciones, cuya principal es la sede François Mitterrand, situada en el barrio de Tolbiac, en el XIII distrito, en la orilla sur de París. Sus colecciones físicas son estimadas en treinta millones de volúmenes pero también es ampliamente conocida por Gallica, su biblioteca digital.

Un decreto del año 1537, que sigue aún en vigor, exige que la Biblioteca Nacional de Francia guarde un ejemplar de todas las obras publicadas en Francia. Actualmente, alberga en total más de 13 millones de libros y 350.000 volúmenes encuadernados de manuscritos, además de colecciones de mapas, monedas, documentos, estampas y registros sonoros.

Reseña histórica

Sede Richelieu, sala de lectura de manuscritos.

Surgió en 1994 con la fusión de la Biblioteca Nacional y de la Biblioteca de Francia. Esta última fue creada por iniciativa de François Mitterrand y edificada en una nueva sede en Tolbiac, al borde del Sena. Los libros, las publicaciones periódicas y las colecciones audiovisuales se conservan en el nuevo edificio de Tolbiac, mientras que las colecciones de historia, arte e historia del arte han permanecido en la antigua sede.

Sus fondos resultaron de la unión de diversas colecciones. La Biblioteca del Rey (Bibliothèque du Roi), fundada en 1368 por el rey Carlos V, biblioteca que contaba con 917 manuscritos, y la Biblioteca de los Duques de Orléans fueron reagrupadas por Francisco I en su residencia real de Fontainebleau, para después ser transferidas a París por Carlos IX. Así fusionadas, y bajo el nombre de Biblioteca Real (Bibliothèque Royal), en 1666 fueron instaladas por Luis XIV en la calle Vivienne y se convirtieron en Biblioteca Nacional (Bibliothèque Nationale) en 1795. Posteriormente se unió a la colección la Biblioteca del Arsenal, que había sido creada en 1757 por Palmy d’Argenson, además de los fondos del conde de Artois, futuro Carlos X, y los archivos de la Bastilla después de la Revolución francesa.

Sede François Mitterrand de la Biblioteca Nacional de Francia

La Biblioteca Nacional de Francia (BNF) tiene su origen de la biblioteca del rey, constituido en el Louvre por Carlos V. No obstante, es solamente a partir de Carlos VIII que la biblioteca del rey se la conoce una continuidad cierta. La biblioteca, en su tiempo trasladada a Blois y en Fontainebleau, está instalada de nuevo en París en 1568. Conoce un desarrollo importante durante el reinado de Luis XIV y es abierta al público en 1692.

Después de varias mudanzas, se instala en 1720 en la calle Richelieu. Hecha Biblioteca Nacional luego Imperial en el curso de los cambios de regímenes que conoce Francia a partir de 1789, se instala en los edificios construidos por Henri Labrouste en 1868, antes de la última mudanza para reunir la ubicación de Tolbiac.

La evolución del establecimiento es marcada por varias mudanzas de colecciones, de las que el último fue el más importante, acompañado por una extensión de las superficies utilizadas, con nuevas construcciones, anexiones de edificios preexistentes, y por otra parte almacenamientos en profundidad (ubicación Richelieu) o en altura (ubicación Tolbiac).

En varios siglos, la biblioteca encontró varias evoluciones técnicas, las que tuvo en cuenta, a veces con retraso. Estas evoluciones se llevaron la entrada de documentos más variados. Diferentes técnicas también han sido puestas en ejecución en la constitución de catálogos cada vez más complejos (catálogos manuscritos e impresos, ficheros y, desde 1987, catálogos informatizados).

El estatuto de la biblioteca evolucionó mucho también, de la biblioteca del soberano a un servicio del Estado hasta un establecimiento público autónomo. La Biblioteca también diversificó su actividad, particularmente por la organización de exposiciones luego de otros acontecimientos culturales tales como coloquios. También desarrolló acciones de cooperación con otras bibliotecas, primero en el marco de una red francesa, luego con el extranjero.

Sobre todo, la historia de la Biblioteca es la de crecimientos sucesivos de las colecciones. El depósito legal, extendido sucesivamente a diferentes tipos de documentos, es la fuente más importante de crecimiento. La BNF también gozó de numerosos donaciones, a veces de donaciones puntuales, pero también de donaciones de colecciones constituidas. Los cambios de publicaciones son otra fuente de crecimiento, en particular de publicaciones extrajeras. Si se añaden a esto compras (obras, trabajos) nuevas, pero también a veces de subastas de documentos raros). Estos crecimientos por compra fueron más o menos importantes según las épocas, con arreglo a los créditos concedidos en la Biblioteca.

La BNF ocasionalmente gozó de confiscaciones. Es sobre todo durante la Revolución francesa que las colecciones se enriquecieron de esa manera. La Biblioteca recibió así fondos enteros, en procedencia sobre todo de abadías, colegios y universidades clausuradas, particularmente parisinos. También recibió documentos que provenían de países vecinos.

A partir de 1988, la Biblioteca Nacional entra en una fase de mudanzas importantes. El 14 de julio, François Mitterrand, aconsejado particularmente por Jacques Attali, anuncia la construcción y la organización de una de las más grande y más moderna biblioteca de mundo deberá cubrir todos los campos del conocimiento, estar en la disposición de todos ellos, utilizar las tecnologías más modernas de transmisión de datos, poder ser consultada a distancia y ponerse en relación con otras bibliotecas europeas.

La ubicación escogida está en el nuevo barrio de Tolbiac ( XIII distrito de París), en el corazón del ZAC Orilla-izquierda, entonces el principal sector de renovación urbana de la ciudad. El proyecto arquitectónico de Dominique Perrault es retenido. La nueva Biblioteca Nacional Francesa abre al público el 20 de diciembre de 1996 y, después de la mudanza de la sede mayor de las colecciones de la calle Richelieu, acoge a los investigadores en octubre de 1998.

Simboliza unos libros abiertos, sus cuatro torres de vidrio y acero de 80 metros de altura, se alzan hoy al borde del río Sena, en la rivera izquierda al sur de París.(XIII distrito).

En Tolbiac, la Biblioteca François-Mitterrand ocupa una ubicación de 7,5 hectáreas para una explanada de 60 000 m². La obra de Dominique Perrault particularmente es caracterizada por cuatro grandes torres angulares de 79 m cada una que corresponden simbólicamente a cuatro libros abiertos. Cada torre lleva un nombre:

  • Torre de los tiempos
  • Torre de las leyes
  • Torre de los números
  • Torre de las cartas

El centro del edificio está ocupado por un jardín de 12.000 m² cerrado al público. Este jardín se encuentra a la altura del deambulatorio de la planta baja con jardín. Bajo este nivel se encuentran todavía dos niveles utilizados, de los que más bajo está ocupado por una calle interior destinada a la circulación de los vehículos (en particular los vehículos internos en la BNF y los que vienen para entregar el depósito legal). El conjunto de las superficies construidas representa 2.900.000 m².

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Нацыянальная бібліятэка Францыі
srpskohrvatski / српскохрватски: Bibliothèque nationale de France