Bibelforscher

Bibelforscher (en alemán, literalmente, « Estudiantes de la Biblia») es un término ambiguo que se usa para referirse mayormente a los Jehovas Zeugen (literalmente " Testigos de Jehová") durante sus primeros años de actividad religiosa como organización en el siglo XIX antes de su Primer Cisma y asimismo, se usa dicho término para denominar a los cristianos que observaban el sábado ( Adventistas del Séptimo Día) y que no eran parte del sistema cristiano ortodoxo dominada por los católicos y luteranos (llámense Bautistas y Nuevos Apostólicos durante la Alemania Nazi (años 1933 a 1945). En ocasiones se emplearon también para referirse a ellos el acrónimo Bifo (de BIbelFOrscher), la expresión Bibelvolk ("pueblo de la Biblia") y las siglas I.B.V. (Internationale Bibeforschervereinigung, "Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia").

Desde el régimen nazi se tachó a los Bibelforscher o Zeugen Jehovas de escrutadores, sectarios, exégetas, fundamentalistas y defensores de la Biblia.

Campaña nazi contra los Bibelforscher

La campaña nazi contra los Bibelforscher comenzó en 1933, cuando Hitler subió al poder. En ese año el gobierno nazi disolvió la organización y la ley prohibió que se hiciese proselitismo o propaganda. En 1934, Hitler recibió cerca de 20.000 telegramas y cartas de protesta de Estudiantes Internacionales de la Biblia de todo el mundo. Entre ellas la carta del presidente J.F. Rutherford de la Sociedad Watch Tower, que en aquellos momentos decía:"Quizás logre resistir a todos los hombres, más no a Jehová Dios.[...] En el nombre de Jehová Dios y de su Rey nombrado, Cristo Jesús, le pido que ordene a todos los funcionarios y siervos de su gobierno que permitan a los testigos de Jehová de Alemania reunirse pacíficamente y adorar a Dios sin estorbo". Rutherford señaló que si en 1934 no se había aliviado la situación de los Bibelforscher los detalles de la persecución se publicarían por toda Alemania y el resto del mundo.

El efecto que tuvieron en Hitler las cartas, y especialmente los telegramas, se puede ver por un informe escrito por Karl R.Wittig, autenticado por un notario público en Fráncfort del Meno el 13 de noviembre de 1947, en el despacho del Dr. Wilhelm Frick, en Berlín, allí se declara:

"El 7 de octubre de 1934, habiendo sido citado anteriormente, visité al doctor Wilhelm Frick, en ese entonces Ministro de Gobernación del Reich y de Prusia, en su oficina matriz del Reich, ubicada en Berlín, 6 am Köenigsplatz, ya que yo era plenipotenciario del general Ludendorff. Mi misión era la de recibir comunicaciones, cuyo contenido tenía la intención de persuadir al general Ludendorff a descontinuar su objeción al régimen nazi. En el transcurso de mis deliberaciones con el doctor Frick, Hitler apareció repentinamente y comenzó a participar en la conversación. Cuando nuestra discusión forzosamente trató de la acción que se había tomado hasta la fecha contra la Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia [los testigos de Jehová] en Alemania, el doctor Frick enseñó a Hitler varios telegramas en que se protestaba contra la persecución de los Estudiantes de la Biblia que llevaba a cabo el Tercer Reich, diciendo:'Si los Estudiantes de la Biblia no se conforman inmediatamente, actuaremos contra ellos empleando los medios más severos.' Después de lo cual Hitler se puso de pie precipitadamente y con los puños cerrados gritó histéricamente: '¡Esta cría será exterminada en Alemania!' Cuatro años después de esta discusión yo tuve la oportunidad de convencerme por medio de mis propias observaciones durante los siete años en detención protectoria en el infierno de los campos de concentración nazis en Sachsenhausen, Flossenbürg y Mauthausen -estuve encarcelado hasta que fui librado por los Aliados- que la explosión de ira de Hitler no era sencillamente una amenaza vana. Ningún otro grupo de prisioneros en los mencionados campos de concentración fue expuesto al sadismo de los soldados de la SS en la forma en que fueron expuestos a ello los Estudiantes de la Biblia. Fue un sadismo marcado por una cadena interminable de torturas físicas y mentales, algo semejante a lo cual ningún idioma del mundo puede describir."
Anuario de los Testigos de Jehová,1974, págs.138-139 Alemania (Parte 2). Watch Tower bible and tract Society of Pennsylvania

Después de haber enviado las cartas a Hitler, hubo una oleada de arrestos. El lugar donde peor fue esto fue en Hamburgo, donde, en solo unos días después del 7 de octubre, la Gestapo arrestó a 142 miembros.

En 1936, se cursó orden de encarcelar a todos los dirigentes de los Internationale Bibelforschervereinigung (I.B.V.) [testigos de Jehová] en Alemania. En 1937 la " Gestapo" ordenó encarcelar a toda persona que de alguna forma apoyara a los Bibelforscher. En 1939, cuando se inicia la guerra entre Alemania y los Aliados, la situación empeora para los Bibelforscher: se les encarcela, tortura y asesina en masa. Se estima que de los 20.000 Bibelforscher que había en Alemania en esa época, llegaron a morir en campos de concentración, prisiones y otros lugares, unos 2500.

Other Languages