Bernardino Fernández de Velasco (1783-1851)

Bernardino Fernández de Velasco
XIV Duque de Frías IX Duque de Uceda
Bernardino Fernández de Velasco, 14th Duke of Frías.JPG
Presidente del Consejo de Ministros de España
6 de septiembre- 8 de diciembre de 1838
Predecesor Narciso Heredia, conde de Ofalia
Sucesor Evaristo Pérez de Castro
Ministro de Estado
6 de septiembre- 8 de diciembre de 1838
Predecesor Narciso Heredia, conde de Ofalia
Sucesor Evaristo Pérez de Castro
Información personal
Nacimiento 20 de julio de 1783
Madrid, España
Fallecimiento 28 de mayo de 1851
Madrid, España
Entierro Monasterio de Santa Clara (Medina de Pomar)
Familia
Padre Diego Fernández de Velasco, XIII duque de Frías
Madre Francisca de Paula de Benavides y Fernández de Córdoba
Cónyuge
  • Mariana de Silva y Waldstein
  • María de la Piedad Roca de Togores y Valcárcel
  • Ana Jaspe Macías

Firma Firma de Bernardino Fernández de Velasco
[ editar datos en Wikidata]
Bernardino Fernández de Velasco retratado en Los Poetas contemporáneos por Antonio María Esquivel 1846 - Museo del Prado, Madrid

Bernardino Fernández de Velasco Enríquez de Guzmán y López Pacheco[n 2] ( Madrid, 20 de julio de 1783 - 28 de mayo de 1851), XIV duque de Frías, IX duque de Uceda, grande de España, fue un noble, político, militar, diplomático y poeta español, senador por la provincia de León.

Vida y obras

Hijo del bonapartista XIII Duque de Frías, conocido como Diego Fernández de Velasco y también como Diego Pacheco Téllez-Girón Gómez de Sandoval, muerto en Francia en 1811.

Ingresó hacia 1796 en el ejército valón con apenas 13 años, siendo teniente a los 19, circa 1802. Destinado en 1808 en Portugal con el ejército francés, aparentemente desertó para unirse a la resistencia española durante la Guerra de la Independencia, a diferencia de su padre, Diego Fernández de Velasco, XIII Duque de Frías, notorio afrancesado que participó en la comisión redactora de la Constitución de Bayona.

Al regreso del rey Fernando VII, en 1814 y ya con el grado de Coronel recomendó a éste que jurase la Constitución de 1812 y no hiciera caso de los absolutistas cuando se hizo público el Manifiesto de los Persas.

Regresó en 1820 a la vida política activa con el Trienio liberal. Militó en el grupo moderado de los Anilleros y fue embajador en Londres y consejero de Estado.

Con la restauración del absolutismo en 1823, hubo de exiliarse a Montpellier hasta que en 1828 regresó a España. Fue miembro del Estamento de Próceres en las Cortes de 1834 a 1836.

Francisco Martínez de la Rosa lo envió a París para obtener el apoyo francés durante la Primera Guerra Carlista, interviendo en las negociaciones para la firma de la Cuádruple Alianza y el envío de la Legión Extranjera.

En 1838 fue elegido senador por León. El 6 de septiembre de ese año fue nombrado presidente del Consejo de Ministros en sustitución del Narciso Heredia, conde de Ofalia. Trató sin éxito de negociar con las potencias absolutistas del norte ( Austria, Prusia y Rusia) para que retirasen su apoyo a los carlistas, que actuaban a favor del hermano de Fernando VII, Carlos María Isidro.

En política interior, sus intentos de reconciliación chocaron de inmediato con los intereses de las distintas facciones políticas y del ejército. Se vio desbordado por la pugna por el poder entre Narváez y Baldomero Espartero. Si bien logró dominar la insurrección de Luis Fernández de Córdoba en Sevilla, fue incapaz de hacer frente a la oposición en las Cortes y se vio obligado a dimitir el 8 de diciembre de 1838.

En 1845 regresó de nuevo a la actividad política como senador vitalicio, si bien consagró su tiempo a la literatura, ingresando en la Real Academia Española en 1847. Como poeta lírico de mediana importancia, siguió las huellas de Juan Nicasio Gallego, con quien le unía una estrecha amistad. La Academia editó sus Obras poéticas en 1857, con prólogo del duque de Rivas.

Other Languages