Bernard Le Bovier de Fontenelle

Fontenelle.

Bernard le Bovier de Fontenelle (a veces también aparece referenciado como Bernard le Bouyer de Fontenelle) ( Ruan, 11 de febrero de 1657 - París, 9 de enero de 1757) fue un escritor y filósofo francés.

Trayectoria

Fontenelle era hijo de un abogado del parlamento y de Marthe Corneille, hermana de Pierre y de Thomas Corneille. Se educó en el colegio de jesuítas de Ruan, donde destacó. Siguiendo la costumbre de la época aprendió la profesión de su padre, pero abandonó las leyes tras ejercer en un único caso y pasó el resto de su vida ejerciendo como filósofo y científico según la tradición cartesiana.

Con trece años, Fontenelle acudió al colegio de jesuítas de Ruán. Escribió piezas galantes, ingeniosas, como L'Amour noyé e Histoire de mes conquêtes. Su Tragédie d'Aspar (1681) fracasó estrepitosamente, pero las óperas Psyché y Bellérophon, en las que él había colaborado, tuvieron un gran éxito, firmadas por Thomas Corneille.

Escribió asimismo una novela utópica Historia de los Ajaoiens o república de los filósofos, 1682, que sólo sería publicada en 1768.[1] No es muy novedosa, excepto en las cuestiones de religión, pues los Ajaoiens eran una sociedad de ateos virtuosos.

Establecido en París, logró éxito con: Nouveaux dialogues des morts (1683); Le Jugement de Pluton (1684); Lettres galantes du chevalier d'Her (1685); Réflexions sur la poétique. Luego, publicó una obra valiosa Entretiens sur la pluralité des mondes (1686), donde habla de cartesianismo y de astronomía con gracia divulgativa. En 1686, entregó Doutes sur les Causes occasionnelles, donde critica el sistema de Malebranche, y una famosa Histoire des oracles (1687).

Ingresó en la Academia francesa en 1691, donde tomó claro partido por los modernos en la famosa Disputa entre antiguos y modernos, que fue determinante en la crisis de la conciencia europea y en la actividad de las Luces.

Sus Entretiens sur la pluralité des mondes (Conversaciones sobre la pluralidad de los mundos), obra de divulgación científica, tuvo un gran éxito. Por ello fue nombrado secretario vitalicio de la Académie des sciences, renovado en 1699, y llegó hasta mediados del siglo XVIII, pues fue casi centenario, y tuvo gran relación con los Ilustrados.

Luego, publicaría un trabajo matemático, Éléments de la géométrie de l'infini (1727). E impulsó la publicación académica Histoire de l'Académie royale des sciences, con dos prefacios, que recoge extractos de memorias de científicos y los elogios de los académicos fallecidos: en 1702 desde 1699; y en 1733, desde 1666.

Other Languages