Benkos Biohó

Benkos Biohó
Rey de San Basilio de Palenque
Parque apolo 3.JPG
Estatua de Benkos Biohó en el Parque Apolo de Cartagena de Indias
Información personal
Otros títulos Rey de Arcabuco
Nacimiento Bandera de Portugal Islas Bijagós, Guinea Portuguesa [1]
Fallecimiento 16 de marzo de 1621
Bandera de España Cartagena de Indias, Nuevo Reino de Granada
Familia
Cónyuge Wiwa [2]
Heredero Sando Biohó [2]
Descendencia Sando-Biohó[2]
Orika[2]
[ editar datos en Wikidata]
Estatua de Benkos Biohó ubicada en San Basilio de Palenque.

Benkos Biohó ( Biohó, segunda mitad del siglo XVI - Cartagena de Indias, 16 de marzo de 1621), también conocido como Domingo Biohó, fue un caudillo que lideró una rebelión de esclavos cimarrones en Colombia durante el siglo XVII, convirtiéndose en rey del pueblo libre de San Basilio de Palenque.

Biografía

Nació en la región de Biohó de las Islas Bijagós en la Guinea Portuguesa (actual Guinea Bissau), en el occidente de África), era un miembro de la etnia bijago. El pueblo bijago no era favorecido por los esclavistas dado que se les adjudicaba una naturaleza rebelde, era común entre ellos el cometer suicido a bordo de los barcos negreros con el fin de evitar la vida entre cadenas[4] .

Fue en este contexto que Biohó fue capturado junto con su esposa Wiwa, su hijo mayor Sando Biohó y su hija Orika[2] .

Huida

Según lo narrado por Fray Pedro Simón "por fines de 1599 (...) comenzó un alzamiento y retiro de ciertos negros cimarrones". La rebelión se encontraba encabezada por Domingo Biohó, nombre con el que los españoles conocían a Benkos. El líder esclavo, descrito por Simón como "brioso, valiente y atrevido" [6]

En su caza partió Juan Gómez, quién encabezaba una cuadrilla de veinte hombres armados, con el objetivo de someter a los fugitivos. La empresa fue un fracaso total, sufriendo los españoles una derrota brutal a manos de los cimarrones y cobrando la vida del líder de la expedición[6] .

Ante las noticias del fracaso de la primera expedición el entonces gobernador don Gerónimo de Suazo y Casasola, conformó una nueva expedición conformada por españoles y esclavos sumisos. A cargo de la expedición se encontraba el capitán Diego Hernández Calvo, seguido por Francisco de Campos, hijo de Alonso de Campos el otrora amo de Benkos, como subalterno. La escuadrilla esclavista fue sorprendida por los cimarrones y derrotada de forma decisiva, hiriendo a Francisco de Campos a quién tomaron como prisionero.

Como cautivo Francisco de Campos se reencontró con la princesa Orika, joven hija de Benkos, quién en el pasado había estado al servicio de su familia. Ante la insistencia de la joven, se le permitió el darle cuidado médico al prisionero herido y de acuerdo a la tradición entre los dos surgió un romance. La pareja de amantes decidió entonces emprender la fuga, a sabiendas de que su relación no podría continuar al interior del palenque. Sin embargo su huida fue interrumpida cuando Francisco fue alcanzado por una bala de arcabuz proveniente de sus perseguidores cimarrones, muriendo en los brazos de su amada. La princesa Orika fue entonces forzada a regresar a San Basilio, donde fue enjuiciada por su traición y condenada a muerte[2] .

Gobierno

El rey Benkos Biohó, gobernó en conjunción con un capitán general de nombre Lorencillo. La estructura del palenque era de carácter militar, incluyendo un teniente de guerra, un alguacil mayor y un tesorero; adicionalmente había un líder espiritual calificado por los españoles de zahorí.

Los hombres de Biohó emprendieron campañas en Cartagena, Tolú, Mompós y Tenerife; asaltando plantaciones y rebaños de ganado a fin de reunir recursos y liberar cimarrones aliados. Nuevos alzamientos y fugas se dieron cuando la voz del reino de negros libres comenzó a correr entre los esclavos de la región, aumentando así en número las filas del Palenque.[1]

Tratado de paz y captura

Como no pudo derrotar a los cimarrones, el gobernador de Cartagena Gerónimo de Suazo y Casasola ofreció el 18 de julio de 1605 un tratado de paz a Benkos Biohó, sin embargo la paz no se concretaría sino hasta 1613, cuando el sucesor de Suazo, Diego Fernández de Velasco finalmente pudo acordar una tregua. Así se terminó reconociendo la autonomía del Palenque de la Matuna y aceptando el libre tránsito de los cimarrones por la ciudad, en tanto que el palenque se comprometía a no recibir más cimarrones, a no estimular nuevas fugas y a no usar título de rey.

A Benkos se le permitió que entrase a la ciudad vestido como caballero según lo indica Fray Pedro Simón

Los cimarrones tuvieron licencia para que enetrasen en la ciudad y saliesen (...) como lo hacían á todas horas, y el Bioho andaba con tanta arrogancia que demás de andar bien vestido á la española, con espada y daga dorada, trataba su persona como un gran caballero

Pedro Simón, Noticias historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias Occidentales[5]

El tratado fue violado por los españoles en 1619 cuando, andando descuidadamente, Biohó fue sorprendido por la guardia de la muralla y apresado. El nuevo gobernador Don García Girón ordenó su ejecución, argumentando que era peligroso el respeto que Biohó generaba en la población, porque «con embustes y encantos se lleva tras de sí a todas las naciones de Guinea que hay en la ciudad». El rey Benkos Biohó fue finalmente ahorcado y descuartizado el 16 de marzo de 1621[7] .

Other Languages
English: Benkos Bioho
français: Benkos Biohó