Belo Horizonte

Belo Horizonte
Municipio

Montagem Belo Horizonte.jpg

Bandeira de Belo Horizonte (Minas Gerais).svg
Bandera
Brasão de Belo Horizonte (Minas Gerais).svg
Escudo
Otros nombres:
"BH"
"Belô"
"Ciudad-jardín"
MinasGerais Municip BeloHorizonte.svg
Ubicación de Belo Horizonte
Coordenadas 19°53′30″S 43°56′52″O / -19.891666666667, 19°53′30″S 43°56′52″O / -43.947777777778
Entidad Municipio
 • País Brasil
 • Estado Bandeira de Minas Gerais.svg  Minas Gerais
 • Región Metropolitana de Belo Horizonte
 • Mesorregión Metropolitana de Belo Horizonte
 • Microrregión Belo Horizonte
Alcalde Marcio Lacerda ( PSB, 2008- 2012)
Subdivisiones 9 regionales
Fundación
Aniversario
1897
12 de diciembre
Superficie  
 • Total 330 900 000 km²
Altitud  
 • Media 760 m s. n. m.
Clima Tropical de altitud Cwa
Población (2010)  
 • Total 6,275,440 ( area metropolitana ) hab.
 • Densidad 4915,34 hab/km²
Gentilicio Belo-horizontino
PIB (nominal)  
 • Total R$ 51.661.760,194
 • PIB per cápita R$ 21.748,25 IBGE/ 2008
IDH 0,839 – PNUD/ 2000
Huso horario UTC−3
Código postal 30000-000
Prefijo telefónico 31
Dist. a capital 716 km
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Belo Horizonte ( pron. [bɛloɾiˈzõtʃi][1] ) (lit. Bello Horizonte), también llamada BH o Beagá ( pron. [beə'gɑː]), es una ciudad brasileña, capital del Estado de Minas Gerais. Con un área de aproximadamente 330 km² y una geografía diversa, con montañas y tierras bajas, está situada en la zona central del estado a 716 km de Brasilia, la capital nacional y, a 438 km de Rio de Janeiro.

Rodeada por la Sierra del Curral, que actúa como un marco de referencia natural e histórico, fue planeada y construida para ser la capital política y administrativa del Estado, bajo la influencia de las ideas del positivismo, en pleno auge de la ideología republicana en el país.[2] La ciudad es una mezcla de tradición y modernidad.

Según el censo demográfico nacional de 2010, su población es de 2.475.440 habitantes,[3] siendo la sexta ciudad más poblada del país.

La ciudad es el quinto mayor PIB entre los municipios brasileños[6]

La Región Metropolitana de Belo Horizonte, formada por 34 municipios, tiene una población estimada en 5.397.438 habitantes,[11]

Historia

Fundación de la capital

Antigua Iglesia de Nuestra Señora del Buen Viaje del Curral.
La Aldea de Curral del Rey (1896).

Sierra del Curral, hacia la Lagoinha, el camino hacia los corrales de Bahía, que será una legua, y el dicho camino hacia el Rio das Velhas, tres leguas por completo."[13]

Hago saber a los que esta mi Carta de Asignación vieren que, habiendo respeto a lo que por su petición me ha enviado a decir João Leyte da Silva, que él suplicante, en lo año pasado de 1701 fabricó hacienda en las minas en el distrito de Rio das Velhas en la parada donde llaman el Cercado, y en la dicha hacienda hubo plantas y criaciones, de que siempre ha pagado diezmos y situó ganado vacuno, todo en utilidad de la hacienda real y conveniencia de los mineros.(…)

Ortíz se dedicó especialmente a la plantación, la cría y comercialización de ganado, trabajos de ingenio y, probablemente, la minería de oro en los arroyos. El progreso de la granja atrajo a otros residentes, y una aldea comenzó a formarse, convirtiéndose en un paradero de concentración de ganado que pasaban por el registro de las Abóboras, proveniente del interior de Bahía y Río San Francisco para el suministro de las zonas mineras de oro.[14]

Apoyado en pequeños cultivos, en la cría y comercializaciónde ganado y en la fabricación de harina, el poblado ha progresado. La topografía de la región favoreció el establecimiento de una población dada a agricultura y la vida pastoral. Los habitantes le dieron el nombre del Curral del Rey, por el cercado o corral que había allí, en que se reunía el ganado que había pagado las tasas del rey, según la tradición de la época. El poblado reunía unas 30 o 40 chozas de paja y pindoba, entre los que se erigió una pequeña capilla ubicada en la margen del arroyo Acaba-Mundo (donde hoy se ubica la Catedral de la Buen Viaje) ante un crucero y un rancho de tropas de arrieros.[17]

En 1750, por orden de la Corona Real, fue creado el distrito de Nuestra Señora del Buen Viaje del Curral, entonces el asiento de la parroquia del mismo nombre establecida de facto en 1718 en torno a una capilla construida allí por el padre Francisco Homem, hijo de Miguel García Velho. Elevado a una feligresía en 1780[17]

El siguiente extracto de un informe enviado a la Curia de Mariana por el vicario Padre Francisco de Paula Arantes, adaptada la ortografía, relata los paisajes característicos de la región en aquel momento:[17]

La Iglesia de Nuestra Señora del Buen Viaje del Curral del Rey está situada en extensos campos en las llanuras de las sierras, donde fluyen enormes fuentes de cristalinas y sabrosas aguas; el clima es templado, la atmósfera es saludable; está circundado de piedras y más materiales donde se pueden hacer magníficos edificios; la naturaleza ha creado este lugar para una hermosa y linda ciudad, si algún día se tuviese en cuenta esta memoria.

Sin embargo, mientras Vila Rica, Sabará, Serro Frio y otros asentamientos mineros se constituían en centros ricos y poblados, Curral del Rey y su vocación al comercio de ganado se estacionó en su desarrollo, sin ofrecer ganancias que fijara al suelo una población como la de otros lugares.[20]

La antigua capital de Minas Gerais, la ciudad de Ouro Preto, no tenía otra alternativa viable para el desarrollo físico urbano, lo que llevó a la necesidad de trasladar la capital a otro lugar.[17]

Inauguración de Belo Horizonte, el 12 de diciembre de 1897.
Comisión de construcción en el campo de obras.

El lugar ofrecía condiciones ideales: era el centro de la provincia, a 100 kilómetros de Ouro Preto, lo que facilitó mucho el cambio; accesible desde todos los lados al mismo tiempo aunque rodeado de montañas; rica en cursos de agua; poseía un clima liviano, a una altitud de 800 metros. El área utilizada para la nueva capital se parecía a un gran anfiteatro entre la Serra do Curral y de Contagem, y contaba con excelentes condiciones climáticas, protegida de los vientos fríos y húmedos del sur y de los vientos cálidos del norte, aireada por las corrientes cálidas del este provenientes de la Serra da Piedade o la brisa que del valle fértil al oeste del Rio Paraopeba. Era un gran valle rodeado de rocas variadas y dobladas, con una larga y turbulenta historia geológica, con suelos poco profundos, poco desarrollados, en varios colores, a veces de arena y arcilla, con edades de aproximadamente mil millones y 650 millones de años.[22]

En 1893, el pueblo fue elevado a la categoría de ciudad y capital de Minas Gerais, bajo el nombre de Ciudad de Minas. En 1894, fue separado del municipio de Sabará. En el mismo año, las obras de construcción fueron iniciadas por la Comisión de Construcción de la nueva Capital, encabezada por Aarão Reis, con el período de 5 años para la finalización del trabajo. En mayo de 1895, Reis fue reemplazado por el ingeniero Francisco de Paula Bicalho. En 12 de diciembre de 1897, en un acto público solemne, el entonces presidente de Minas Gerais, Crispim Jacques Bias Fortes, inauguró la nueva capital. La ciudad, que ya tenía 10.000 habitantes en su inauguración, costó al arca pública provincial la importancia de 36 mil contos de réis. En 1901, la Ciudad de Minas cambió su nombre al corriente debido a la dualidad de los nombres, ya que el distrito y el condado de llamaban Belo Horizonte.[17]

El proyecto de Aarão Reis

Diseñado por el ingeniero Aarão Reis entre 1894 y 1897, Belo Horizonte fue la primera ciudad planificada de Brasil (algunas fuentes la citan como la primera;[24]

Extracto del informe de Reis, ingeniero jefe de la Comisión de Construcción de la Nueva Capital, sobre el plan definitivo de Belo Horizonte, aprobado por el Decreto Nº 817 del 15 de abril de 1895:

Se organizó, el diseño general de la futura ciudad disponiendo en la parte central, en la localidad corriente del poblado, la área urbana de 8.815.382 metros cuadrados, divididos en cuadras de 120 m x 120 m en las calles, largas y bien orientadas, que se cortan en ángulos rectos, y por algunas avenidas que se cruzan en ángulos de 45 grados. A las calles les di el ancho de 20 metros, necesaria para la conveniente arborización, la libre circulación de los vehículos, el tráfico de coches y la colocación y reparación de tuberías subterráneas. A las avenidas las fijé la anchura de 35 metros, el suficiente para darles la belleza y la comodidad que deberán, en el futuro, proporcionar a la población (...)

Plan general de la ciudad de Belo Horizonte (1895).
Plaza Siete de septiembre (conocida como Praça Sete) y Avenida Afonso Pena.

Sin embargo, Reis no quería la ciudad como un sistema que se expandiría indefinidamente. Entre el paisaje urbano y la natural fue prevista una zona suburbana de transición, más flexible, que articulaba los dos sectores a través de un bulevar que rodeaba la Avenida do Contorno, muy flexibles y que se integraban perfectamente en la composición esencial.[22]

El concepto del plan fusionaba las tradiciones urbanas de estadounidenses y europeas del siglo XIX. El tablero de ajedrez se corrigió por primera vez por medio de las grandes arterias oblicuas y los espacios vacíos, una preocupación constante con las perspectivas monumentales que venían del Viejo Mundo, con influencias marcadas de Haussmann.[22]

La zona central urbana recibiría toda la estructura urbana de transporte, educación, saneamiento y salud, y abrigaría los edificios públicos de los funcionarios del Estado. Allí también se deberían instalar los establecimientos comerciales. Su límite era la Avenida do Contorno, que era llamada Avenida 17 de diciembre en esa época. La zona suburbana, formado por calles irregulares, debería ser ocupada para más adelante y no recibió de inmediato la infraestructura urbana. La zona rural consistiría en cinco colonias agrícolas con numerosas granjas y funcionaría como un cinturón verde, suministrando a la ciudad con productos hortícolas.[22]

Para la concretización del proyecto, el poblado del Curral del Rey fue completamente destruido, con el traslado de sus habitantes a otra ubicación. Incapaces de adquirir los terrenos valorizados de la zona central, los antiguos habitantes fueron expulsados de la ciudad, principalmente a Venda Nova, un distrito al norte de la municipalidad. Se creía que los problemas sociales se podrían evitar con el alejamiento de los trabajadores después de la finalización de las obras, lo que en la práctica no ocurrió. La ciudad se inauguró a toda prisa, aún sin terminarse. Los trabajadores, entre las obras, no fueron retirados y sin lugar para quedarse, formaron favelas en la periferia de la ciudad, junto con los antiguos residentes del Curral del Rey.[22]

Expansión

Vista parcial del centro de Belo Horizonte a principios de la década de 30. En primer plano, la Avenida Afonso Pena.
Plaza Raul Soares a mediados de la década de 1930.

La expansión urbana sobrepasó mucho el plan original. Cuando se inició la construcción, los creadores del proyecto previeron que la ciudad alcanzaría la marca de los 100.000 habitantes a penas cuando completara 100 años. Esta falta de visión se repitió a lo largo de la historia de la ciudad, que nunca tuvo un plan coherente que previera los desafíos de la gran metrópoli en que se convertiría.[27]

Por las virtudes proclamadas de su clima, la ciudad se convirtió atractiva, especialmente para el tratamiento de la tuberculosis; los hospitales se multiplicaron, las pensiones y hoteles, pero hasta 1930 tuvo una función casi estrictamente administrativa. También fue en la década de 1920 que apareció en Belo Horizonte la generación de escritores de brillantez que se destacaron en la escena nacional. Carlos Drummond de Andrade, Ciro dos Anjos, Pedro Nava, Alberto Campos, Emilio Moura, Juan Alfonso, Campos de Milton, Braga Belmiro y Abgar Renault se juntaban en el Bar do Ponto, en la Confitería Estrela o en el Trianon para producir los textos que han revolucionado la literatura brasileña. En los años 30, Belo Horizonte se ha consolidado como capital, no exenta de críticas y elogios. Dejó de ser una teoría urbanística para ser un logro humano, algo no sólo para ser visto sino a ser vivido. En ese momento, la ciudad había crecido a 120.000 habitantes y pasaba por problemas de ocupación, lo que generaba una crisis de falta de servicios públicos. Necesitaba un nuevo plan para recuperarse la ciudad moderna.[27]

Entre los años de 1930 y 1940 se produjo el avance de la industrialización y la creación del Complejo Arquitectónico de Pampulha, inaugurado en 1943 por orden del entonces alcalde Juscelino Kubitschek. El Complejo de Pampulha reunió los nombres más importantes del modernismo brasileño, con los proyectos de Oscar Niemeyer, pinturas de Cândido Portinari, esculturas de Alfredo Ceschiatti y jardines de Roberto Burle Marx. Al mismo tiempo, el arquitecto Silvio de Vasconcelos también creó muchos edificios de inspiración modernista, especialmente las casas del barrio Cidade Jardim, que ayudó a definir la fisonomía de la ciudad.[28]

Archivo:Afonsopena1920-1960.jpg
Vista nocturna de la Avenida Afonso Pena en finales de la década de 1950.

En la década de 1950, la población de la ciudad se duplicó, de 350 mil a 700 mil habitantes. En respuesta a la expansión, el alcalde Américo René Gianetti comenzó a preparar un plan director para Belo Horizonte.[29]

Historia reciente

La Plaza del Papa.

La década de 1980 fue marcada por la valorización de la memoria de la ciudad, con el cambio de orientación hacia el crecimiento. Varios edificios de importancia histórica fueron tumbados. Ha comenzado la implementación del metro. Iniciada en 1984 y terminada en 1997, la canalización del arroyo Arrudas acabó con el problema de las inundaciones en el centro de la ciudad. Sin embargo, varios problemas han surgido y permaneceron algunos. Uno de ellos fue la degradación de la Laguna de la Pampulha, uno de los principales postales de la ciudad, que se había convertido en un lago prácticamente muerto debido a la contaminación de sus aguas.[30]

En 1980, aproximadamente 850.000 personas tomaron la entonces Plaza Israel Pinheiro para recibir el propio papa Juan Pablo II. Delante de la multitud de fieles y la vista privilegiada de la ciudad, el Papa dijo: "Se puede ver las montañas y Belo Horizonte, pero sobre todo cuando se mira a ustedes, es que uno debe decir: ¡qué bello horizonte!",[31] lo que probablemente contribuyó para que la plaza quedara conocida por Plaza del Papa.

La década de 1990 fue marcada por la valorización de los espacios urbanos y el fortalecimiento de la estructura administrativa del municipio, con la aprobación en 1990 de la Ley Orgánica de la municipalidad y el Plan Director de la ciudad, en 1996. La administración municipal se democratizó con realización anual del presupuesto participativo. El desafío aúnen curso con respecto al fortalecimiento de la gestión integrada de la Región Metropolitana de Belo Horizonte, que comprende 34 municipios que deben cooperarse para solucionar sus problemas comunes. Espacios públicos como la Plaza de la Libertad, la Plaza de la Asamblea Legislativa y el Parque Municipal, que fueron abandonados, fueron recuperados y la población volvió a frecuentarlos y cuidar de su conservación.[30]

A principios del siglo XXI, Belo Horizonte se ha destacado por el desarrollo del sector terciario de la economía: el comercio, la prestación de servicios y sectores de alta tecnología (énfasis en las áreas de biotecnología y computación). Algunas de las recientes inversiones en estos sectores son la creación del Parque Tecnológico de Belo Horizonte ( clúster de tecnología agregado a la UFMG),[37]

Vista panorámica de Belo Horizonte.
Vista panorámica de Belo Horizonte.
Other Languages
Afrikaans: Belo Horizonte
aragonés: Belo Horizonte
asturianu: Belo Horizonte
azərbaycanca: Belo Horizonte
беларуская (тарашкевіца)‎: Бэлу-Арызонці
български: Бело Оризонти
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: বেলো হোরিজোন্টে
brezhoneg: Belo Horizonte
bosanski: Belo Horizonte
čeština: Belo Horizonte
Ελληνικά: Μπέλο Οριζόντε
Esperanto: Bel-Horizonto
français: Belo Horizonte
Avañe'ẽ: Belo Horizonte
hrvatski: Belo Horizonte
interlingua: Belo Horizonte
Bahasa Indonesia: Belo Horizonte
Interlingue: Belo Horizonte
íslenska: Belo Horizonte
italiano: Belo Horizonte
Qaraqalpaqsha: Belu orizonti
Кыргызча: Белу-Оризонти
lumbaart: Belo Horizonte
lietuvių: Belo Horizontė
latviešu: Beluorizonti
Malagasy: Belo Horizonte
олык марий: Белу-Оризонти
македонски: Бело Хоризонте
Bahasa Melayu: Belo Horizonte
Mirandés: Belo Horizonte
مازِرونی: بلو هوریزونته
Dorerin Naoero: Belo Horizonte
Nāhuatl: Belo Horizonte
Napulitano: Belo Horizonte
norsk bokmål: Belo Horizonte
Papiamentu: Belo Horizonte
português: Belo Horizonte
Runa Simi: Belo Horizonte
rumantsch: Belo Horizonte
română: Belo Horizonte
srpskohrvatski / српскохрватски: Belo Horizonte
Simple English: Belo Horizonte
slovenčina: Belo Horizonte
српски / srpski: Бело Оризонте
Kiswahili: Belo Horizonte
ślůnski: Belo Horizonte
Türkçe: Belo Horizonte
українська: Белу-Оризонті
oʻzbekcha/ўзбекча: Belu-Orizonti
vepsän kel’: Belu Orizonti
Tiếng Việt: Belo Horizonte
Volapük: Belo Horizonte
Bân-lâm-gú: Belo Horizonte