Bellavista (Chile)

Bellavista
Barrio

Iglesiabellavista3.jpg
Iglesia parroquial de Bellavista "Cristo Rey", construida por el empresario textil Carlos Werner a principios del siglo XX.

Coordenadas 36°38′04″S 72°57′21″O / -36.6344, 36°38′04″S 72°57′21″O / -72.9558
Entidad Barrio
 • País Chile
 • Comuna Tomé
 • Provincia Concepción
 • Región Flag of Biobío Region, Chile.svg  Biobío
[ editar datos en Wikidata]

Bellavista es un barrio de la ciudad chilena de Tomé, perteneciente a la Región del Biobío, ubicado a tres kilómetros de su plaza de armas. Allí se encuentra la fábrica de paños Bellavista Oveja Tomé, a orillas del río y la playa homónimas.

Se caracteriza por sus poblaciones obreras construidas en el valle. Su iglesia de estilo románico constituye uno de sus atractivos más interesantes. Fue mandada a construir por Carlos Werner en la década de 1920 tras las muerte de su hija.

Nacimiento del barrio

Antes del establecimiento de la comunidad de Bellavista propiamente tal, inicialmente sólo existía el molino Caracol y luego la fábrica textil Bellavista, que en las posteriores décadas, se convertiría en la mayor fuente de ingresos de la comuna y la más importante en su rubro en el país. El área estaba destinada a la producción fabril, sin pobladores, a excepción de algunas casas dispersas en la zona, pertenecientes a campesinos o cuidadores. De hecho, existen fuentes históricas que afirman que tanto el sector de Cocholgüe como Bellavista, correspondían a sitios destinados al aislamiento de enfermos, lo que se conoce como lazaretos (Gallardo, 2009). Sin embargo, producto de la posición estratégica en la cual se ubica la industria, era un paso obligado para los viajeros que transitaban a la ciudad de Concepción. Por esta razón, una de las primeras concentraciones de habitantes registradas en el área que hoy corresponde a Bellavista, es la población Almirante Latorre, bordeando el camino que une Tomé con la comuna vecina de Penco. En esta época las personas que trabajaban en la fábrica de Bellavista, vivían en el plano urbano de Tomé. En su mayoría eran personas provenientes del campo y de zonas adyacentes a la comuna; incluyendo hombres, niños y en su mayoría mujeres. Así entonces, es probable que se trasladaran a diario caminando desde el centro de la ciudad hacia la incipiente industria de paños para cumplir su jornada laboral. Según el profesor Rolando Saavedra:

Antigua fábrica textil Bellavista y sus trabajadores, alrededor de 1930.

El constante crecimiento de la población tomecina (…), fue agudizando el problema habitacional. Los conventillos ya no eran suficientes

Saavedra, 2006

Cuando Carlos Werner adquiere la totalidad de la empresa, producto de la venta de los derechos cedidos por su cuñado, Federico Wolf, le da un giro radical a la industria, ya que intenta instaurar un sistema de producción asociado al pueblo industrial, al igual que las salitreras del norte de Chile, las carboníferas de Lota y la cuprífera Sewell.

A diferencia de lo ocurrido en las salitreras o en Lota, la administración de los alemanes durante el siglo XX actuó con mayor responsabilidad social, poniendo énfasis en las condiciones laborales y de habitabilidad, superiores en comparación a los estándares existentes en la misma época a nivel nacional. Sin duda, la experiencia adquirida por Werner en su paso laboral por las salitreras, influyó de gran manera en el proceso que llevó a cabo en Bellavista. Este mismo carácter social, se habría visto reflejado en su desempeño como Senador de la República, pues propició políticas sociales en pos de mejoras laborales. Bajo la administración de Carlos Werner se construyó la primera población destinada a los trabajadores textiles, “La Rana”, la cual presenta una arquitectura de notable influencia germana. Más adelante, se edifica la población “Florentina”, bajo el modelo de pabellón obrero, sumando un total de 125 casas/habitaciones. Estas poblaciones no dieron abasto para la creciente comunidad. “Por lo que tuvieron que construir pabellones con un total de 200 casas en el barrio llamado Caracol, las que fueron habitadas a contar desde 1936” (Saavedra, 2006). También se construyó un barrio exclusivo para los empleados con jefaturas los cuales eran mayoritariamente de origen alemán, éste barrio fue llamado Los Cerezos; además de las ya nombradas se construyó la población Las Juntas destinada a obreros. Un sector más alejado, denominado Aguas Buenas, fue en un principio poblado con habitantes de Bellavista que carecían de viviendas, ellos fueron parcelando las faldas de uno de los cerros, perteneciente a una propietaria del sector, Ana Martínez. Estas casas no tenían servicio de alcantarillado ni electricidad en sus inicios. Otra población existente fue “La Cantera”, la cual se encontraba junto a las faenas de explotación de piedra y fabricación de adoquines. Los trabajadores en esta época llegaron a Bellavista principalmente desde Tomé, aunque también de comunas aledañas como Penco, e incluso de otras provincias del país.

Other Languages