Beggars Banquet

Beggars Banquet
Álbum de estudio de The Rolling Stones
Publicación 6 de diciembre de 1968
Grabación 17 de marzo-25 de julio de 1968, Olympic Studios, Londres[1] y Sunset Sound, Los Ángeles
Género(s) Roots rock[2]
country blues[3]
hard rock[4]
Duración 39:47
Discográfica London Records y Decca Records
Productor(es) Jimmy Miller
Cronología de The Rolling Stones
Their Satanic Majesties Request
(1967)
Beggars Banquet
(1968)
Let It Bleed
(1969)
Sencillos de Beggars Banquet
  1. « Street Fighting Man»/« No Expectations»
    Publicado: 31 de agosto de 1968 ( EUA)
[ editar datos en Wikidata]

Beggars Banquet —en español: El banquete de los mendigos— es el séptimo álbum de estudio de The Rolling Stones en el Reino Unido y su noveno álbum en los Estados Unidos, lanzado en el año 1968. Se grabó entre el 17 de marzo y el 25 de julio de 1968 en Londres, Inglaterra, bajo la producción del norteamericano Jimmy Miller, con el que trabajaron hasta 1973 y con el que inició una serie de cuatro álbumes de estudio que habitualmente se consideran la cima de la obra de los Stones ( Sticky Fingers, Let It Bleed y Exile on Main St.).[6] Finalmente salió a la venta el 6 de diciembre de 1968 con una portada totalmente blanca y con sólo el nombre del disco escrito con letras doradas.

La producción cuenta con canciones con base en el rhythm & blues, lo que marcó el regreso de la banda a sus raíces después de un disco experimental como lo fue su producción anterior, Their Satanic Majesties Request, en la que ensayaron otros estilos musicales, como el rock psicodélico; y algunas enraizados en la música country. Las letras tenían temáticas centradas en la crítica social, inspiradas en las revueltas y conflicto de esos días, y filosóficas, por la gran cantidad de libros sobre filosofía y poesía que leía Jagger durante ese momento.[7]

Debutó en los primeros lugares de las listas de popularidad de Estados Unidos y el Reino Unido, y pronto alcanzó el millón de copias en ventas. Para su promoción pusieron en circulación dos sencillos: « Jumpin' Jack Flash», que fue un gran éxito, más no estaba incluido en el disco, y « Street Fighting Man», que cuando comenzó a despuntar en las listas fue censurada su reproducción en las radios norteamericanas por ser considerada "desestabilizadora" en vísperas de la Convención Nacional Demócrata de 1968. Recibió numerosos elogios por parte de la crítica musical y es considerado uno de los mejores trabajos realizados por la banda en toda su carrera. En el 2003 fue colocado en el puesto #57 de " Los 500 mejores álbumes de todos los tiempos" de la revista estadounidense Rolling Stone.

Historia

Antecedentes

Después del fracaso que significó su álbum Their Satanic Majesties Request de 1967, The Rolling Stones se tomaron unas vacaciones. A principios de 1968 el cantante Mick Jagger decide que la banda debe reforzar la producción de sus discos de estudio. Jagger charló con el ingeniero de sonido Glyn Johns por lo que Johns le recomendó a Jimmy Miller, quien había trabajado anteriormente con The Spencer Davis Group y Traffic.

Jagger vino a mi después de Satanic Majesties y me dijo «Conseguiremos un nuevo productor,» y le dije «OK, de acuerdo.» Me dijo, «Conseguiremos a un americano.» Y pensé «Oh dios mio, es lo que me faltaba. No pienso que mi ego pueda soportar que algún tipo con sangre Yankee venga aquí y me diga que sonido debo sacar de The Rolling Stones.» Así que le dije ¡Conozco a alguien! Se que hay uno en Inglaterra y es fantástico, y sólo había hecho el álbum de Traffic: Jimmy Miller. Y fue un buen antecedente, su primer disco fue con Traffic. «Es un chico agradable,» lo conocía, estaba en el estudio de a lado, E«stoy seguro que lo hará fantástico.»... Jagger conoció a Jimmy Miller y le dio el trabajo y la primera cosa que Jimmy Miller hizo [entre risas] fue despedirme. Porque el tenía a Eddie Kramer como ingeniero. Y, naturalmente, quería utilizar a su propio ingeniero, su hombre de confianza.[8]

Glyn Johns, 1982

Una noche Mick se comunicó con Miller diciéndole que le «había encantado su trabajo con Traffic» y después de unos minutos le preguntó que si le gustaría producirles su nuevo álbum, cosa que el productor aceptó de inmediato. Esta relación duraría hasta 1973 y traería como fruto la época más fructífera del grupo, con producciones de la talla de Let It Bleed, Sticky Fingers y la que es generalmente considerada su obra cumbre: Exile on Main St.[9]

Grabación

La preproducción comenzó a mediados de febrero de 1968 en la casa del guitarrista Keith Richards ubicada en West Wittering, Sussex, Inglaterra. Luego de la contratación de Jimmy Miller, las grabaciones iniciaron el 14 de marzo en los estudios de grabación R.G. Jones de Morden, Surrey, con las ausencias constantes del bajista Bill Wyman y del guitarrista y multi-instrumentista Brian Jones. Ante esta situación Mick Jagger se vio en la necesidad de tocar la guitarra por primera vez.[10] Wyman llegó a declarar que, en la última semana de marzo, creó el riff característico de «Jumpin’ Jack Flash», sin embargo no se menciona en los créditos.

El 28 de mayo, hacia finales de las sesiones, Jones es arrestado por posesión de drogas tras encontrarle cannabis en su casa de Kings Road en Londres. No obstante fue puesto en libertad después de pagar una multa de 2000  £. Coincidiendo con estas fechas en Londres, el director francés Jean-Luc Godard arribó a los estudios Olympic y filmó a los Stones grabando la canción « Sympathy for the Devil».[10] Esto se pudo apreciar más tarde en su película One Plus One (conocida en los Estados Unidos como Sympathy for the Devil), un documental sobre la contracultura occidental de finales de la década de 1960. Las grabaciones concluyeron el 28 de junio. Beggars Banquet supone la última aparición significativa de Brian Jones con el grupo. Este toca la guitarra slide en «No Expectations», la armónica en «Parachute Woman», « Dear Doctor» y « Prodigal Son», el sitar y la tambura en «Street Fighting Man», y el melotrón en «Jigsaw Puzzle» y «Stray Cat Blues». Además, hizo de voz de fondo, junto al resto de la banda, en «Sympathy for the Devil».

Nombre y portada del álbum

Después de pensar en varios títulos para la nueva producción, el actual título del álbum fue sugerido por el diseñador Christopher Gibbs, Mick Jagger lo había contratado para decorar su nueva casa en Chelsea.[12]

(El título) vino de un "gato" llamado Christopher Gibbs... todos habíamos pensado en algo como Tramps' Mushup o algo así. En torno a la misma idea queríamos hacer la portada. La idea del "banquete" vino primero.[8]

Keith Richards, 1971

El 7 de junio de 1968, tuvo lugar la sesión de fotos para el álbum, con el fotógrafo Michael Joseph, que se llevó a cabo en Sarum Chase, una mansión en Hampstead, Londres.[16]

En palabras de Richards, la imagen de este material la buscaron Anita Pallenberg, Mick Jagger y él, a lo que calificó como «una verdadera portada funky».[8] Jagger habló sobre la censura de la portada del disco en 1968:

Realmente habíamos tratado de mantener el álbum dentro de los límites del buen gusto. Me refiero a que no mostramos todo el baño –de la portada del disco–, eso hubiera sido vulgar. ¡Sólo mostramos la mitad de arriba! Dos personas de la compañía –Decca Records– nos dijeron que la cubierta era «terriblemente ofensiva». A parte de ellos no hemos encontrado a otras personas que les parezca ofensiva. Le pregunté a una persona que escogiera algo que le pareciera ofensivo –en la portada– y mencionó que lo de Bob Dylan, aparentemente «El sueño de Bob Dylan» le ofendió... hemos cedido demasiado en relación con el lanzamiento de la portada del disco. Inclusive les sugerí –a la discográfica– que le pusieran una bolsa de papel café con la leyenda "No Apto para Niños" y el título del álbum en el exterior. Pero no aceptaron. Pero ellos se siguieron empeñando... sólo era una simple idea que nunca se había hecho antes y optamos por escribir en la pared del baño porque es donde más ves las paredes escritas. Ahí no hay nada obsceno excepto en las mentes de las personas.[8]

Mick Jagger, septiembre de 1968

Publicación

Con anterioridad a la salida del álbum, el grupo sacó a la venta un primer sencillo procedente de las sesiones de grabación: «Jumpin' Jack Flash» con «Child of the Moon» como cara B. «Jumpin' Jack Flash» fue estrenada el 12 de mayo de 1968 en una aparición sorpresa que la banda realizó en el New Musical Express Poll Winners Concert, una ceremonia de premiación que ofrece la revista inglesa New Musical Express para premiar a lo más destacado de la música. El lanzamiento oficial de sencillo se dio el 24 de mayo y se convirtió rápidamente en un éxito. Debutó en el número 12 de las listas de popularidad del Reino Unido y en pocos días llegó al tope, mientras que debutó en el número 63 en las listas de Estados Unidos y en poco tiempo escaló hasta el puesto tres.[17] Pese a todo, el grupo no incluyó en el disco a las dos pistas del sencillo. «Jumpin' Jack Flash» puede escucharse en varios de sus recopilatorios, como Through The Past, Darkly (Big Hits Vol. 2), Forty Licks o el más reciente GRRR!.

El 1 de julio se comenzó a especular sobre la salida del nuevo material discográfico y ese mismo día los Stones hicieron público el nombre del álbum: Beggars Banquet, y que este saldría a la venta el próximo 26 de julio, fecha que coincidía con el cumpleaños número 26 del vocalista Mick Jagger. Sin embargo se presentó un inconveniente: tanto la Decca Records en Inglaterra como la London Records en Estados Unidos rechazaron la portada original del álbum. Dicho trabajo consistía en una foto de un retrete repleto de grafitis insultantes.[19] En el Reino Unido no tuvo problemas y fue lanzado el 31 de agosto. El grupo retuvo el disco hasta octubre y llegó a un acuerdo con las discográficas en noviembre cuando permitió sustituir la portada original por otra completamente blanca con tan solo el nombre del álbum impreso en ella, basando su diseño en una tarjeta de invitación, una invitación al «Banquete de los mendigos». El disco se publicó finalmente el 5 de diciembre en los Estados Unidos y un día más tarde en el Reino Unido.

Para promocionar su nueva producción, el grupo puso en marcha los días 10 y 11 de diciembre la grabación de un vídeo destinado a ser emitido por televisión: The Rolling Stones Rock and Roll Circus. Este "circo de rock and roll" presentaba a artistas de la talla de John Lennon, Eric Clapton, The Who, Jethro Tull y Marianne Faithfull.[22]

El álbum

  • Este álbum abre con una de las mejores composiciones realizadas por el binomio Jagger/ Richards: «Sympathy for the Devil». Esta canción está inspirada en la novela El maestro y Margarita, del escritor ruso Mijaíl Bulgákov, obra que Marianne Faithfull le regaló a Jagger.[24] A consecuencia de ello, el grupo dejaría de tocarla en sus actuaciones durante ocho años. La pieza era en sus primeras versiones una canción de folk, pero a sugerencia de Richards se le fueron añadiendo elementos de samba, como la inclusión de bongos y congas. La percusión estuvo a cargo de Rocky Dijon, las maracas fueron obra de Bill Wyman, el piano de Nicky Hopkins y la voz de Jagger. Por su parte, Keith Richards tocó tanto bajo como el solo de guitarra eléctrica. Brian Jones contribuyó inicialmente tocando la guitarra acústica, pero ésta no fue incluida en la mezcla final. La película de Jean-Luc Godard Sympathy for the Devil, estrenada en 1968 y titulada One plus One en Europa, recoge parte del proceso de grabación del tema.
  • La siguiente composición, «No Expectations», es una balada que habla sobre desamor y soledad. Esta canción mezcla los géneros country y blues, destacando la instrumentación acústica y la guitarra de Brian Jones. En una entrevista realizada en el año 1995 a la revista Rolling Stone, Jagger declaró que aquella había sido la última vez que recordaba a Jones "totalmente involucrado en algo que mereciese la pena".[7]
  • «Dear Doctor »es otra canción de country acústico en la que el tono vueve a ser paródico. En el libro According to the Rolling Stones Mick Jagger declara que: «las canciones country, como « Factory Girl» o «Dear Doctor» realmente eran temas pastiche. De todos modos, existe cierto sentido del humor en la música country».[26]
  • Uno de los temas más interesantes del álbum es «Street Fighting Man», inspirada en los incidentes de mayo de 1968 y las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam. En ella no intervienen instrumentos eléctricos, a excepción del bajo. Para la grabación de la guitarra acústica, Keith Richards empleó una de las primeras grabadoras de casete. Usaba este aparato para sobrecargar la guitarra y conseguir un sonido a medio camino entre el puramente acústico y el eléctrico. Con la percusión se hizo algo similar: se amplificó el sonido obtenido inicialmente por Charlie Watts a partir de una batería de juguete.[27]
  • El siguiente tema de la cara B era «Prodigal Son», un blues del reverendo Robert Wilkins sobre la parábola del hijo pródigo. En el álbum figuraron Jagger y Richards como autores del tema, lo que les ocasionó algunos problemas legales.[28]
Other Languages
čeština: Beggars Banquet
Ελληνικά: Beggars Banquet
français: Beggars Banquet
עברית: Beggars Banquet
hrvatski: Beggars Banquet
italiano: Beggars Banquet
ქართული: Beggars Banquet
Nederlands: Beggars Banquet
norsk nynorsk: Beggars Banquet
norsk bokmål: Beggars Banquet
português: Beggars Banquet
русский: Beggars Banquet
Simple English: Beggars Banquet
українська: Beggars Banquet