Batman

Batman
Personaje de DC Comics
2006-09-16 - London - Signs - Batman - Fish and Chips - Bookseller (4889724656)-cropped.jpg
Representación gráfica del logo de Batman.
Primera aparición Detective Comics
N.º 27 (mayo de 1939)
Creador(es) Bob Kane (concepto)
Bill Finger (desarrollador, no acreditado)[1]
Interpretado por

Adam West
( 1966 - 1968)
Michael Keaton
( 1989 - 1992)
Val Kilmer
( 1995 - 1997)
George Clooney
( 1997 - 2005)
Christian Bale
( 2005 - 2012)
Ben Affleck
( 2016 - Actual)

Versión Lego:

Will Arnett
( 2014 - Actual)
Información
Nombre original Bruce Wayne
Alias Matches Malone, El caballero de la noche, El caballero oscuro
Estatura 1,90 m (6 ft 3 in)
Especialidad
Aliados Alfred Pennyworth, Robin, Batgirl, Catwoman, James Gordon, Superman, Wonder Woman
Enemigos Anexo:Enemigos de Batman
Conexiones Liga de la Justicia
The Outsiders
Pareja(s) Talia al Ghul (madre de Damian)
Catwoman
Padres Dr. Thomas Wayne (padre, fallecido)
Martha Wayne (madre, fallecida)
Hijos Dick Grayson (hijo adoptivo)
Jason Todd (hijo adoptivo)
Tim Drake (hijo adoptivo)
Damian Wayne (hijo biológico)
Terry McGinnis (hijo biológico) Helena Kyle (hija biológica en la Tierra 2)
Residencia Gotham City
Estatus actual Activo
[ editar datos en Wikidata]

Batman (conocido inicialmente como The Bat-Man) es un personaje creado por los estadounidenses Bob Kane y Bill Finger, y propiedad de DC Comics. Apareció por primera vez en la historia titulada «El caso del sindicato químico» de la revista Detective Comics n.º 27, lanzada por la editorial National Publications en mayo de 1939.

La identidad secreta de Batman es Bruce Wayne (Bruno Díaz, en algunos países de habla hispana),[4] un empresario multimillonario y filántropo de Gotham City. Después de ser testigo del asesinato de sus padres en un violento y fallido asalto cuando era niño, jura vengarse y combatir la delincuencia para lo cual se somete a un riguroso entrenamiento físico y mental. Adopta el diseño de un murciélago para su vestimenta, sus utensilios de combate y sus vehículos. A diferencia de los superhéroes, no tiene superpoderes: recurre a su intelecto, así como a aplicaciones científicas y tecnológicas para crear armas y herramientas con las cuales lleva a cabo sus actividades. Vive en la mansión Wayne, en cuyos subterráneos se encuentra la Batcave, el centro de operaciones de Batman. Recibe la ayuda constante de otros aliados, entre los cuales pueden mencionarse Robin, Batgirl (posteriormente Oráculo), Nightwing, el comisionado de la policía local, James Gordon y su mayordomo Alfred Pennyworth.

Se trata de uno de los personajes más emblemáticos de DC Comics. Dada su buena aceptación, obtuvo su propia revista en 1940. Tres años después, Columbia Pictures estrenó la primera adaptación para la televisión del personaje, a la cual le siguió la serie Batman y Robin, en 1949. A mediados de la década de 1960, se lanzó otra serie titulada Batman, que hizo uso de un concepto más « camp» que terminó apartándolo de su tono sombrío con el que originalmente fue concebido. Más adelante, los escritores Dennis O'Neil, Neal Adams y Frank Miller produjeron nuevo material escrito sobre el universo de Batman entre los años 1970 y 1980, retomando el diseño y elementos originales de la franquicia. Se considera que película homónima de Tim Burton, estrenada en 1989, tuvo un rol importante en la popularidad contemporánea del hombre murciélago, al igual que la serie de filmes iniciada con Batman Begins en 2005, dirigida por Christopher Nolan.[5] Además de las anteriores producciones, existen varias otras más en las que el personaje y sus elementos han sido incorporados.

Creación y publicación

El éxito alcanzado por Superman en Action Comics impulsó a los editores de DC Comics (que en ese entonces, 1939, constituía una división de National Publications), a crear nuevos superhéroes para sus libros de historietas. Como resultado, Bob Kane (1915-1998) creó un personaje llamado The Bat-Man.[6] Su colaborador Bill Finger (1914-1974), a quien recurrió Kane para mostrarle su esbozo original del personaje con la intención de pensar en más elementos para su diseño, comentó al respecto:

[...Bob Kane] quiso que viera unos dibujos de un personaje llamado Batman. Fui a su casa, y me di cuenta que había dibujado un personaje muy similar a Superman, con una especie de medias de color rojo. No estoy seguro si usaba botas. No tenía guantes ni accesorios, sólo contaba con una pequeña máscara, sujeta por una cuerda. Tenía también dos alas que sobresalían, simulando ser alas de murciélago. Y debajo tenía un gran logo que decía «BATMAN».[7]

Finger sugirió cambiar el antifaz por una capucha, dibujarle una capa en vez de alas, proporcionarle guantes y retirar las secciones rojas y brillantes del traje. Mientras Kane se ocupaba del diseño y concepto visual, Finger se ocupaba de definir la personalidad, contexto e historia del personaje.[9] No obstante, Finger también sugirió varias cosas sobre el aspecto físico del personaje y su vestimenta. En su autobiografía de 1989, Kane explicó lo siguiente:

Un día llamé a Bill y le dije: 'Tengo un nuevo personaje llamado The Bat-Man y he realizado algunos bocetos elementales que me gustaría que vieras'. Poco después, llegó a mi casa y le mostré mis dibujos. En ese momento, sólo le había dibujado una pequeña máscara, similar a la que portaría eventualmente Robin. Bill me dijo: '¿Por qué no lo hacemos lucir más como un murciélago, dibujándole una capucha con dos hendiduras en los ojos, con tal de hacerlo más misterioso?' Hasta entonces, The Bat-Man vestía un traje rojo; las alas, los pantaloncillos y la máscara eran de color negro. Yo pensaba que el rojo y el negro serían una buena combinación, sin embargo Bill me dijo que la vestimenta resultaba demasiado brillante. Me sugirió: 'Coloréalo de gris oscuro para darle un toque más siniestro'. La capa lucía como un par de alas rígidas de murciélago, sujetas a los brazos. Cuando lo comentamos, concluimos que esas alas le estorbarían a Bat-Man en las escenas de acción, así que las convertimos en una capa con terminaciones triangulares para que luciera verdaderamente como el ala de un murciélago cuando estuviera peleando o columpiándose sobre una cuerda. Además, desde un inicio Batman no llevaba guantes, así que decidimos añadírselos para que no tuviera problemas con la impresión de sus huellas digitales por dondequiera que fuese.[10]

La cultura popular de los años 1930 influyó de manera importante en la concepción de Batman. Kane y Finger se inspiraron en películas, cómics, libros, titulares de prensa y dibujos animados de esa década.[14]

Kane cedió los derechos de propiedad sobre el personaje a cambio de una mención como autor en todos los cómics de Batman, entre otros requerimientos. Al principio esta mención no decía «Batman creado por Bob Kane»; su nombre simplemente se escribía encima del título de cada ejemplar. A mediados de los años 1960, el nombre desapareció siendo reemplazado por los créditos de los dibujantes y escritores responsables de cada nuevo relato. A finales de la siguiente década, cuando Jerry Siegel y Joe Shuster comenzaron a recibir sus respectivos créditos por las historietas de Superman, y William Moulton Marston recibió reconocimiento por la creación de la Mujer Maravilla, las publicaciones de Batman empezaron a incluir la línea «Creado por Bob Kane», en adición a los demás créditos.

Finger no recibió el mismo reconocimiento. A pesar de que había obtenido crédito por sus anteriores trabajos en la empresa, primordialmente durante la década 1960, el contrato de Kane con la editorial únicamente le garantizó las correspondientes «gratitudes» por su contribución; por ejemplo, en Batman n.º 169 (febrero de 1965), el editor Julius Schwartz lo mencionó como el creador de Riddler, uno de los villanos recurrentes en la franquicia (conocido como El Acertijo en Hispanoamérica y Enigma en España). Lo anterior debido a que el convenio estipulaba que su nombre sólo aparecería como escritor de cada historieta y no como creador del mismo. Kane comentó: «Finger estaba desalentado por los pocos logros a lo largo de su carrera. Sintió que no había usado todo su potencial artístico y que el éxito le había dejado de lado».[14] Cuando Finger murió, en 1974, DC Comics aún no lo acreditaba como el cocreador de Batman. Jerry Robinson, colaborador de Finger y Kane en Batman, criticó a este último por haberse negado a reconocer la contribución de Finger. En una entrevista con The Comics Journal, Robinson mencionó:

Bob lo volvió más inseguro [a Finger], porque mientras él trabajaba copiosamente con el personaje, no estaba compartiendo absolutamente nada de la gloria o el dinero que Bob comenzaba a ganar. Por eso ... [él iba] a dejarlo [su empleo con Kane]. [Kane] debió haber acreditado a Bill como cocreador. Yo lo sé porque estuve ahí. Es algo que nunca le perdonaré a Bob: el no haber cuidado a Bill o reconocerle mínimamente el papel vital que tuvo en la creación de Batman. Al igual que Siegel y Shuster, debió pasar lo mismo con Batman: las mismas líneas para dar crédito al cocreador, escritor y artista de cada historieta.[15]

En 1965 Kane rechazó a Finger como uno de los creadores del personaje escribiendo una carta a los seguidores, en la que decía: «[...] me parece que Bill Finger ha dado la impresión de que fue él, y no yo, quien creó a Batman, así como a Robin y todos los villanos y personajes principales. Esto es un anuncio fraudulento. Una mentira». Acerca de la ausencia de Finger en los créditos, agregó: «El problema de ser un escritor 'fantasma' es que debes permanecer en el anonimato y sin 'reconocimiento' alguno. Pero, si uno de ellos desea tener 'crédito', entonces debe dejar de ser un 'fantasma' y convertirse en un líder o innovador».[16] A pesar de su renuencia, en una entrevista de 1989 citó una vez más la situación de Finger desde una perspectiva totalmente diferente:

En aquella época era un solo artista con su nombre encima del título —la política de DC Comics en sus publicaciones era 'si no puedes escribirlo, consigue ayuda de otros escritores, pero los nombres de éstos nunca aparecerán en la edición final'—. Bill jamás me pidió crédito y yo tampoco me ofrecí a dárselo —tal vez por mi ego en esa época—. Me sentí muy mal cuando murió.[17]

Primeras publicaciones

La primera historia de Batman, «El caso del sindicato químico», apareció en el libro de historietas Detective Comics número 27, publicado en mayo de 1939. Finger comentó que este primer relato del personaje fue escrito al estilo de las publicaciones pulp,[20]

Varios rasgos y elementos que ayudarían a establecer la versión definitiva de Batman aparecieron entre los ejemplares 27 y 33. Por ejemplo, en los números 29 y 31 (julio y septiembre de 1939) aparecieron el cinturón multiusos, el búmeran y el batplane personalizados. No fue sino hasta el tomo 33 (noviembre de 1939) que se exploró el origen y vida personal de Batman:[28]

Al año siguiente, en 1940, National Publications publicó el primer número del propio libro de historietas de Batman. Hasta entonces, la empresa era la más exitosa en ventas de cómics, e inclusive se le consideraba como la más popular y reconocida en la industria gracias a personajes como el hombre murciélago y Superman.[32]

Controversia de los años 1950

En los años 1950, Batman fue uno de los pocos héroes que continuaron publicándose a pesar de que el género estaba languideciendo. En junio de 1952, hizo su primera aparición en la serie Superman como coprotagonista de la edición número 76, titulada The Mightiest Team in the World (en español, «El equipo más poderoso en el mundo»). La historia muestra una alianza entre Superman y Batman, quienes comparten mutuamente sus verdaderas identidades.[34] Así, la serie se modificó y su lanzamiento significó «un éxito financiero durante una época en la que los héroes ya no abundaban, mientras que los existentes estaban destinados a un solo tiraje». World's Finest Comics continuó publicándose hasta 1986, cuando la editorial decidió cancelarla.

La obra de Wertham criticó numerosas historietas por sus mensajes implícitos, entre ellas Batman. Portada de Planet Comics número 53, marzo de 1948, citada por Wertham.

Batman fue uno de los perjudicados por la publicación, en 1954, del libro del psiquiatra Fredric Wertham La seducción del inocente. La obra expone la tesis de que los niños imitan los delitos descritos en las historietas, y por lo tanto Wertham concluyó que este tipo de fábulas corrompe los valores de la juventud. Además, se criticó rigurosamente a numerosas publicaciones, entre ellas las correspondientes a Batman por los supuestos matices de homosexualidad implícitos en la relación de sus protagonistas masculinos.[38]

A finales de los años 1950, los argumentos de Batman adoptaron una temática orientada a la ciencia ficción, en un intento por asemejar el aceptable resultado de otros personajes en su incursión en este género.[39] Con esa nueva orientación, empezaron a aparecer Ace the Bat-Hound (As, el batsabueso) y Bat-Mite, así como aventuras relacionadas con transformaciones de algunas de sus figuras secundarias y la aparición de alienígenas. En febrero de 1960, Batman apareció en el ejemplar número 28 de Brave and the Bold, como nuevo miembro de la Liga de la Justicia, apareciendo posteriormente en varias historietas de la misma serie ese mismo año.

Período del declive (1964-1985)

En 1964 se registró una drástica disminución en las ventas de Batman; Kane dijo al respecto que DC estaba «planeando acabar del todo con el personaje».[41]

Dos años después, en 1966, se estrenó la serie de televisión Batman cuyo éxito incrementó las ventas de la serie literaria, la cual alcanzó un flujo de circulación cercano a las 900.000 copias. Neal Hefti, Nelson Riddle, Billy May y Warren Barker compusieron la banda sonora.[43]

Fotografía de Neal Adams en Comic-Con de 2007.

En 1969, Dennis O'Neil y Neal Adams comenzaron a describir un Batman apegado a las historias originales, brindándole la distinción de «severo vengador de la noche».[49] Poco después se recuperarían de este gran declive

El ascenso del Caballero Oscuro

Una nueva reinvención surgió con la novela gráfica Batman: The Dark Knight Returns de Frank Miller, publicada en 1986. Convertida en uno de los mayores éxitos de la industria,[51] Ese mismo año, O'Neil se convirtió en el editor responsable de Batman y, aprovechando las influencias de la obra de Miller y la miniserie Crisis on Infinite Earths, decidió constituir a Batman como un héroe «más legendario e incomparable». De esta forma, en su primera historia Batman: Año Uno (publicada en los números 404-407, 1987) Frank Miller y el artista gráfico David Mazzucchelli volvieron a considerar el origen del personaje, a partir de una nueva perspectiva.

Al año siguiente, Alan Moore y el dibujante Brian Bolland siguieron estas pautas e hicieron su colaboración en la novela gráfica Batman: The Killing Joke, enfocándose en The Joker e inspirándose en los detalles visuales y narrativos de la edición Año Uno. La historia relata la hazaña de este criminal en su intento por volver loco al oficial James Gordon. Para ello, deja lisiada a su hija Barbara y termina secuestrándolo, para torturarlo física y mentalmente. Meses después, DC Comics, consciente de la impopularidad del personaje secundario Jason Todd (identidad secreta del segundo Robin) con los fanáticos e inspirada en las referencias a un Todd muerto en Batman: The Dark Knight Returns, habilitó una línea telefónica disponible para definir el futuro del personaje. Las votaciones se hicieron justo después de la publicación del relato en donde Todd y su madre se hallan secuestrados en un almacén, teniendo un efecto directo en los siguientes números (en el caso anterior, más de 10 000 llamadas se tomaron en cuenta y, por un breve margen de 28 votos, los lectores convinieron en su muerte ocasionada por The Joker, la cual se halla narrada en la edición Batman: Una muerte en la familia).[52] En Una muerte en la familia, resulta destacable añadir que, aun cuando El Joker ha sido responsable de varias muertes desde su introducción, Batman toma el homicidio de Todd como un asunto meramente personal por lo que considera inclusive asesinar a The Joker, deslindándose así de sus códigos de moralidad que le han caracterizado.

Tim Burton dirigió la exitosa película de 1989, Batman.

En 1989 se estrenó la película Batman, dirigida por Tim Burton y protagonizada por Michael Keaton. La adaptación logró recaudar una considerable cantidad de dinero a nivel internacional, incrementando a su vez la popularidad del personaje. Incluso, llevaría a la publicación de una nueva serie, Legends of the Dark Knight, cuyo primer tomo vendió alrededor de un millón de copias.[53] Un par de años después, Batman protagonizó el crossover Batman: Knightfall ( 1993). En su incursión, el villano Bane hiere de gravedad a Bruce Wayne, por lo cual Azrael (cuya identidad secreta es Jean-Paul Valley) debe sustituirlo como el nuevo guardián de Gotham City. En 1999 se lanzó el crossover Batman: No Man’s Land, en donde se describieron los efectos de un gran sismo en Gotham City, y en 2003 Jeph Loeb y Jim Lee crearon Batman: Hush, donde a lo largo del año que duró la edición se concentraron en el concepto del villano Hush, recuperando finalmente la alianza entre Batman y Robin. Su trabajo logró ser reconocido como la edición más vendida desde el volumen número 500 (octubre de 1993). En esa misma época, Jeph Loeb se destacó por su contribución en Batman junto a su colaborador Tim Sale, siendo el responsable de dos series limitadas ( Batman: The Long Halloween y Batman: Dark Victory) en donde aparecerían algunos de los antagonistas más recurrentes en la franquicia (notablemente Dos Caras).

Por otra parte, Jim Lee colaboró nuevamente con Miller en All Star Batman and Robin the Boy Wonder, referida como la más vendida de las publicaciones de DC en 2005. Sin embargo, la serie recibió duras críticas por parte de la prensa especializada debido al texto, en donde se presenta a Batman como un personaje violento, cruel y psicópata, excitado por su propio sadismo hacia los criminales y reflexivo sobre las lesiones que inflige.[59]

En 2010, Wayne viajó a través de la historia en la serie Batman: The Return of Bruce Wayne, hasta regresar a la época contemporánea. Tras su regreso, reclamó de nuevo su oficio como Batman, aunque le permitió a Grayson seguir ocupando su lugar como el Caballero Oscuro por un tiempo.[64]

Other Languages
Afrikaans: Batman
العربية: باتمان
asturianu: Batman
azərbaycanca: Betmen (komiks)
беларуская: Бэтмен
български: Батман
brezhoneg: Batman
bosanski: Batman
català: Batman
нохчийн: Бэтмен
کوردیی ناوەندی: باتمان (پاڵەوان)
čeština: Batman
Cymraeg: Batman
dansk: Batman
Deutsch: Batman
Ελληνικά: Μπάτμαν
English: Batman
Esperanto: Batman
eesti: Batman
euskara: Batman
فارسی: بتمن
suomi: Batman
Võro: Batman
français: Batman
Gaeilge: Batman
galego: Batman
עברית: באטמן
हिन्दी: बैटमैन
hrvatski: Batman
magyar: Batman
Հայերեն: Բեթմեն
interlingua: Batman
Bahasa Indonesia: Batman
Ido: Batman
íslenska: Batman
italiano: Batman
日本語: バットマン
Basa Jawa: Batman
ქართული: ბეტმენი
қазақша: Бэтмен
kalaallisut: Batman
한국어: 배트맨
Latina: Batman
Lëtzebuergesch: Batman
lietuvių: Betmenas
latviešu: Betmens
Malagasy: Batman
Baso Minangkabau: Batman
македонски: Бетмен
മലയാളം: ബാറ്റ്മാൻ
मराठी: बॅटमॅन
Bahasa Melayu: Batman
Nederlands: Batman (personage)
norsk bokmål: Batman
occitan: Batman
ਪੰਜਾਬੀ: ਬੈਟਮੈਨ
polski: Batman
Piemontèis: Batman
پنجابی: باتمان
português: Batman
română: Batman
русский: Бэтмен
sardu: Batman
Scots: Batman
srpskohrvatski / српскохрватски: Batman
Simple English: Batman
slovenčina: Batman (komiks)
slovenščina: Batman
shqip: Batman
српски / srpski: Бетмен
svenska: Batman
தமிழ்: பேட்மேன்
Tagalog: Batman
татарча/tatarça: Бэтмен
українська: Бетмен
Tiếng Việt: Người Dơi
Winaray: Batman
ייִדיש: בעטמען
中文: 蝙蝠俠
粵語: 蝙蝠俠