Batalla del Ródano

Batalla del Ródano
Segunda guerra púnica
Rhône, château de Beaucaire.jpg
FechaFinales de septiembre,[1]218 a. C.
LugarRío Ródano, Francia
ResultadoVictoria cartaginesa
Beligerantes
CartagoVolcos
Comandantes
Aníbal BarcaDesconocido
Fuerzas en combate
38 000 de infantería
8000 de caballería
37 elefantes
Desconocidas
Bajas
DesconocidasDesconocidas

La batalla del Ródano fue un enfrentamiento que tuvo lugar en otoño del 218 a. C., durante la segunda guerra púnica, entre el ejército de Aníbal Barca que avanzaba hacia Roma y la tribu gala de los volcas, que defendían la ribera este del río Ródano.

Los volcas, bajo la tutela del ejército romano, acamparon en las inmediaciones de Massalia (actualmente Marsella), intentando evitar que los cartagineses cruzaran el río e invadieran Italia. Los cartagineses, por su parte, planearon rodear a los galos y antes de cruzar el río enviaron un destacamento bajo el mando de Hannón, para cruzar el río por otro punto y tomar posiciones detrás de los volcas. Cuando este indicó mediante señales de humo a Aníbal que la emboscada estaba preparada, el general cartaginés ordenó al grueso de sus fuerzas que cruzara el río. Al posicionarse los galos para enfrentarse a él, Hannón los atacó por la retaguardia y fueron derrotados. Aunque la batalla no se libró contra los romanos, el enemigo principal de los cartagineses durante las guerras púnicas, el resultado de la batalla fue decisivo pues de haber sido detenidos los cartagineses en el Ródano, la invasión de Italia no habría tenido lugar ese año. Esta fue la primera gran batalla que Aníbal libró fuera de la península Ibérica.

Preparativos

Preparativos púnicos

Cartago y Roma estaban en el proceso de movilización de sus recursos para el conflicto. Aníbal dirigió las operaciones púnicas, mientras que el Senado romano decidió el despliegue de las fuerzas romanas.

Aníbal había despedido a su ejército a sus cuarteles de invierno después del sitio de Sagunto. Cuando el ejército se reunió en el verano de 218 a. C., Aníbal dejó 15.000 soldados y 21 elefantes[5]​ El contingente en Iberia de la marina de guerra púnica numeraba 50 quinquerremes (sólo 32 fueron tripulados) y 5 trirremes, que permanecieron en las aguas nacionales. Cartago movilizó por lo menos 55 quinquerremes para inmediatas incursiones en Italia y Sicilia.

Preparativos romanos

La armada romana ya había sido movilizada para el año 218 a. C., después de haber lanzado 220 quinquerremes,[7]​ Los galos de las tribus boio e insubro en el norte de Italia habían atacado las construcciones de los colonos romanos de Plasencia y Cremona, y habían acorralado a una pequeña fuerza romana de ayuda en Mutina. Dos de las cuatro legiones originalmente destinados a Escipión fueron enviadas al pretor Manlio Vulsón para el auxilió de Mutina y la construcción de las colonias, que debían ser un castro. Legiones nuevas se reclutaron para reemplazar a estas, lo que retrasó la salida de Escipión.