Batalla del Portete de Tarqui

Batalla del Portete de Tarqui
Guerra grancolombo-peruana
CAMBIO DE GUARDIA (20275353118).jpg
Grupo de Caballería Escolta Presidencial Granaderos de Tarqui, ceremonia del cambio de guardia, Palacio del Barón de Carondelet en Quito
Fecha27 de febrero de 1829
LugarPortete de Tarqui, cerca de Cuenca, Gran Colombia.
ResultadoVictoria parcial grancolombina sobre una avanzada peruana y sin resultados decisivos. Convenio de Girón.
Beligerantes
Bandera de la Gran Colombia Gran ColombiaBandera del Perú Perú
Comandantes
Bandera de la Gran Colombia Antonio José de Sucre
Bandera de la Gran Colombia Juan José Flores
Bandera del Perú José de La Mar
Bandera del Perú Agustín Gamarra
Fuerzas en combate
Estimación antigua:
4.600[2]
(probablemente 5.000)[3]
(1.500 infantes y 100 jinetes traídos por Sucre)[4]
Estimación moderna:
5.000[5]
(3.800 infantes y 600 jinetes)[6]
Estimación antigua: 8.400[2]
(probablemente 8.000)[3]


Estimación moderna:
5.000[6]
4.500.[7]
Bajas
Fuentes grancolombianas:
54 muertos y 200 heridos[6]


Fuentes peruanas:
800 muertos y heridos[8]
Fuentes grancolombianas:
1.500 muertos, 1.000 heridos (reducidos a 2.500 a causa de las deserciones)[4]
Fuentes peruanas:
1.200 entre muertos y heridos[8]

La batalla de Tarqui se libró el 27 de febrero de 1829 en el llamado Portete de Tarqui, a pocos kilómetros de Cuenca (actual Ecuador), entre tropas de la Gran Colombia, comandadas por Antonio José de Sucre y Juan José Flores, y tropas peruanas comandadas por José de La Mar.

Antecedentes

El 15 de julio de 1821, se declaró en Lima la independencia política del Perú, la cual fue proclamada por José de San Martín en la Plaza de Armas de Lima, el 28 de julio. Sin embargo en la Sierra Central y en el Sur del Perú los realistas aun permanecían. La liberación definitiva del territorio peruano se consiguió en los campos de Junin y Ayacucho habiendo intervenido en esas acciones de armas el ejército de la Gran Colombia, al mando de Simón Bolívar quien mostró interés en participar en la liberación del Perú porque necesitaba terminar con la amenaza realista que existía aun en Sudamérica y que estaba concentrada en el Perú.

Luego de la Batalla de Ayacucho, última batalla librada en Sudamérica entre los bandos Realista (Corona Española) y las tropas independentistas (Patriotas); el Perú continuaba gobernado por Simón Bolívar como dictador del Perú, además, todavía estaba acantonada en Lima la 3.ª División del ejército colombiano que si bien había llegado para participar en la campaña liberadora del Perú al haber concluido dicha campaña la presencia de la III División colombiana ya no tenía razón de ser. Bolívar tuvo de dejar Lima en 1826, para solucionar los graves problemas que se presentaban en la Gran Colombia lo que fue aprovechado por destacados miembros del gobierno y el ejército peruano para eliminar la influencia bolivariana en el Perú, y volver a incluir dentro del territorio nacional a la nueva República de Bolivia (el antiguo Alto Perú) que fuera separada del Perú por Bolívar, defender el territorio peruano frente a las ambiciones que Bolívar tenía sobre Tumbes, Jaén y Maynas y dejar a la ciudad de Guayaquil para que libremente se exprese por su destino, sin la coacción colombiana.[9]

En junio de 1827 las elecciones legislativas proclamaron presidente del Perú al Mariscal José de La Mar que, residiendo inicialmente en Guayaquil, tenía fuertes intereses comerciales.

Other Languages