Batalla del Mar del Coral

Batalla del mar del Coral
Parte de la Campaña de Nueva Guinea
en la Segunda Guerra Mundial
Shoho g17026.jpg
El Shoho, ya ardiendo, alcanzado por un torpedo.
Fecha 7 al 8 de mayo de 1942
Lugar Mar del Coral
Coordenadas 16°16′00″S 162°20′00″E / -16.266666666667, 16°16′00″S 162°20′00″E / 162.33333333333
Resultado Victoria táctica japonesa[1]
Beligerantes
Bandera de Estados Unidos  Estados Unidos
Bandera de Australia  Australia
Bandera de Japón  Japón
Comandantes
Bandera de Estados Unidos Frank J. Fletcher
Bandera de Australia John Crace
Bandera de Estados Unidos Thomas C. Kinkaid
Bandera de Estados Unidos Aubrey Fitch[2]
Bandera de Estados Unidos George Brett
Bandera de Japón Shigeyoshi Inoue
Bandera de Japón Takeo Takagi
Bandera de Japón Chūichi Hara[2]
Bandera de Japón Kiyohide Shima
Bandera de Japón Aritomo Gotō
Fuerzas en combate
2 portaaviones
8 cruceros
13 destructores
128 aviones[3]
2 petroleros
2 portaaviones
1 portaaviones ligero
6 cruceros
6 destructores
127 aviones[5]
Bajas
1 portaaviones
1 destructor
1 petrolero
1 portaaviones dañado
69 aviones[6]
656 muertos[7]
1 portaaviones ligero
1 portaaviones dañado
92 aviones[8]
966 muertos[9]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla del mar del Coral fue una batalla naval entre Japón y fuerzas aliadas, principalmente de la Armada de los Estados Unidos, librada en mayo de 1942 en el mar del Coral. Fue una de las batallas clave del Teatro Asiático en la Segunda Guerra Mundial y significó el primer fracaso de una ofensiva nipona. Aunque los japoneses infligieron bajas importantes a los estadounidenses, sus propias pérdidas les impidieron ejecutar la Operación Mo, la invasión de Port Moresby. Además, dos portaaviones japoneses que participaron en la batalla resultaron dañados y no pudieron participar en la batalla de Midway, la cual marcaría un punto de inflexión en el curso de la guerra en el Pacífico.

La batalla del mar del Coral fue la primera batalla de portaaviones en la historia, así como la primera en la que las fuerzas navales nunca se vieron directamente, ni estuvieron al alcance de la artillería enemiga.[10]

Antecedentes

Durante la Era Meiji, Japón experimentó un rápido proceso de industrialización y modernización del ejército, alejándose del aislacionismo que había definido su política exterior por siglos. Después de derrotar al Imperio Chino en la Primera Guerra Sino-Japonesa y al Imperio ruso en la Guerra Ruso-Japonesa, la pequeña nación asiática ocupó Formosa, Corea y fue extendiendo su influencia por el norte de China. Finalmente, llegó a controlar casi toda Manchuria, y creó un nuevo Estado en la región, Manchukuo, instaurando como emperador al destronado Puyi, antiguo emperador de toda China.

En 1937, estalló la Segunda Guerra Sino-Japonesa, y Japón inició un avance hacia el sur, apoderándose de la Indochina francesa en 1940. Deseoso de expulsar a los japoneses de China, Estados Unidos practicó un embargo de materias primas importantes sobre Japón, donde destacaba el bloqueo de la importación de crudo. El Imperio británico y el imperio holandés se hicieron eco de este embargo, dejando a Japón en la disyuntiva de abandonar la idea de ser una potencia mundial, o declarar la guerra a estas naciones.

El 7 de diciembre de 1941, Japón ejecutó el famoso ataque a Pearl Harbor, iniciando la Guerra del Pacífico. Haciendo uso del factor sorpresa, Japón pudo ocupar Filipinas, Malasia, Hong Kong y las Indias Orientales Holandesas. Esta última contaba con enormes reservas de petróleo.

La facilidad con que los japoneses consiguieron sus objetivos al comienzo de la guerra ocasionó que la Armada Imperial Japonesa demandase una nueva estrategia más agresiva. En este punto, la mayor pérdida registrada por la Armada era un destructor, y oficiales navales llegaron a sugerir futuras operaciones contra Hawái, Australia e India.[11]

El 7 de marzo de 1942, el almirante Takasumi Oka sugirió en una reunión conjunta, el corte de la línea de suministro estadounidense hacia Australia y la posterior invasión de esta última. El general Moritake Tanabe, del Ejército Imperial Japonés, se opuso al plan de la Armada. El Ejército deseaba fortalecer las ganancias con una poderosa red defensiva y daba prioridad a la guerra en China. El debate continuó por dos semanas, hasta que el Ejército y la Armada llegaron a un acuerdo.[12] La Armada renunció a la invasión de Australia y se limitó a la invasión de Port Moresby, en Nueva Guinea. Posteriormente, se añadió la invasión de Samoa, Fiyi y Nueva Caledonia.

Se planificó entonces la Operación Mo, cuyo objetivo era desembarcar tropas en el pequeño pueblo de Port Moresby. Nueva Guinea estaba ocupada casi en su totalidad por Japón, excepto en el sureste, donde se encontraba el pueblo, defendido por tropas australianas. El exitoso desembarco finalizaría rápidamente la campaña de Nueva Guinea y pondría en peligro al norte de Australia.[13] El vicealmirante Shigeyoshi Inoue fue nombrado Comandante en Jefe de la operación.

El 3 de mayo de 1942, los japoneses empezaron a desembarcar en Tulagi, una isla frente a Guadalcanal, con el objetivo de construir una base de hidroaviones. Una fuerza naval pequeña cubría directamente el desembarco, pero a la distancia se encontraba otra flota compuesta por cuatro cruceros pesados, un destructor y un portaaviones ligero, el Shōhō, al mando del contraalmirante Aritomo Gotō. Gotō tenía órdenes de dirigirse hacia el oeste cuando terminase el desembarco, para cubrir el desembarco de Port Moresby, que se debía realizar el 10 de mayo. Otra flota, bajo el mando del vicealmirante Takeo Takagi y compuesta por dos cruceros pesados, seis destructores y dos portaaviones, el Zuikaku y el Shōkaku, debía dirigirse al mar del Coral durante el desembarco de Tulagi, pero antes debía despachar nuevos aviones a Rabaul.

Sin embargo, los criptoanalistas estadounidenses lograron obtener muchos detalles de la Operación Mo, y el almirante Chester Nimitz envió a la Fuerza operativa 17 a defender Port Moresby. Esta fuerza, comandada por el contraalmirante Frank Jack Fletcher, estaba compuesta por seis cruceros pesados, dos cruceros ligeros, once destructores y dos portaaviones, el USS Lexington y el USS Yorktown. Nimitz había sido informado que hasta cinco portaaviones japoneses podían intervenir en la operación, por lo que deseó que vinieran sus otros dos portaaviones, el USS Enterprise y el USS Hornet, desde Pearl Harbor. Sin embargo, concluyó que jamás llegarían a tiempo para la batalla y no los llamó. Para compensar la probable inferioridad numérica de aviones, Nimitz solicitó el apoyo de los aviones del general Douglas MacArthur, estacionados en Australia y Nueva Guinea.

Para justificar su decisión de atacar una flota que podría ser dos veces mayor que la suya, Nimitz viajó a San Francisco para reunirse con el almirante Ernest King y explicar su punto de vista. Nimitz pronosticó acertadamente que los japoneses dividirían sus fuerzas y que Fletcher podría explotar esto a su favor. Aunque King no tenía muchos problemas con la estrategia, sí tenía desconfianza en Fletcher, a quien culpaba por la pérdida de Wake.[14] Solamente la intervención de Nimitz logró mantener a Fletcher en el mando.

El 4 de mayo, la fuerza de invasión japonesa zarpó hacia Port Moresby desde Rabaul, que había sido transformada en una importante base naval y aérea desde su captura por Japón, en enero de ese mismo año. El convoy, conformado por catorce transportes, era escoltado por un crucero ligero y seis destructores.

Cuando Fletcher se enteró de la presencia de japoneses en Tulagi, envió 99 aviones del Yorktown para atacar a las fuerzas de desembarco enemigas. El Lexington todavía no se encontraba en el mar del Coral, por lo que no pudo participar. Los aviones lograron destruir dos dragaminas, un transporte, cinco hidroplanos y dañar un destructor; pero no pudieron neutralizar a las tropas en tierra y no encontraron a la flota de Gotō, que ya había zarpado en dirección a Port Moresby. Debido a este ataque, los japoneses comprobaron la presencia de portaaviones en el mar del Coral, y se hizo necesaria la presencia de la flota de Takagi para hacer frente a esta amenaza. Esta flota ya debería haber estado cerca de Tulagi, pero el mal tiempo imposibilitó el despacho de los aviones a Rabaul, y se retrasó.[15] Este retraso previno que los dos portaaviones nipones de Takagi atacaran al Yorktown.

Durante el 5 de mayo, Fletcher pasó el resto del día abasteciendo a su flota; ya que estaba convencido que la flota nipona estaría muy al noroeste, rumbo a Port Moresby.[16] Durante el 6 de mayo, las fuerzas de portaaviones estuvieron buscándose sin éxito. Fletcher se dirigía hacia Nueva Guinea, mientras que Takagi se encontra al noreste de su enemigo. Sin embargo, en un momento, las fuerzas de Takagi y Fletcher llegaron a estar a 110 km de distancia, sin que ninguno lo supiera.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Pertempuran Laut Karang
日本語: 珊瑚海海戦
한국어: 산호해 해전
norsk bokmål: Slaget i Korallhavet
Simple English: Battle of the Coral Sea
slovenščina: Bitka v Koralnem morju