Batalla del Garellano (1503)

Batalla del Garellano (1503)
la segunda guerra de Nápoles
Batalla del Garellano (1503) 01.png
Esquema de la batalla
Fecha 2829 de diciembre de 1503
Lugar Cerca de Gaeta ( Latina, Italia)
Coordenadas 41°13′00″N 13°34′00″E / 41.2167, 41°13′00″N 13°34′00″E / 13.5667
Resultado Victoria decisiva española
Beligerantes
Pavillon royal de la France.png Francia Pendón heráldico de los Reyes Catolicos de 1492-1504.svg España
Comandantes
Pavillon royal de la France.png Marqués de Saluzzo Pendón heráldico de los Reyes Catolicos de 1492-1504.svg El "Gran Capitán"
Bartolomeo d'Alviano
Fuerzas en combate
25.000 15.000
Bajas
4.000 muertos
4.000 desaparecidos y prisioneros
900
[ editar datos en Wikidata]

La batalla del Garellano, también llamada del río Garellano, Garigliano o río Garigliano ( 28 y 29 de diciembre de 1503), fue un enfrentamiento bélico entre tropas francesas y españolas durante la segunda guerra de Nápoles, con victoria de las segundas, entre las orillas del río Garellano y Gaeta ( provincia de Latina, Lacio, Italia).

Antecedentes

La batalla del Garellano es un episodio clave de la segunda guerra de Nápoles, y dentro de ésta, de su tercera y última parte, llamada en ocasiones Campaña del Garellano, que comienza a mediados de junio de 1503 con la entrada de un nuevo ejército francés en Italia y termina el 1 de enero de 1504 con su capitulación en Gaeta y la consiguiente firma del tratado de Lyon ( 31 de marzo de 1504).

La mencionada incursión gala, ordenada por el rey Luis XII, tuvo lugar cuando Gonzalo Fernández de Córdoba (llamado El Gran Capitán), general de los ejércitos españoles en Italia, se disponía a tomar la fortaleza de Gaeta con el fin de desalojar definitivamente al enemigo del Reino de Nápoles. La nueva amenaza le obligó a realizar un repliegue táctico hacia el este del río Garellano, en cuyas cercanías ocupó varias plazas fuertes ( San Germano, Montecasino, Roccasecca) con las que articuló un sistema defensivo para frenar el avance de los franceses. Cosa que logró hasta en tres ocasiones, en las que frustró sendos intentos de aquellos de atravesar el río.

A mediados de noviembre de 1503, los ejércitos español y francés (éste al mando de Luis II, marqués de Saluzzo, que acababa de relevar en el puesto al duque de Nemours) se encontraban todavía separados por el río. La situación se había estancado y ambos contendientes ocupaban unas pocas posiciones cerca de la orilla, en terrenos pantanosos, enfangados e insalubres, y sufriendo la lluvia, el frío, las enfermedades, la demora en las pagas y el hambre. Esto último era más acuciante en el bando español, que tenía mayores dificultades para hacer llegar los suministros al frente, mientras que los franceses podían recibirlos desde el mar a través de su plaza fuerte de Gaeta. La situación durante las seis semanas anteriores aproximadamente a la batalla fue la de una guerra de trincheras, con escaramuzas y a la espera de un inminente final: o bien la retirada o bien un enfrentamiento definitivo.

Other Languages