Batalla del Frígido

Batalla del Frígido
Janez Vajkard Valvasor - Bitka med Teodozijem in Evgenijem.jpg
La batalla en un grabado de Janez Vajkard Valvasor (1689).
Fecha 56 de septiembre de 394
Lugar Ribera del río Frígido, Eslovenia
Coordenadas 45°52′13″N 13°56′10″E / 45.870411, 45°52′13″N 13°56′10″E / 13.936156
Resultado Victoria visigótico-oriental
Consecuencias Teodosio reunifica el Imperio bajo su mando
Beligerantes
Imperio oriental
Visigodos
Imperio occidental
Francos
Comandantes
Teodosio I el Grande
Estilicón
Alarico
Eugenio  
Arbogastes  
Fuerzas en combate
Se presupone 60 000, en realidad desconocidas
incluidos 20 000 godos[1]
Desconocidas
Bajas
10 000 visigodos[2] Casi totales
[ editar datos en Wikidata]

La batalla del Frígido, también llamada la batalla del río Frígido, tuvo lugar entre el 5 al 6 de septiembre de 394, entre el ejército del emperador del este Teodosio I y el ejército del usurpador Eugenio.

La derrota de Eugenio y de su comandante, el magister militum franco Arbogastes, puso al imperio entero en las manos de un solo emperador por última vez en la historia. La batalla era la última tentativa de disputar la cristianización del imperio, su resultado decidió el destino del cristianismo en el Imperio occidental.

Antecedentes

El Senado romano, mayoritariamente pagano, se había ido enfrentando con los emperadores cristianos tanto en Constantinopla como Milán durante más de dos generaciones, desde que Constantino I reconociera la fe cristiana y Teodosio I el Grande la convirtiera en la religión oficial del Estado. Los senadores enviaron cartas y defendieron una vuelta al paganismo, a menudo alegando la protección y la buena fortuna que los viejos dioses romanos habían concedido a Roma desde sus principios como ciudad-estado. Por su parte, los emperadores cristianos acentuaron la primacía del cristianismo, aunque no todos en la misma medida. Este choque entre las dos religiones principales del mundo romano era en su mayor parte una discusión académica, sin amenazas de sublevaciones armadas.

El 15 de mayo de 392, el emperador occidental Valentiniano II fue encontrado ahorcado en su residencia de Vienne, Galia. Valentiniano, que en su época demostró un cierto favoritismo por el arrianismo, había continuado la política imperial de suprimir los restos paganos para favorecer los intereses cristianos. Esta política había dado lugar a tensiones en aumento entre el emperador y los senadores paganos.

Cuando el emperador oriental Teodosio oyó las noticias de la muerte de Valentiniano II, Arbogastes, que era magister militum y ejercía el poder de facto del magister del Imperio occidental, le informó que el joven emperador se había suicidado.

Las tensiones entre las dos mitades del imperio crecieron durante el verano. Arbogastes hizo varias tentativas de dialogar con Teodosio, pero al parecer sin éxito y solo llegando a los oídos del prefecto del pretorio oriental Rufino. Las respuestas que Arbogastes recibió de Rufino eran inútiles. El propio Teodosio tenía la creencia cada vez mayor de que Valentiniano había sido asesinado, en gran parte porque convencieron a su esposa Gala de que la muerte de su hermano fue causada por traición.

Por su parte, Arbogastes tenía pocos amigos en la corte del este. Su principal aliado era su tío Ricomero, pero él sufría una enfermedad mortal. Pareciera cada vez más probable que en cualquier momento Teodosio se decidiría sobre si declararle la guerra a Arbogastes, por lo que éste decidió hacer el primer movimiento.

El 22 de agosto de ese año, Arbogastes elevó a Flavio Eugenio, magister scriniorum de la corte imperial occidental, a la púrpura. Eugenio era un erudito muy respetado en retórica, y un aspirante mejor al trono que el propio Arbogastes. Su ascensión fue apoyada por muchos de los miembros paganos del senado romano. Sin embargo, algunos senadores, principalmente Quinto Aurelio Símaco, estaban inquietos con esta acción.

Efigie de Eugenio en una moneda. El gobernante de Occidente cayó prisionero después de la batalla, ejecutado, y su cabeza paseada por el campamento de Teodosio.

Después de su elevación a emperador, Eugenio situó a varios senadores paganos importantes en los puestos clave del gobierno occidental. También apoyó un movimiento pagano, concediéndole reconocimiento oficial y restaurando importantes templos paganos tales como el Altar de la Victoria y el Templo de Venus y Roma. Estas acciones se ganaron la críticas de Ambrosio contra Eugenio e hicieron poco para enderezar las relaciones con Teodosio.

Como cristiano, Teodosio se encolerizó con el renacimiento pagano que ocurría bajo el reinado de Eugenio. Además estaba la muerte de Valentiniano, que no había sido resuelta. Por si fuera poco, Eugenio había quitado a todos los oficiales civiles designados por Teodosio cuando él había dado la mitad occidental del imperio a Valentiniano II, de modo que había perdido el control del Imperio romano occidental.

Cuando una embajada occidental llegó a Constantinopla para solicitar que Eugenio fuese reconocido como el Augusto occidental, Teodosio se mantuvo neutral, aunque los recibió con presentes y promesas vagas. Si se había decidido ya sobre una ofensiva contra Eugenio y Arbogastes no está claro. Sin embargo, después de declarar a su hijo de dos años Honorio como el emperador de Occidente en enero de 393, Teodosio finalmente resolvió invadir el oeste.

Other Languages