Batalla del Delta

Batalla del delta del río Nilo
Invasión de los Pueblos del Mar
Seevölker.jpg
Batalla del Delta. Bajorrelieve del templo de Medinet Habu
Fecha c. 1178 a. C. o 1175 a. C.
Lugar Delta del Nilo
Coordenadas 30°54′00″N 31°07′00″E / 30.9, 30°54′00″N 31°07′00″E / 31.1167
Resultado Victoria pírrica egipcia
Beligerantes
Imperio Nuevo Egipcio Pueblos del Mar
Comandantes
Ramsés III, faraón egipcio Desconocido
Fuerzas en combate
Desconocidos Desconocidos
Bajas
Desconocidas Desconocidas (considerablemente mayores)[1]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla del delta del río Nilo es la primera batalla naval registrada de la historia. Fue un cruel enfrentamiento entre los Pueblos del Mar y la flota egipcia al mando de Ramsés III , ocurrida en el año 1178 a. C. o 1175 a. C.[3]

El conflicto se produjo en algún lugar frente a las costas de la región oriental del Delta del Nilo y en parte en las fronteras del Imperio egipcio en Siria, aunque su ubicación exacta se desconoce. La batalla está registrada en los muros exteriores del templo funerario del faraón Ramsés III en Medinet Habu.

Antecedentes históricos

Los Pueblos del Mar eran una amalgama formada tjeker, peleset, sherdan y otros. En el siglo XII a. C. invadieron el Oriente Medio, arrasaron el Imperio hitita y destruyeron y saquearon su capital, Hattusa. También atacaron Siria y Canaán, donde muchas ciudades fueron incendiadas, así como Chipre y su capital, saqueada. Es evidente que su objetivo final era encontrar una tierra rica, y Egipto parecía una elección perfecta. El ataque de los Pueblos del Mar fue probablemente la mayor amenaza a que el Antiguo Egipto se enfrentó nunca, ya habían destruido al imperio hitita cuando lo atacaron; Los relieves de Medinet Habu representan a decenas de familias de los Pueblos del Mar en las fronteras del Imperio egipcio en Siria, donde Ramsés III les hizo frente en una batalla terrestre el año 8 de su reinado para poner fin a la marea de gente que arremetía contra la región oriental de su imperio. Ilustra el hecho de que el conflicto estaba en parte producido por una gran migración para conquistar y colonizar Egipto y su imperio asiático la opinión del hititólogo Trevor Bryce:

"Los guerreros peleset y Tjekker guerreros que lucharon en la batalla terrestre [en contra de Ramsés III, en Siria] están acompañados en los relieves por las mujeres y los niños, que van cargados en carros de bueyes".[4]

La gravedad de la crisis a que se enfrentan los Estados del Cercano Oriente la resume Ammurapi, el último rey de Ugarit, que escribió varias cartas pidiendo la ayuda de Eshuwara, el rey de Alasiya. Amurapi pone de relieve la desesperada situación a que se enfrenta en la carta Ugarit RS 18.147:

"Mi padre [Eshuwara], he aquí, que los barcos del enemigo vinieron (aquí); mis ciudades (?) Fueron quemadas, e hicieron cosas malas en mi país. ¿No sabe mi padre que todas mis tropas y carros (?) están en la tierra de Hati, y todos mis barcos están en la tierra de Luka? ... Así el país está abandonado a sí mismo. Mi padre debe saberlo: los siete barcos del enemigo que llegaron aquí nos han causado mucho daño".[5]
Inscripciones en el muro del templo de Medinet Habu.

Ramsés III describe un gran movimiento de gentes en el este del Mediterráneo, que causó una destrucción masiva de las antiguas potencias del Levante, Chipre y Anatolia:

"Los países extranjeros se conjuraron en sus islas. Fueron desalojados y dispersados en batalla todos los países a la vez, y ningún país podía resistir ante sus armas, empezando por Hatti, Kode, Karkemisch y Alasiya (...) Se organizó un campamento en un sitio de Amurru, y asolaron a su pueblo como si jamás hubieran existido. Vinieron, la llama preparada delante de ellos, hacia Egipto. Su confederación consistía en Peleset, Tjekker, Schakalesch, Danu y Ueschesch, países unidos (...) (KRI V, 39-40)".
"Las tierras fueron asoladas en la refriega. Ningún pueblo podía ante sus armas, Hati, Kode, Carchemish, Arzawa, Alasiya, es el momento de acabar con ello".[6]

Todas las civilizaciones del Mediterráneo fueron destruidas por el ataque de los Pueblos del Mar, y sólo los egipcios fueron capaces de resistir su ataque. Sin embargo, resultó ser una victoria pírrica, porque Egipto quedó tan debilitado que nunca volvió a ser tan poderoso como antes de la invasión. El conflicto con los Pueblos del Mar también agotó su economía, por eso los egipcios solían decir que la muerte viene desde el otro lado de los mares.

Other Languages