Batalla del Cabo de San Vicente (1797)

Batalla del Cabo de San Vicente
Guerra anglo-española (1796-1802)
Guerras Revolucionarias Francesas
Cleveley, Cape St Vincent.jpg
Final de la batalla, a la derecha el buque español Salvador del Mundo apresado
Fecha 14 de febrero de 1797
Lugar Cabo de San Vicente ( Algarve, Portugal)
Coordenadas 37°01′30″N 8°59′40″O / 37.025, 37°01′30″N 8°59′40″O / -8.9944444444444
Resultado Victoria británica
Beligerantes
Union flag 1606 (Kings Colors).svg Reino Unido Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Reino de España
Comandantes
Naval Ensign of the United Kingdom.svg John Jervis Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg José de Córdova y Ramos
Fuerzas en combate
Royal Navy
• 15 navíos de línea
• 4 fragatas
• 2 balandros
• 1 cúter
Armada Española
• 24 navíos de línea
• 7 fragatas
• 1 bergantín
• 4 urcas
Bajas
193 muertos
397 heridos[1]
390 muertos
454 heridos
2660 prisioneros
4 navíos de línea capturados[1]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla del Cabo de San Vicente fue un combate naval que se desarrolló el 14 de febrero de 1797 frente al cabo de San Vicente, en el extremo occidental de la costa portuguesa del Algarve. España se encontraba en aquel momento aliada a la Francia revolucionaria merced al Tratado de San Ildefonso, que la comprometía a enfrentarse a Inglaterra en el marco de las Guerras Revolucionarias Francesas.

La escuadra española, formada por 27 navíos de línea, 11 fragatas y un bergantín, con un total de 2638 cañones, partió de Cartagena en febrero de 1797 al mando del teniente general José de Córdova. Entre los buques de la flota española se encontraba el Santísima Trinidad, entonces el mayor buque de guerra del mundo, con 136 cañones y el único con cuatro cubiertas de artillería. Poco antes de su llegada a Cádiz fueron sorprendidos por un fuerte temporal, al tiempo que la flota inglesa, con 15 navíos de línea, cuatro fragatas, dos balandros y un cúter, con un total de 1430 cañones y al mando de John Jervis, interceptaba a la escuadra española.

El combate

El Infante don Pelayo acude al rescate del Santísima Trinidad.
Nelson recibe la rendición del navío español San José. Obra de Daniel Orme de 1799.

Al amanecer del día 14, los barcos de Jervis se encontraban en posición para enfrentarse a los españoles y viceversa. Fue entonces cuando vio claro que su inferioridad numérica era de dos barcos españoles por cada barco inglés, pero en cualquier caso suponía ya mayor riesgo para los ingleses tratar de evadirse que enfrentarse a la escuadra española, por lo que Jervis se decidió a atacar para tratar de impedir que esta escuadra se uniera a la flota francesa que les esperaba en Brest.

Para ventaja de los ingleses, la escuadra española estaba formada en dos grupos tácticamente mal dispuestos para el combate, mientras que los ingleses conservaban la línea. Jervis ordenó a su flota que pasara entre ambos grupos, lo que optimizaría el uso de los cañones de sus barcos, mientras impedía que la flota española pudiera usar todos los suyos. En todo momento maniobró la flota con el fin de impedir que los barcos españoles pudiesen escapar hacia Cádiz.

Nelson había sido transferido al HMS Captain y se dirigió hacia la retaguardia de la línea española. Desobedeciendo las órdenes de que la línea inglesa maniobrara para acorralar al grupo menor de buques españoles, rompió la formación para perseguir al grupo mayor, colocándose frente a los barcos españoles.

Jervis, aunque veía cómo Nelson desobedecía sus órdenes, envió nuevos buques en su apoyo. Exclamó al ver a Nelson: «¿A dónde va ese loco?».

Other Languages