Batalla de los Llanos del Bagradas

Batalla de los Llanos del Bagradas
Primera guerra púnica
1stPunicWar.gif
Batallas de la primera guerra púnica
Fecha 255 a. C.
Lugar Río Bagradas, cerca del actual Túnez
Coordenadas 36°47′51″N 10°09′57″E / 36.7975, 36°47′51″N 10°09′57″E / 10.1659
Resultado Decisiva victoria cartaginesa
Beligerantes
República romana República cartaginesa
Comandantes
Marco Atilio Régulo   (P.D.G.) Jantipo
Fuerzas en combate
15 000 infantes[2] 12 000 infantes[6]
Bajas
2500 prisioneros[7] Escasas (cifra exacta desconocida), entre ellos 800 mercenarios griegos[8]
[ editar datos en Wikidata]

La batalla de los Llanos del Bagradas, batalla del Bagradas o batalla de Túnez[9] ocurrió en la primavera del año 255 a. C. en el contexto de la primera guerra púnica y terminó en una decisiva victoria cartaginesa.

Antecedentes

La primera guerra púnica tomó un cariz favorable a los romanos desde el principio. Cartago era una potencia naval, y sus ejércitos de tierra (mal entrenados y poco disciplinados tácticamente) no constituían rival para las disciplinadas legiones romanas. Sorprendentemente, Roma logró destruir la flota cartaginesa en la batalla de Ecnomo ( Sicilia, 256 a. C.) y tras la victoria, el cónsul Marco Atilio Régulo navegó hacia África, desembarcando cerca de Cartago con su ejército consular.

Por desgracia para Régulo, la mayor parte de su caballería había naufragado o desembarcado a gran distancia. A pesar de ello, consiguió algunas victorias iniciales frente a los cartagineses, esencialmente en la batalla de Adís, y se dispuso a dar lo que esperaba fuera el golpe de gracia.

Los cartagineses, sin embargo, se habían asegurado los servicios de un general espartano, Jantipo. Aprovechó los ingentes recursos de Cartago para reestructurar el ejército. Entrenó a los soldados en las tácticas de la falange, especialmente adecuada para el combate en las grandes llanuras del Magreb. Hecho esto, ofreció batalla a Régulo quien, deseoso de acabar con la guerra, mordió el cebo.

A mediados de invierno del 255 a. C., los ejércitos se encontraron en los llanos del río Bagradas. Para contrarrestar la primera línea cartaginesa, formada por casi cien elefantes de guerra, Régulo dispuso sus manípulos en una formación más estrecha, lo suficientemente profunda (o al menos eso creía) para contrarrestar la carga. Sin embargo, la caballería de sus flancos era sobrepasada en número en un factor de aproximadamente ocho a uno.

Other Languages