Batalla de Villalar

Batalla de Villalar
Guerra de las Comunidades de Castilla
BatallaDeVillalar.jpg
Óleo de Manuel Pícolo López que muestra la rendición de los líderes comuneros (1887, Palacio del Marqués de Salamanca).[1]
Fecha23 de abril de 1521
LugarVillalar, Castilla
Coordenadas41°33′00″N 5°08′00″O / 41°33′00″N 5°08′00″O / -5.13333
ResultadoVictoria decisiva realista
Beligerantes
RealistasComuneros
Comandantes
Condestable de CastillaJuan de Padilla  Ejecutado
Juan Bravo  Ejecutado
Francisco Maldonado  Ejecutado
Fuerzas en combate
6000 hombres, entre los cuales 400 lanzas y 1000 escopeteros.
Bajas
Indeterminadas200-2000 muertos[nota 1]

La batalla de Villalar fue un enfrentamiento armado librado durante la Guerra de las Comunidades de Castilla que enfrentó el 23 de abril de 1521 en Villalar a las fuerzas realistas partidarias del rey Carlos I de España, capitaneadas por Íñigo Fernández de Velasco y Mendoza, condestable castellano que ejercía de gobernador del reino por la ausencia del monarca,[3]​ y las comuneras de la Santa Junta conformada en Ávila en julio del año anterior.

Las consecuencias del enfrentamiento fueron profundas, ya que la derrota comunera y el ajusticiamiento de sus líderes un día después puso fin casi por completo al conflicto —excepto en Toledo, donde la resistencia se prolongó hasta febrero de 1522—.[4]

Precedentes

El ejército comunero se encontraba acuartelado en la localidad vallisoletana de Torrelobatón, tras haberla tomado en el mes de febrero de 1521. Juan de Padilla mantenía a sus hombres dentro del castillo a la espera de poder partir hacia Valladolid o Toro. Mientras tanto, el ejército del Condestable avanzaba hacia el sur, y el día 21 de abril se instalaba en Peñaflor de Hornija, donde se le unieron las tropas del Almirante y los señores, esperando movimientos del ejército comunero. A su mando figuraban además las fuerzas alistadas en el repartimiento efectuado por el Ayuntamiento de Burgos.

Por otra parte la Santa Junta, establecida en Valladolid, decidió envíar a Padilla los refuerzos que él solicitaba: un contingente de artillería. El regidor Luis Godinez se negó rotundamente ponerse al frente de él, por lo que el puesto terminó siendo detentado el 18 de abril por el colegial Diego López de Zúñiga. La situación de los comuneros en Torrelobatón se tornaba cada momento más critica, por lo que el universitario decidió el día 20 ponerse en marcha con el contingente sin recibir órdenes expresas de la Comunidad.[5]